Publicidad
El Black Friday, un "arma de doble filo"

El Black Friday, un "arma de doble filo"

ACTUALIDAD IR

Cartel anunciador de los descuentos efectuados en una edición anterior del Black Friday en el comercio de la capital leonesa. | DANIEL MARTÍN Ampliar imagen Cartel anunciador de los descuentos efectuados en una edición anterior del Black Friday en el comercio de la capital leonesa. | DANIEL MARTÍN
Alfonso Martínez | 13/11/2019 A A
Imprimir
El Black Friday, un "arma de doble filo"
Economía Los representantes del pequeño comercio creen que se ha desvirtuado la iniciativa y piden que se lleve a cabo solo "uno o dos días" para no "lastrar" la campaña navideña
Muchos consumidores no tienen claro cuándo es exactamente, pero saben que está cerca. Anuncios e incluso algunos escaparates atisban ya la llegada del Black Friday pese a no celebrarse hasta el próximo 29 de noviembre.

Cabe señalar en primer lugar que es una moda importada de Estados Unidos, puesto que el ‘viernes negro’ nació para dar por inaugurada la campaña de compras navideñas con significativas rebajas en muchas tiendas minoristas y grandes almacenes y se celebra un día después del Día de Acción de Gracias.

Adecco ha publicado un informe en el que estima que el Black Friday va a generar 520 puestos de trabajo en la provincia de León, lo que supone un 1% más que el año pasado. En Castilla y León serán más de 8.700 y en el conjunto del país la cifra superará los 200.000.

El pequeño comercio de León se va a sumar una vez más al Black Friday, aunque los representantes del sector alertan que es un «arma de doble filo».

El presidente de la Asociación Leonesa de Comercio (Aleco), Javier Menéndez, reconoce que «nadie puede quedarse fuera» y que las ventas son buenas, pero que los descuentos –que llegarán hasta el 70%– hacen que su rentabilidad sea mínima. «Nos vale para vaciar estanterías, para dar salida al stock de productos que no principalmente son de temporada», apunta.

A ello se suma que la mayoría de las transacciones del Black Friday se hacen a través de internet y que los consumidores esperan a que llegue para comprar. «Los primeros 15 días de noviembre son inhábiles para el comercio, porque nadie va a coger ahora unas gafas si sabe que en diez días van a estar más baratas», explica Menéndez antes de lamentar que la mayoría de los comercios haya «desvirtuado» la iniciativa. «Está muy bien si se hace solo el viernes y el sábado, pero aquí ya hay quien hace cuatro días, una semana o incluso más. Eso hace que la gente no tenga capacidad de compra en el puente de la Inmaculada, porque aún no han cobrado la extra», añade el presidente de Aleco.

En definitiva, que Menéndez cree que prolongar el Black Friday lastra el consumo las semanas precedentes y en los primeros compases de la campaña navideña. «Hasta el 22 de diciembre no vuelve a animarse la cosa», lamenta.

"Volver a regular las rebajas"


Y ello a pesar de que antes de las principales fechas navideñas volverá a haber descuentos, algo que se ha convertido también en tradición. «Esto ocurre desde que la Junta desreguló las rebajas, decían que para incentivar la competencia. Es necesario volver a regularlas, porque el consumidor está todo el año descolocado y nunca sabe cuándo va a ser de verdad el precio más bajo».

"No queda otro remedio"


En la misma línea se manifiesta el responsable del sector del comercio en la Federación Leonesa de Empresarios (Fele), Alfredo Martínez, quien explica que es necesario regular las rebajas, ya la situación actual es «una jungla». Admite en todo caso que, si no cambian las cosas, a los pequeños establecimientos de la ciudad «no nos queda más remedio que sumarnos». Es por eso que el pequeño comercio está preparando «una selección de productos con descuentos importantes. «Hay que darle al público lo que pide, porque la gente está enganchada pese a ser una costumbre importada, pero siempre dentro de un orden, porque luego se resiente la campaña navideña. El pequeño comercio tiene que adaptarse a los nuevos tiempos, es así, pero lo cierto es que estas modas trastocan en exceso el funcionamiento del sector», asevera Martínez.
Volver arriba
Newsletter