Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Estévez Bodegas y Viñedos: Con la uva como el mejor aliado

Estévez Bodegas y Viñedos: Con la uva como el mejor aliado

ESPECIALES IR

Helios y Nandy, el origen de la bodega. | L.N.C. Ampliar imagen Helios y Nandy, el origen de la bodega. | L.N.C.
L.N.C. | 20/09/2019 A A
Imprimir
Estévez Bodegas y Viñedos: Con la uva como el mejor aliado
Especial de enoturismo Sus vinos han sido bien acogidos y su producción crece
Un año más, la vendimia ha llegado a El Bierzo. Son unos escasos días, apenas el 4% de un año, pero es ella la que marca el inicio de una carrera de fondo. En Estévez Bodegas y Viñedos, fieles a su filosofía de elaboración de vinos mono-varietales, se encuentran en plena vendimia, recogiendo las mejores uvas de las dos variedades ‘reinas’ de la Denominación de Origen Bierzo en la que se encuentran: la mencía y el godello.

El calor que ha predominado durante estos últimos meses, combinado con la llegada de noches largas y frescas desde agosto, ha adelantado la cosecha. En su caso, estas circunstancias se traducen en nervios, preparativos, analíticas, emoción, nuevos descubrimientos, jornadas de sol a sol, y un largo etcétera. La recolección manual de uvas, la cuidadosa selección, las prensas, los desfangados, los remontes, el sangrado natural… pero también la vendimia es sinónimo de reunión, ilusión, alegrías, complicidades, aprendizajes, conocimientos y un sinfín de sentimientos y vivencias que consideran que resulta complicado expresar a través de un texto. Por esto, creen que no hay mejor manera para descubrir lo que hay detrás de cada una de sus botellas que participando en una de sus vendimias.

Las uvas son su mayor aliado, y son el resultado del trabajo meticuloso realizado durante generaciones. De esta forma, y sin entrar en demasiados tecnicismos, quieren hacer llegar y contar un poco cómo transcurren estos días de vendimia en Estévez Bodegas y Viñedos a través de sus vinos, sus Versos de Valtuille.

Comienza la vendimia recogiendo la variedad de godello, una producción que les va a permitir la elaboración de su Versos de Valtuille - Godello crianza sobre lías. Un vino elaborado con mucho mimo, que sorprende a aquel que lo prueba y que tiene un carácter exclusivo con una limitada producción, de alrededor de 5.000 botellas por año. Una vez recogido todo el godello y a la par que se comienza con el desfangado del mismo, comienza a llegar a la bodega las primeras muestras de la ‘reina’ de El Bierzo: la uva mencía. Para Estévez Bodegas y Viñedos decir mencía es decir Bierzo, potencia, acidez, sabor, etc. y este año cuentan con la suerte de disponer de una uva sana, en un momento óptimo de maduración.

El trabajo se acumula y se comienza a recibir la mencía procedente de diferentes zonas geográficas de Valtuille de Abajo y sus alrededores. Parajes como El Agro, El Val, La Cueva de la Raposa, La Cha, Casares, Villegas, así como muchos otros, comienza a llegar a la bodega y con ellos empieza el tradicional baile de la vendimia: zonas, orientaciones, tipología de suelos, niveles de maduración, acidez, etc. tienen voz propia. Valtuille de Abajo en si mismo tiene voz propia, pero parajes como Casares o Villegas son realmente pura emoción: Casares es pendiente, aire, frescor, mientras que Villegas es tradición y elegancia.

Es entonces cuando a partir de la uva procedente de los diversos parajes, elaboran sus vinos, haciendo un coupage que no deja de sorprender año tras año. Actualmente, tienen en el mercado tres vinos tintos que forman la familia de Versos de Valtuille. El primero en llegar es su vino joven, Versos de Valtuille, que tras su elaboración reposa en depósitos troncocónicos de madera hasta el momento de su embotellado. El siguiente es su Versos de Valtuille - Cepas Centenarias, un vino que va creciendo con el aporte que le da su paso por las barricas de roble francés durante un periodo de entre 4 y 6 meses. Este vino representa la mayor producción de botellas en su bodega. Y el hermano mayor es Versos de Valtuille con 15 meses de barrica, un vino para aquellos que tienen paciencia y que aprecian los matices que aporta el paso del tiempo, un vino elaborado íntegramente en depósitos troncocónicos de madera de roble francés desde los cuales pasa a envejecer, como su nombre indica, durante un período de 15 meses en barricas de roble francés. Se trata de un vino con una crianza mínima, entre barrica y botella, de 2 años, que hace las delicias de los amantes de los vinos de El Bierzo, por su combinación de frutos rojos y aromas dulces.

Godello y también rosado

Pero cada año, la vendimia trae un nuevo proyecto a Estévez Bodegas y Viñedos: en el 2016 fue la elaboración del godello y sus primeras pruebas de parajes exclusivos (aún reposando en la bodega). En 2017, la elaboración de su primer vino rosado, procedente de uva mencía. De esta forma, llegan a Versos de Valtuille - Rosado, que surgió como un pequeño capricho y que se ha convertido, en tiempo record, en referente dentro de los rosados de El Bierzo. Su elaboración durante la vendimia conlleva mucho trabajo y las exclusivas 4.000 botellas que saldrán al mercado este año 2019 están prácticamente reservadas. Se trata de un vino que se elabora únicamente a partir del sangrado voluntario de la uva, una elaboración que lo cambia todo, no hay prensas, ni maceraciones. Las finas lías determinarán su carácter final. Con todos ellos, pretenden transmitir al consumidor todo el cariño de los que forman parte de esta bodega. En el 2018 siguieron experimentando, pero quieren guardar en secreto, al menos de momento, sus proyectos en curso. No tienen prisa y disfrutan de las cosas bien hechas. Y, como están en plena vendimia, el 2019 no iba a ser una excepción en cuanto a la experimentación, y están trabajando en nuevas propuestas, fermentaciones, parajes, etc. pero aún en los primeros pasos y «¡ya veremos dónde terminamos!», aseguran.

También quieren señalar que desde que comenzaron han ido creciendo año tras año, aumentando la producción. La vendimia de 2018 les permitió recoger en torno a 70.000 kilos de uva, y todo ello ha sido posible gracias a la buena acogida, nacional e internacional, que están teniendo sus vinos. Un proyecto que en breve espacio de tiempo se ha visto refrendado por los resultados que sus Versos de Valtuille han obtenido en certámenes internacionales como como Decanter World Wine Awards, Concurso Mundial de Bruselas, etc.

Una vuelta al origen

Mucha gente conocerá ya la historia de la bodega, que implica una vuelta al origen, a El Bierzo, protagonizada por Antonio y María, de Helios y de su familia a esta zona que tiene (aún) tanto por descubrir. Si no la conoces te invitan a descubrirla y, además, en esta época consideran importante hablar de lo que hay detrás de cada uno de sus vinos y aprovechar estas líneas para ensalzar el trabajo, el cuidado y el compromiso que muestran viticultores, familiares, amigos, proveedores, clientes, distribuidores, etc. porque todos ellos son esenciales y forman parte del proyecto Estévez Bodegas y Viñedos. Por eso, a todos ellos quieren darles las gracias por permitirles seguir trabajando en un proyecto de amor y cuidado por la tierra y su entorno.
Volver arriba
Newsletter