Publicidad
Lo de veranear en León cotiza al alza

Lo de veranear en León cotiza al alza

ACTUALIDAD IR

A pesar de las restricciones, los pueblos consiguieron tener buen ambiente durante este verano. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen A pesar de las restricciones, los pueblos consiguieron tener buen ambiente durante este verano. | MAURICIO PEÑA
Víctor S. Vélez | 25/10/2021 A A
Imprimir
Lo de veranear en León cotiza al alza
Sociedad El segundo verano de pandemia elevó hasta 272.000 los visitantes que llegaron a suelo leonés en el momento de máxima estacionalidad, en el puente de mediados de agosto
Después de un verano de 2020 de récord en lo que a veraneantes se refiere, la sensación de los últimos meses en León, especialmente en sus pueblos, es que el número de visitantes había vuelto a incrementarse. Si la pandemia llevó el pasado año a León, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), a 266.637 turistas en el momento de máxima estacionalidad, situado de forma tradicional en el puente de mediados de agosto, este estío se acogieron a casi 5.000 más.

En el medio rural leonés se lleva dos años escuchando la cantinela de '¡cuánto hacía que no se abría esta casa!' y las estadísticas parecen dar la razón a estas apreciaciones de sus vecinos. El segundo verano de pandemia elevó hasta casi 272.000 los visitantes que había en León el 15 de agosto, momento cumbre en la movilidad de cada campaña estival. El INE cifra así en un dos por ciento el incremento de visitas a León en el puente de Nuestra Señora.

El INE realizó un rastreo desde las 22:00 hasta las 6:00 horas para saber la provincia en la que estaban pernoctando los leoneses en esa jornada. De este modo, se contabilizaron 11.300 escapadas a Asturias, casi 9.300 a Madrid o cerca de 5.000 a Coruña. Entre los destinos vacacionales preferidos por los leoneses en este fin de semana de agosto también se encontró Cantabria, superando los 3.000 leoneses, y otras provincias cercanas como Zamora, Valladolid, Ourense o Lugo. En lo que respecta a opciones más alejadas, los leoneses optaron por pasar sus días de descanso en Alicante, Málaga o Cádiz, provincias que prácticamente son una garantía de buen tiempo.

En total, según los 'Estudios de movilidad de la población a partir de la telefonía móvil', esa noche durmieron fuera de su área de residencia 163.589 leoneses. Estas cifras suponen casi 3.000 escapadas más que el mismo día del verano de 2020.

En cuanto a los 272.000 veraneantes que hicieron noche el 15 de agosto en territorio leonés, en torno a una quinta parte de ellos llegaron desde Madrid. Según el INE, el visitante estival por excelencia en la provincia es el madrileño, seguido por el que procede de Asturias, Barcelona y Vizcaya. El grueso del turismo del verano llega así de grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Bilbao y se asienta principalmente en el medio rural, en el que tiene sus raíces.

En este sentido, aunque no existen datos precisos al respecto, se pueden detectar ciertos patrones de la procedencia de estos veraneantes según pasen sus vacaciones en un lugar o en otro de la geografía leonesa. Así, la zona sur de la provincia tiene una presencia predominante de turistas asturianos y en las comarcas de la parte oriental el mayor número de visitantes proceden desde el País Vasco. De la misma manera, en El Bierzo reciben un elevado número de personas que durante el resto del año viven en Galicia. En cuanto a los veraneantes madrileños y catalanes, muestran tendencias menos claras y se reparten de igual forma por toda la provincia.

En base a las estadísticas que maneja el Ministerio de Política Territorial, las estimaciones de comienzo del verano apuntaban a que pueblos de la provincia recibirían 190.000 habitantes estacionales. Por lo tanto, la mayor parte del turismo estival busca como destino un medio rural que en los dos últimos años parece estar cotizando al alza.

Por municipios, donde según estas previsiones iniciales llegó un mayor número de veraneantes fue a Valencia de Don Juan. Las calles coyantinas estuvieron más concurridas de lo habitual este agosto con unos 7.000 turistas, en un gran porcentaje procedentes de tierras asturianas.

Otras cabeceras de comarca como Villablino, Astorga o Cistierna también estuvieron entre los municipios del León rural con más población estacional en el verano recientemente cerrado. En estas primeras posiciones también aparecía Valderas, que habría llegado a multiplicar por cuatro su padrón del resto del año.

En el conjunto de España, el INE considera que la movilidad a destinos vacacionales en verano fue un 9,2 por ciento superior a la de 2020, pero un 11,2 por ciento inferior a la de 2019. Por lo tanto, aunque el turismo se vaya recuperando de la hecatombe que ha supuesto para sus negocios la pandemia del Covid, todavía es pronto para asegurar que los efectos de la crisis sanitaria ya no se notan.

Saliendo de la ciudad


El INE también ofrece datos de dónde fueron a pasar el fin de semana central de agosto los ciudadanos de la capital leonesa y de Ponferrada. De este modo, los vecinos de la ciudad de León salieron principalmente a Madrid (1.548) y Gijón (1.274). El rastreo de móviles también evidencia días de playa en Benidorm (153), Marbella (113) o Torrevieja (98).

Por su parte, los ponferradinos optaron también por la Costa del Sol, con destinos como Benalmádena (27), Estepona (24) o Torremolinos (22). No obstante, los destinos más visitados del 15 de agosto con salida desde Ponferrada coincidieron también con los de los vecinos de la capital de la provincia: Madrid (961) y Gijón (312).

Aunque sea con escapadas tan cercanas como ir a pasar un día de playa a algún rincón de Asturias, los leoneses se movieron más este verano a pesar del temor a la quinta ola y a la variante Delta. La mejor prueba de que la normalidad está cada vez más cerca. Otra que también, para alegría de todos, cotiza de nuevo al alza.
Volver arriba
Newsletter