Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Miércoles, 24 de julio de 2019 Logo
Buscar en la web
Mostrar menú Cerrar menú

Abanca Ademar 27 - Cuenca 27: 'Un tropiezo cruel que aleja el objetivo'

Abanca Ademar 27 - Cuenca 27: 'Un tropiezo cruel que aleja el objetivo'

DEPORTES IR

Ampliar imagen
J. A. | 26/03/2019 A A
Imprimir
Abanca Ademar 27 - Cuenca 27: 'Un tropiezo cruel que aleja el objetivo'
Balonmano / Liga Asobal El equipo leonés deja escapar un punto sobre la bocina y de penalti ante un Cuenca que mandó en el marcador prácticamente todo el partido
 Quizás no era merecido, porque lo cierto es que el Abanca Ademar había ido todo el partido a remolque ante un Cuenca con muchos argumentos. Sin embargo, el equipo de Rafa Guijosa conseguía entrar en el minuto final de partido con el marcador empatado (26-26) y posesión para ganar. Mario y Simonet intentaban un 'fly' y los colegiados, como siempre más protagonistas de lo necesario, decretaban un 7 metros que Carrillo convertía para dejar a los leoneses con ventaja pero aún con casi 30 segundos por jugarse.

Lidio Jiménez preparó la jugada para que Thiago Alves lanzara, apareciendo un Biosca que relevó en la segunda parte a Slavic y recogiendo el rechace Doldan, una pesadilla para el Ademar todo el partido, volviendo a decretar los árbitros un penalti sobre la bocina mucho más dudoso que el anterior. En el todo o nada a Óscar Río no le pudo la presión de un Palacio encendido y anotó un tanto que dejaba un empate en el marcador que fríamente seguramente fuera el resultado más justo, pero que deja en el Abanca Ademar y su afición el sabor a derrota del que sabe que aleja su objetivo del subcampeonato.

Y es que fue prácticamente siempre a remolque el equipo leonés en el partido, ya desde el principio, aunque en la primera mitad tampoco permitió que los conquenses se marcharan de más de dos goles en el marcador. Una primera media hora de juego que demostró la tremenda igualdad entre ambos equipos en un continuo tira y afloja en el que las superioridades fueron clave para que Cuenca se marchase uno arriba al descanso. Un aspecto, el arbitraje, que comenzó a tomar más protagonismo del necesario y que, por otra parte, sirvió para despertar a una grada a la que le costó entrar en el partido dado lo complicado del horario y el día.

Un parcial de 3-0 en los últimos minutos permitió al Ademar llegar con ventaja a los últimos 30 segundosPero lo cierto es que ese marcador (13-14) fue lo más positivo de una primera parte en la que Slavic evitó un mal mayor para los leoneses. No funcionó la defensa ademarista ante un Cuenca con mucho desequilibrio en la primera línea de la mano de Dutra y Suárez, que cuando no encontraban la opción para tirar, encontraban al pivote con Moscariello y Doldan haciendo también daño con sus goles.

Porque en ataque tampoco estaba especialmente fino el Ademar, que encontró un impulso en el banquillo con la entrada de David Fernández y Gonzalo Pérez, evitando que el buen día de Maciel fuera aún mejor.

Quedaba por tanto todo por decidir para la segunda parte y apuntaba ya el encuentro a no dar a un vencedor y a un vencido hasta el último segundo. Apretó Cuenca de inicio, retomando esa ventaja de dos goles que había tenido en la primera parte. Sin embargo, echó mano el Ademar de carácter para empatar de nuevo el encuentro en una buena acción de Juanín.

El arbitraje fue protagonista con varias decisiones polémicas que pudieron decidir el encuentroEl intercambio de disparos se recrudeció entonces, siempre con el equipo local por detrás respondiendo a las ofensivas conquenses y con la aparición de un enorme Mosic que anotó 3 goles consecutivos para, por fin, dar la primera ventaja al Abanca Ademar (20-19) aún con mucho por jugarse.

Las imprecisiones en unos y otros comenzaron a llegar cuando el balón quemaba y Cuenca, con Alves en ataque por primera vez, volvió a tomar una ventaja que entre Mosic y Simonet cerraron.

Sin embargo, el pundonor ademarista y su carácter quisieron apretar una última vez el acelerador incluso en inferioridad, castigados por los siempre protagonistas García Mosquera y Rodríguez Rodríguez. Mario López robó un balón que volvía a poner a los leoneses por delante.

Pero no era el final. Los errores llegaban, Doldan y Dutra ponían de nuevo dos arriba a Cuenca hasta que el Ademar diera su último golpe con un parcial de 2-0 que empataba el partido para llegar a un desenlace que ya es historia y que durante unos días lamentarán los leoneses.
Volver arriba
Newsletter