Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

La Bañeza consolida sus pretensiones de ser ciudad del motor

La Bañeza consolida sus pretensiones de ser ciudad del motor

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
P. J. Abajo | 24/12/2017 A A
Imprimir
La Bañeza consolida sus pretensiones de ser ciudad del motor
Balance El nacimiento de un nuevo club, el haber desarrollado con éxito nuevas pruebas, la Carrera de Motos y el homenaje a Ángel Nieto son algunos de los logros en el 2017 / Embutidos Rodríguez logra resurgir de sus cenizas
A punto de terminar este 2017, si por algo ha destacado La Bañeza en estos últimos doce meses es por consolidarse en el panorama nacional como la ciudad del motor que siempre ha pretendido ser. El nacimiento del Club Deportivo Bañeza Motor Racing, con savia nueva y personas capaces de liderar nuevos proyectos que beneficien al conjunto de los bañezanos, la organización de nuevas competiciones que resultaron todo un éxito de convocatoria, la recuperación de pruebas de carácter nacional que le ‘correspondían’ históricamente a La Bañeza pero se habían perdido por falta de liderazgo o la Carrera de Motos con casi seis décadas de trayectoria que en agosto reunió a 60.000 aficionados son algunas de las razones.

Pero hay más argumentos que defienden a La Bañeza como capital del motor. Y uno de ellos es el homenaje al piloto Ángel Nieto, el piloto de los 12+1 mundiales y ganador de la carrera bañezana en el año 1968 –justo antes del primer título internacional–, en la última edición de la carrera, para la que el Ayuntamiento de La Bañeza ponía todo el empeño porque la afición le diera el sobresaliente.

En cuanto a obras destaca la urbanización de Severo Ochoa y el inicio del arreglo de la calle Juan de Mansilla Y así fue una tarea organizativa compartida con el Moto Club Bañezano, que este año volvió a encargarse de la dirección técnica con José Javier Morla como presidente de la entidad deportiva –quien en diciembre tuvo que presentar su dimisión– y más de un centenar de personas trabajando en el trazado entre voluntarios, comisarios, sanitarios y personal de seguridad para garantizar el éxito de la cita que coincidió en el tiempo con la Feria del Motor, también plenamente consolidada y con intención de crecer en espacio expositivo el próximo año.

En el ámbito municipal destaca la culminación del diseño de las zonas azul y naranja reguladas por la Ordenanza Reguladora de Aparcamiento (O.R.A.), que hace apenas dos meses recuperaban su actividad al cien por cien, actualizando la información de los parquímetros con los nuevos precios, los tramos horarios y cómo deben anularse las posibles denuncias. Además, se estrenaba una aplicación para ‘smartphone’ que permite abonar las tasas desde el movil.

En cuanto a obras, con dos años de retraso, puesto que el proyecto estaba incluido en los planes provinciales de la Diputación de León para el 2015, en octubre comenzaban las obras de urbanización de la calle Juan de Mansilla de La Bañeza. Una céntrica vía que lucirá un nuevo aspecto tras una inversión de 150.000 euros de los cuales el consistorio bañezano aportará unos 42.000. Durante el 2017 también se urbanizaron las calles Dos de Mayo, una parte de Magistrado García-Calvo, la zona de Severo Ochoa (Incovasa) y parte de la calle Armonía.

Es importante recordar el hecho de que durante el 2017 los bañezanos conocieron un poco más de cerca la figura del padre Álvaro Huerga Teruelo, dominico nacido en Nogarejas (Castrocontrigo) y uno de los grandes pensadores de la Iglesia Católica a quien se le concedió la Orden Civil de Alfonso X el Sabio y una calle con su nombre en La Bañeza.

Embutidos Rodríguez vuelve a resurgir de entre sus cenizas


Embutidos Rodríguez, empresa cárnica ubicada en Soto de la Vega, entraa en las últimas semanas del verano en la fase de pruebas y puesta a punto de sus nuevas instalaciones, recuperando más de doscientos empleos de los que se vieron afectados tras el incendio sufrido el mes de mayo de 2016.

En los últimos meses, la empresa cárnica de referencia en León está avanzando en su objetivo de recuperar el cien por cien de su producción, incrementado poco a poco las cantidades productivas, tras un arranque que, según remarcan desde la dirección, fue complicado y más lento de lo esperado pero que va por el buen camino con la intención de recuperar la producción del millón de cerdos al año entre el blanco e ibérico – 900.000 y 100.0000, respectivamente– en mejores condiciones, procesos y, en definitiva, mejor calidad.

Uno los acuerdos alcanzado en el seno de la Fundación Anclaje fue el compromiso de invertir 15 millones en la reconstrucción de la fábrica, pero finalmente han sido más de 22 los millones de euros invertidos hasta el momento, «lo que dice mucho de las intenciones claras y contundentes de Rodríguez de seguir apostando por Soto de la Vega, La Bañeza y su comarca, y por el empleo perdido en el siniestro».

El diseño de la planta está pensado para mantener la misma producción pero con un resultado de mayor calidad, siendo el objetivo final de Embutidos Rodríguez recuperar la cartera de clientes que tras el incendio buscaron otros proveedores. Francia, Portugal, Polonia y Alemania son algunos de los países donde se ha recuperado la presencia y el reto está ahora en Asia y África.
Volver arriba
Newsletter