Publicidad
La nietísima de Franco a la que De los Ríos hizo diosa

La nietísima de Franco a la que De los Ríos hizo diosa

LNC VERANO IR

‘La nietísima’ fue la auténtica ‘reina’ de la inauguración. | FERNANDO RUBIO Ampliar imagen ‘La nietísima’ fue la auténtica ‘reina’ de la inauguración. | FERNANDO RUBIO
Fulgencio Fernández | 29/08/2022 A A
Imprimir
La nietísima de Franco a la que De los Ríos hizo diosa
El León de Fernando Rubio Carmen Martínez Bordiú, nieta de Franco, fue la ‘modelo’ elegida por el escultor Víctor de los Ríos para el monumento que iba a presidir en León la Escuela de Ingeniería Agraria y Forestal, era la diosa Ceres
Suele poner Fernando Rubio el toque de sensatez y prudencia que es recomendable en muchos momentos cuando elegimos el asunto a abordar en este rincón de los lunes. Por ello, al pedirle recuperar aquellas imágenes de los setenta que recogían la visita a León de una nieta de Franco —Carmen Martínez Bordiú— para inaugurar un monumento que iba a presidir las nuevas dependencias de la Escuela de Ingeniería Agraria y Forestal me habla de su prudencia anterior: «Cuando recuperé estas fotos evité comentar que era la nieta de Franco ¿Por no pisar charcos? no tengo del todo claro por qué lo hice, si por prevención o socarronería» y apuesta por acogerse al estilo de La Codorniz que, «como recordarás, tenía el lema de la Revista más audaz para el lector más inteligente». Pues eso.

El caso es que sí era la nieta de Franco, dicen que su preferida, de ahí que fuera conocida como ‘la nietísima’ y era hija, a su vez, recuerda Rubio «del primer médico español que realizó un trasplante de corazón».

El escultor, Víctor de los Ríos, y representantes de la Escuela viajaron al Pardo con el boceto y fueron recibidos por Carmen Martínez Bordiú, la musa, y Carmen Polo, la mujer del dictadorEl motivo de la presencia de la nieta en León es que había sido elegida como «madrina de la primera promoción de la Escuela de Ingeniería Técnica Agrícola» y, a su vez, el motivo de su elección es que había sido la modelo en la que se había inspirado el escultor Víctor de los Ríos para la imagen de la diosa Ceres que iba a presidir este nuevo espacio académico, inaugurado el 10 de julio de 1970, fecha que no duda Fernando Rubio pues horas más tarde se iba a casar.

Así lo contaban las crónicas de la época: «A la llegada al centro, en el jardín de la entrada, se detuvo para contemplar el Monumento de la diosa Ceres, obra de Víctor de los Ríos, inspirado por la señorita Martínez-Bordiú. En el monumento figura una leyenda que dice: ‘Caudillo Franco, primer labrador de España».

En el monumento figuraba una leyenda que decía «Caudillo Franco, primer labrador de España»No hace falta explicar que la joven fue la verdadera reina de los actos y se habló del parecido entre ‘la nietísima’ y la diosa Ceres que Víctor de los Ríos eligió para su grupo escultórico; con toda la lógica del mundo actual y la mitología pues fue esta diosa la que enseñó a los humanos a cultivar la tierra. Algo que no pasó inadvertido al artista cántabro afincado en León, conocido sobre todo por sus pasos de Semana Santa pero también autor de obras tan reconocibles como los cuatro leones del puente que une la ciudad con la estación o el monumental Quijote del Campus. No menos monumental era la diosa inspirada en Carmen Martínez Bordiú, de tres metros de altura. De los Ríos era cántabro pero afincado en León, casado con una nieta de la gran pionera de la banca en la ciudad, Catalina Fernández Llamazares.

Para ponerle a Ceres ‘la cara’ de ‘la nietísima’ se desplazó hasta el Pardo una comitiva compuesta por el escultor y varios representantes de la escuela. Llevaban un boceto de casi un metro de altura que le mostraron a la citada Carmen Martínez Bordiú Franco y a su abuela, Carmen Polo, la mujer del dictador, que dieron el visto bueno a la obra y aceptaron que fuera la madrina de aquella primera promoción que había arrancado en 1967 con 158 matriculados (en dependencias del Albéitar) de los que 21 recibieron el diploma de manos de la madrina en la nueva escuela.
Volver arriba
Newsletter