Publicidad
Para gustos, las cervezas

Para gustos, las cervezas

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Jesús Marín (ACCL) | 11/07/2017 A A
Imprimir
Para gustos, las cervezas
Cerveceros artesanales Las cervezas se clasifican en base al color, pero no solo así. También por la temperatura de fermentación o su lugar de procedencia, entre otros asuntos, que forman un listado inmenso con los diferentes tipos
Continuado con la serie de artículo sobre la cerveza, este martes vamos a hablar acerca de los diferentes estilos de cerveza.

Muchas personas creen que las cervezas se clasifican en base al color de las mismas, nada más lejos de la realidad. Una ‘stout’ es un tipo de cerveza de color negro que tiene poco que ver con una ‘black ipa’, y ninguna de las anteriores se parece a una ‘strong darg ale’, de color marrón muy oscuro prácticamente negro.

Una de las formas más fáciles de clasificar una cerveza en atender a su temperatura de fermentación, así podemos distinguir entre cervezas de fermentación alta (cuya temperatura de fermentación se encuentra entre los 18ºC y los 22ºC), y las cervezas de fermentación baja (temperatura de fermentación entre 7ºC y 12ºC).

Las cervezas de fermentación alta se pueden subdividir en tres grandes bloques: de trigo (cervezas en cuya elaboración se utiliza una gran proporción de este cereal, ya sea malteado o no), ‘ales’ y por último ‘porters’ y ‘stouts’.

Cada uno de estos subgrupos se pueden dividir en varios más, así dentro de los ‘ales’ podemos clasificarlos en función de su origen geográfico, estilo británico (’bitter’, ‘brown ale’, ‘barley wine’, etcétera), estilo alemán (’altbier’, ‘kölsch’, etcétera), estilo belga (abadía, trapenses, ‘saison’, ‘ale roja’, etcétera.

A su vez las cervezas de trigo se podrían clasificar en función de la levadura utilizada, por ejemplo, las cervezas de fermentación espontánea no utilizan una levadura seleccionada si no que fermentan en función de las levaduras salvajes presentes en cada ocasión (quizás las más famosas sean las lámbicas). Otras cervezas de trigo son aquellas en las que se añaden bacterias lácticas dando lugar a cervezas ácidas y refrescantes (’berliner weisse’).

Las cervezas de fermentación baja (o ‘lager’) se caracterizan por ser generalmente secas, con sabor a malta y paladar limpio y redondo, esto las hace una bebida refrescante ideal para apagar la sed, de ahí su enorme popularidad en el mercado cervecero mundial.

Una forma de clasificar las ‘lagers’ es atender a su origen geográfico, pudiendo encontrar las ‘lager pilsen’ (originalmente de la ciudad checa de Plzen), quizás el estilo más reproducido e imitado. Otros estilos son las ‘lagers’ oscuras estilo Munich, ‘lagers’ pálidas de Baviera, estilo Viena (märzen y oktoberfertbier), estilos bock, etcétera.
Volver arriba
Newsletter