Publicidad
Mina la Cobriza

Mina la Cobriza

CULTURAS IR

Cruce y cartel del robledal.  | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Cruce y cartel del robledal. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 05/02/2021 A A
Imprimir
Mina la Cobriza
La ruta de la semana Una ruta que va por un robledal muy bien conservado y visita una mina explotada durante el siglo pasado en un singular y apartado de la Omaña
Omaña es una región singular que se encuentra en el paso entre la llanura y la alta montaña de sierras como Villabandín o la Cañada y la Filera, con cumbres que superan los dos mil metros.

En estas mismas páginas se han recorrido numerosos enclaves de esta amplia y hermosa región cuyo centro más importante en esta zona de media montaña es Riello, uno de los ayuntamientos con mayor número de pueblos en la provincia.

Desde este ayuntamiento, reserva de la Biosfera, se han promocionado varias rutas que se han marcado con la asociación Cuatro Valles, se han editado folletos y libros con diferentes recorridos en los caminos de sus valles, peñas y montes. Hay carteles dedicados a las aves de la asociación Trino y paneles informativos de los valles de Luna y Omaña y el ayuntamiento de Riello realizados por la empresa Tomero y Romillo. El lugar de partida de la ruta está muy cerca de la localidad de Riello.

En el camino se van a ver dos aspectos interesantes del paisaje, por un lado el robledal de la Lomba, un bosque con robles jóvenes en su inicio y con mayor antigüedad a lo largo de la ruta, lo que puede representar en verano frescor cuando llegan los calores. El otro aspecto a tener en cuenta es la existencia de minerales como el cobre que fue extraído durante los últimos años del siglo XIX y los primeros de XX por la empresa inglesa: The Rio Negro Mina Ltd., que tenía una infraestructura de pozos, escombreras, canales y otros medios de transporte para separar el mineral y llevarlo a su tierra. Aún se pueden ver en las escombreras restos de malaquita.

El camino se encuentra bien marcado y señalizado hasta la mina, sin embargo en el resto de la ruta a veces se pueden encontrar hitos, pero no muchos. También se puede hacer la vuelta por la carretera, pero es una bajada rompepiernas.

La ruta

Comienza la ruta en la localidad de Inicio, desde donde se sale por la carretera de Andarraso y tras cruzar el puente sobre el Río Negro se comienza a ascender y en mitad de la cuesta se debe tomar un camino señalizado que sale a la derecha y vadea el arroyo. Una vez vadeado se sigue camino arriba viendo cómo la localidad de Inicio se va alejando poco a poco a la vez que el camino se introduce en el robledal de la Lomba, y comienzan a verse en las zonas en las que hay menos arbolado a la derecha las poblaciones de la otra orilla del río Negro, Campo de la Lomba, Santibáñez, Folloso y un poco más lejos, bajo el Cueto Rosales que se distingue por sus antenas, la localidad del mismo nombre.

Se va caminando por la ladera Norte de la montaña que baja al río Negro y poco menos de dos kilómetros después del inicio se llega a un cruce de caminos donde se debe seguir por la izquierda, pues el de la derecha baja al Río Negro para cruzar hacia Santibáñez de la Lomba. Casi a los tres kilómetros del comienzo, en una zona de bosque con viejos robles se encuentra un cruce. Si se continúa recto se va a la mina la Cobriza como indican los carteles. A la izquierda se ve el camino hacia Andarraso, que se seguirá más tarde. En el lugar se encuentra un panel indicativo patrocinado por el Ayuntamiento de Riello y la reserva de la Biosfera de los Valles de Luna y Omaña, señalando que el caminante se encuentra en el robledal de la Lomba y descubriendo los valores naturales, biológicos y ecológicos del lugar.

El camino continúa por el robledal y al final llega a una zona de rocas donde se puede ver una cueva, varios restos de canales y construcciones mineras. El camino se bifurca y hay que tomar un sendero a la derecha que desciende hacia la mina. Se ven en la bajada las ruinas de más construcciones mineras y al final se llega a una gran escombrera donde se pueden encontrar trozos de malaquita, una bocamina cerrada por una valla y un cartel muy deteriorado de la mina y los procesos de la minería del cobre. Como indica el cartel no se debe acceder al interior de la mina pues puede haber derrumbes.

Se vuelve por el mismo camino hasta el cruce de Andarraso y desde allí se sigue subiendo una cuesta más empinada que lleva a la carretera. En este punto el paisaje es extraordinario, pues se pueden ver las montañas desde Peñacorada yel Espigüete hasta las sierras de la Filera y la Cañada. Hay que seguir un tramo por la carreteera hasta llegar a la entrada de Andarraso, donde hay un cartel de la ruta ciclable y una placa homenajeando a un ciclista. Una vez en el interior de la localidad se puede ver la singularidad del poblamiento omañés en un enclave extraordinario con vistas a las montañas y valles cercanos.

Una vez visitada la localidad se vuelve a la carretera de Inicio. Hay que seguir por ella y llegar al cruce con el camino de subida, continuar por el asfalto a lo largo de una recta con poca pendiente casi un kilómetro. Antes de que la pendiente se haga más fuerte, sale un camino a la derecha en dirección Sur que se debe seguir unos metros para tomar otro que sale a la izquierda en dirección Este, por debajo de la carretera e introduciéndose en otro robledal. Hay que seguir este camino que durante casi un kilómetro va paralelo a la carretera y después cambia de valle. Casi dos kilómetros después del desvío se toma el camino de la izquierda, pues el que sigue de frente va a Valdesamario. Siguiendo el camino se sube y se baja para girar de nuevo a la izquierda y continuar sin hacer caso del cortafuegos que viene de la derecha, para bajar hasta hacer un giro a la derecha que lleva a la zona intermedia del robledal y baja bordeando el monte hacia la localidad de Inicio que, cuando despeja el bosque, se puede ver al Norte. Solamente hay que bajar la cuesta dando alguna que otra revuelta para llegar a la carretera y de allí, tras cruzar el puente del río Negro, entrar en la localidad donde finaliza la ruta.
Volver arriba
Newsletter