Publicidad
Ocho meses después, otra suspensión por covid

Ocho meses después, otra suspensión por covid

DEPORTES IR

Virbauskas da un pase durante el encuentro frente al Valladolid. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Virbauskas da un pase durante el encuentro frente al Valladolid. | MAURICIO PEÑA
Jesús Coca Aguilera | 19/11/2021 A A
Imprimir
Ocho meses después, otra suspensión por covid
Balonmano / Liga Asobal El Ademar no jugará este sábado frente al Benidorm al detectarse cinco casos de coronavirus en la escuadra alicantina
La situación sanitaria no tiene nada que ver con la que había hace un año, pero la pandemia ni mucho menos ha desaparecido y aunque sin comparación con la campaña pasada sí que sigue provocando suspensiones en la liga Asobal.

Se había librado de ellas hasta ahora el Abanca Ademar, pero al final le han terminado afectando, no de forma directa sino por casos en el que iba a ser su rival. Y es que el partido que debía jugar este sábado a las 19:00 horas en el Palacio de Deportes frente al BM Benidorm será suspendido al detectarse cinco casos de coronavirus en la escuadra alicantina.

Ocho meses después el conjunto leonés volverá a vivir otro aplazamiento debido al covid, pues el último había sido el del mes de marzo frente al Kristianstad sueco en la Liga Europea, cuando no pudo jugar en su día la ida por el brote surgido en el vestuario leonés y se vio obligado a jugar en dos días consecutivos la eliminatoria en Suecia.

El Ademar, que gana tiempo para recuperar al lesionado Milosavljevic, tiene también en el aire el siguiente choque ante AnaitasunaEs la segunda vez que el coronavirus obliga a parar al Benidorm, que ya en la segunda jornada tuvo que suspender su encuentro y el de la semana siguiente al surgir casos en su plantilla. Además el año pasado fueron eliminados de Europa en la eliminatoria previa a la fase de grupos al no poder desplazarse a jugar el partido de vuelta por este motivo.

Para el Ademar se da la circunstancia de que su siguiente partido también estaba en el aire, pues debe celebrarse el sábado que viene en la pista de un Anaitasuna que tampoco ha jugado la pasada jornada y lo hará en esta por un brote de coronavirus, si bien si no hay nuevos casos todo apunta a que podría reaparecer para la cita ante el encuentro ademarista.

Mientras tanto la escuadra de Manolo Cadenas gana tiempo para trabajar en el día a día, ese que tradicionalmente hace mejorar a los equipos del técnico de Valdevimbre, y también para recuperar al central Milosavljevic, pieza clave en ataque y defensa y que tras perderse las dos últimas citas tenía complicado llegar al partido frente al Benidorm.

Además, al contrario que en la pasada campaña en la que con Europa por el medio el Ademar tuvo incluso que jugar tres partidos en una semana, en esta al estar ya eliminado de la Liga Europea tiene libres todos los miércoles de aquí a final de año excepto el del 15 de diciembre en el que se jugará la eliminatoria de Copa, y también el fin de semana posterior a ese encuentro que se había reservado para una Copa Asobal que finalmente no se jugara ahí al prohibirlo la Federación por coincidir con la final del Mundial femenino que acoge España.
Volver arriba
Newsletter