Publicidad
Llega a Villademor de la Vega la historia de su mujer valiente

Llega a Villademor de la Vega la historia de su mujer valiente

LNC VERANO IR

Julen Ugidos en la plaza de Villademor con el libro que esta tarde  presenta. | L.N.C. Ampliar imagen Julen Ugidos en la plaza de Villademor con el libro que esta tarde presenta. | L.N.C.
F. Fernández | 09/07/2022 A A
Imprimir
Llega a Villademor de la Vega la historia de su mujer valiente
Literatura La Casa de Cultura acoge este sábado la presentación del libro 'Ahogada en el silencio. Antonia Cid'
De Villademor de la Vega era Antonia Cid, la primera mujer que presentó una denuncia por violencia de género, en 1879, contra Santiago Alonso. Lo curioso y esperanzador, para los tiempos que corrían, es que ganó la demanda; lo preocupante es que después de ganarla Antonia desapareció y nada se volvió a saber de ella, ni siquiera se ha encontrado su partida de defunción ¿que ocurrió teniendo en cuenta que aquella mujer indefensa se enfrentó a una de las familias más acomodadas?

Quien lo ha investigado pero no tiene respuesta es Julen Ugidos. Una historia que ha llevado a su libro ‘Ahogada en el silencio. Antonia Cid: La mujer valiente de Villademor’, un trabajo que este sábado presenta en el pueblo donde ocurrieron los hechos, acompañado de la periodista local Teresa Giganto. Será a las veinte horas en la Casa de Cultura.

Recuerda Ugidos que lo que le llevó hasta Antonia era que tenían un cierto parentesco: «Antonia era hermana del abuelo de mi bisabuela». Así supo que su antepasada había sido molinera, así figuraba en su profesión, y que se casó con Santiago Alonso. «Parece que la mala vida que le daba comenzó pronto y las palizas eran frecuentes y duras, hasta el punto de no aguantar más y decidirse a presentar la denuncia. La realizó en 1879 por una sonada paliza que le dio en 1878, tanto que estuvo varios días recuperándose de las heridas. En el juicio tuvieron que declarar el médico que atendió a Antonia y también un matrimonio vecino». Logró que la Justicia le diera la razón, el fiscal pidió para Antonio 12 días de prisión y el juez lo dejó en cinco.

Y después desapareció...
Volver arriba
Newsletter