Publicidad
El Ademar sigue a la espera de Abanca y mira alternativas

El Ademar sigue a la espera de Abanca y mira alternativas

DEPORTES IR

La directiva del Ademar, durante la última asamblea. | SAUL AREN Ampliar imagen La directiva del Ademar, durante la última asamblea. | SAUL AREN
J. Alonso | 31/01/2021 A A
Imprimir
El Ademar sigue a la espera de Abanca y mira alternativas
Balonmano El club espera obtener una respuesta positiva sobre el patrocinio la próxima semana y trabaja para sumar algún mecenas más
El Ademar reinicia este miércoles la competición con la visita al Palacio del Bidasoa Irún, pero son muchos los frentes más allá del meramente deportivo que tiene abierto el club en los despachos y que no dejan de ser la base para afrontar el futuro más próximo.

Y es que con el patrocinio de Abanca finalizando al término de la temporada, la renovación del mismo marcará la confección de la plantilla de cara al próximo curso, con cualquier negociación paralizada hasta conocer con qué presupuesto podrá contar el club. Es por tanto la prioridad de la directiva que dirige Cayetano Franco y que sigue esperando una respuesta de la entidad bancaria, que da nombre al primer equipo desde 2014, habiendo aportado el último año en torno a 200.000 euros como patrocinador principal, en torno a una quinta parte del presupuesto total.

Abanca se hizo en julio con el control del Deportivo de la Coruña y existe el temor de que afecte a sus patrociniosLa directiva es optimista en cuanto a la continuidad de Abanca, sin hablar de cantidades pero aspirando incluso a un aumento en la misma. La entidad ya mostró su apoyo al club con la llegada de la pandemia comprometiéndose a pagar de forma íntegra la cantidad comprometida incluso de forma adelantada para ayudar a equilibrar las pérdidas provocadas por la misma. Sin embargo, el futuro de Abanca en cuanto a patrocinios deportivos parece estar marcado y comprometido por su operación en el Deportivo de La Coruña, al que salvó de la desaparición convirtiéndose en accionista mayoritario el pasado verano, si bien el descenso del club gallego a la Segunda División B no ha hecho más que aumentar una deuda ya muy importante. Es por eso que los temores de que Abanca reduzca su presencia en otros clubes son lógicos, si bien desde el Ademar se afirma que las relaciones son muy buenas y que en ningún momento se les ha dado una negativa hasta la fecha.

La no continuidad de Abanca sería todo un palo para el futuro deportivo del club, ya que condicionaría de forma clara la confección de la plantilla y llevaría al equipo a pelear por objetivos mucho menos ambiciosos que el europeo que ahora se marca. Un paso atrás que trataría de amortiguar un Ademar que ha llamado a numerosas puertas no solo en caso de que no continúe Abanca, sino para poder obtener más recursos con los que poder crecer en caso de que la entidad bancaria siga. Por el momento, lo único que existen son primeros contactos aún muy lejos de cristalizar.

Hay que tener en cuenta que la pandemia ha supuesto importantes pérdidas para el equipo leonés, que ha dejado de sumar unos 50.000 euros en cuanto a abonos, recibe unos 15.000 menos del Ayuntamiento de León y aún no ha cobrado la subvención de la Diputación de la pasada temporada, también reducida en cerca de 20.000 euros, cifra similar a la que ha dejado de recibir en patrocinios por la crisis. Un golpe serio a la economía del club que deberá ajustarse por su mayor gasto, la plantilla deportiva, más aún en un año con margen para hacerlo ya que son hasta una decena los jugadores que terminan contrato con el club. Lo que la directiva tiene claro es que, dada la situación económica que atravesó a su llegada, no va a comprometer el futuro del club y se ajustará a las limitaciones que marque el presupuesto incluso si eso pasa por un proyecto más modesto.

Una semana por tanto clave para el futuro más inmediato del Ademar, que en la pista intentará seguir la excelente dinámica que dejó en el mes de diciembre.
Volver arriba
Newsletter