Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

García, Guzmán y Ortiz ya son concejales no adscritos

García, Guzmán y Ortiz ya son concejales no adscritos

ENREDADERA IR

Un momento del Pleno extraordinario de ayer en Astorga. | P.F. Ampliar imagen Un momento del Pleno extraordinario de ayer en Astorga. | P.F.
Patricia Ferrero | 18/09/2018 A A
Imprimir
García, Guzmán y Ortiz ya son concejales no adscritos
Astorga El PP respondió a la petición de baja de afiliación que los ediles astorganos remitieron al partido al verse implicados en la pieza separada de la Operación Enredadera
El alcalde de Astorga, Arsenio García, y los concejales Manuel Ortiz y Javier Guzmán, los tres investigados por la pieza separada de la Operación Enredadera, pasan ya a ser independientes, no adscritos, después de que el el PP haya contestado a la petición de baja de afiliación del partido que los tres ediles remitieron hace más de dos meses. La respuesta, que incluye la baja de afiliación inmediata, llegó el pasado 11 de este mes y contempla que esta decisión no afectaría a la composición y que queda pendiente el tema de las asignaciones a grupos. Así se trasladó ayer en Pleno extraordinario.

El regidor, Arsenio García, volvió a reiterar que «Astorga seguirá teniendo equipo de Gobierno y alcalde, solo que acabaré la legislatura como independiente, como cuando empecé como concejal hace ya muchos años». El equipo de Gobierno de Astorga estará ahora formado por cinco concejales del Partido Popular, tres del PAL, incluyendo al teniente de alcalde y también investigado Pablo Peyuca, y los tres no adscritos, que podrán tener, como el resto de concejales del Ayuntamiento, su turno de intervención en las sesiones plenarias.

La sombra de la Enredadera

Después de las explicaciones oportunas con respecto a la celebración de las sesiones plenarias, turnos de intervención, etcétera, se procedió a abordar los siguientes puntos del orden del día del Pleno extraordinario, pero la sombra de la Enredadera siguió muy presente en toda la sesión plenaria, durante las votaciones, principalmente de IU, que como ya explicó hace un tiempo, se niega a amparar actuaciones gestionadas por un «equipo de Gobierno que está salpicado por la corrupción». Ésta fue su respuesta en casi todas sus intervenciones. Aun así, con los votos en contra o abstenciones de los grupos de la oposición, el Pleno aprobó, con el apoyo del PP, el PAL y ahora también los no adscritos, las cuentas del Presupuesto del pasado ejercicio, que el concejal de Hacienda del Ayuntamiento, Pepe Guzmán, tacha de «muy positivo. El balance de situación del Ayuntamiento presenta una estructura económica y financiera sólida», incidió el edil, que aludió a que el Ayuntamiento cuenta con fondos líquidos suficientes para hacer frente a las deudas, que ascienden a 2,7 millones de euros». Guzmán recalcó que las cuentas están «saneadas», con más de tres millones de fondos líquidos de Tesorería, un presupuesto con un resultado positivo de 658.000 euros, un remanente de casi tres millones «que permite destinar a inversiones financieramente sostenibles y remanente», y una «estabilidad presupuestaria». En lo que concierne a la regla de gasto, el concejal afirmó que «se han ido cumpliendo las previsiones del Plan Económico Financiero. En este punto, el PSOE aludió a que en su opinión no era necesario pedir créditos para hacer obras. Aun así las cuentas fueron aprobadas el PP, PAL y no adscritos.

Los puntos siguientes remitieron a diferentes expedientes de modificación de crédito, entre los que están los de pago de suministros de electricidad y gas, el proyecto museográfico del Museo Romano, con un presupuesto de algo más de 44.000 euros –con cargo al remanente y con una subvención del I.L.C.–; otros 36.000 euros para una fase la señalización turística de la ciudad, –un proyecto contemplado en el Plan Director de Turismo– que también cuenta con subvención de la Consejería de Cultura;otro crédito de 147.000 euros para la segunda fase del Melgar, el colector de refuerzo de la calle El Bastión, las redes de abastecimiento de Santa Catalina y la instalación de la grada del campo de la Eragudina, y un último crédito para la instalación de maceteros que embellezcan el centro de la ciudad.

Durante la sesión, el ahora portavoz del PP, Pepe Guzmán, reiteró el apoyo de todo el equipo de Gobierno a los concejales investigados por la Enredadera, a los que, según el edil, la ciudadanía les ha mostrado mucho apoyo en la calle.

Por último, mencionar que también se llevó a Pleno una propuesta institucional de Alcaldía, en nombre de todos los grupos políticos del Ayuntamiento astorgano, en defensa y apoyo de los trabajadores de Vestas, empresa que ha sido declarada «non grata», por el Consistorio, según manifestó el alcalde en la sesión. «Es inadmisible la postura de esta empresa cuando funciona a pleno rendimiento, tiene beneficios, y ha recibido 12 millones de euros en subvenciones de las instituciones públicas. Rechazamos el modo de operar de Vestas, trasladamos nuestro apoyo y sentir a los trabajadores y a las familias, así como al Gobierno, Central y Autonómico, para que sigan luchando». La propuesta iba dirigida a la propia empresa, al Ministerio, a la Junta y a la Diputación de León, pero también a las cámaras comercio de León y Astorga.
Volver arriba
Newsletter