Publicidad
Endesa tiene un año para cerrar los grupos 3,4 y 5 de Compostilla

Endesa tiene un año para cerrar los grupos 3,4 y 5 de Compostilla

EL BIERZO IR

Compostilla ya cerró sus puertas a finales de junio pero tiene un año para que se levante el acta formal de cierre. | ICAL Ampliar imagen Compostilla ya cerró sus puertas a finales de junio pero tiene un año para que se levante el acta formal de cierre. | ICAL
L.N.C./ ICAL | 11/08/2020 A A
Imprimir
Endesa tiene un año para cerrar los grupos 3,4 y 5 de Compostilla
Empresa Según el Ministerio de Transición Ecológica, ese plazo será de cuatro años para el desmantelamiento de sus instalaciones en Cubillos
El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha dado autorización al cierre de los grupos 3, 4 y 5, los últimos que estuvieron operativos, en la central térmica de Compostilla, ubicada en el municipio berciano de Cubillos del Sil, según recoge el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de León.

De ese modo Endesa, propietaria de las instalaciones, dispone de un año para hacer efectivo este cierre y declarar "indisponibles" estas instalaciones de producción de energía, que suman una potencia de 1.030 MW.

En concreto, la resolución de la Dirección General de Política Energética y Minas, dependiente de la Secretaría de Estado de Energía, especifica que el jefe del área de Industria y Energía de la Subdelegación del Gobierno en León levantará acta de cierre cuando éste se haga efectivo en el período marcado.

La misma autorización publicada este martes, da autorización para, en un plazo máximo de cuatro años,  la compañía eléctrica proceda al desmantelamiento de la central.

La resolución oficial apunta que ese proceso deberá llevarse a cabo de acuerdo con las medidas y condiciones establecidas en el documento ambiental y en el informe de impacto ambiental del proyecto elaborado por la Dirección General de Biodiversidad y Calidad Ambiental.

Cabe recordar que el proceso de cierre de los tres últimos grupos operativos en la central de Compostilla arrancó en diciembre de 2018, cuando la compañía solicitó la correspondiente autorización. Red Eléctrica de España (REE) señaló en abril del año siguiente que el cese de actividad en la central berciana era “compatible con la seguridad del sistema y la garantía de suministro eléctrico”. Por su parte, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y la Dirección General de Biodiversidad y Calidad Ambiental también dieron su visto bueno al proceso.

En febrero de este año, Endesa solicitó autorización para cerrar definitivamente la central y el pasado 30 de junio fue el último día de actividad en las instalaciones. Sin embargo, la compañía se reserva el derecho de modificar el proyecto para demoler las instalaciones y mantener “si ello fuera conveniente, determinados elementos”.

En estos momentos, la empresa continúa pendiente de los proyectos que optan al plan Futur-e, un concurso mediante el cual Endesa pone las instalaciones de la térmica a disposición de diferentes proyectos empresariales que puedan dotarlas de una segunda vida.
Volver arriba
Newsletter