Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
El PSOE mantiene la Alcaldía de Villamanín sin necesidad de tirar la moneda

El PSOE mantiene la Alcaldía de Villamanín sin necesidad de tirar la moneda

ELECCIONES IR

Imagen de vídeo
Fulgencio Fernández | 15/06/2019 A A
Imprimir
El PSOE mantiene la Alcaldía de Villamanín sin necesidad de tirar la moneda
Toma de posesión La UPL decidió unas horas antes apoyar a José Luis García Oblanca
El PSOE mantiene la alcaldía de Villamanín. Las jornadas de tensión y reuniones sin acuerdo, que hacían temer la necesidad de decidirlo lanzando una moneda al aire, desembocaron en un Pleno tranquilo pues PSOE y UPL habían alcanzado un acuerdo tan solo unas horas antes, como reconoció Germán Tascón, el concejal leonesista, quien aclaró que “es una decisión que hemos tomado todo el grupo que concurrió a las elecciones”.

Hay que recordar que PSOE y PP habían empatado a concejales y a votos, 284 cada lista, por lo que decidía el concejal leonesista, que fue quien finalmente decantó la balanza del lado socialista. Se supo pronto cuando en la votación no se votó a sí mismo para apoyar a José Luis García Oblanca.

El alcalde, que repite, pidió la colaboración de todos en un brevísimo dircurso. Tascón se lo ofreció y también Óscar Gutiérrez, aunque matizó que “a la vista de lo ocurrido en la anterior legislatura dentro de muy pocos meses se habrá roto la unión del equipo de Gobierno y estaréis nuevamente a la greña”.

Los aludidos argumentaron que “de los errores se aprende” y se entró en un curioso debate sobre la capacidad de adivinar el futuro del portavoz popular. Tascón le llegó a decir que “cuando quiera saber lo que va a ocurrir ya te preguntaré”.

Y así, en un ambiente mucho más distendido de lo esperado, se solucionó el enigma mejor guardado de estas municipales. Sin moneda al aire.
Volver arriba
Newsletter