Publicidad
¿Y si los pueblos se paran?

¿Y si los pueblos se paran?

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
T.G. | 15/09/2019 A A
Imprimir
¿Y si los pueblos se paran?
Despoblación La Coordinadora de la Revuelta de la España Vaciada convoca un paro general de cinco minutos en el medio rural para el 4 de octubre a las 12 de la mañana
Consiguieron llenar Madrid con la España Vaciada el pasado mes de marzo y ahora se plantean un nuevo reto: un paro general en todos los pueblos de España. La Coordinadora de la Revuelta de la España Vaciada, que cuenta con más de un centenar de colectivos adheridos a ella y por el momento ninguno de la provincia de León, trabaja estos días para preparar un paro de cinco minutos en el medio rural el próximo 4 de octubre «para que nos tengan en cuenta».

A falta de concretar los detalles, su intención es que durante un periodo de cinco minutos pare la actividad productiva que se lleva a cabo desde los pueblos a modo de protesta, una iniciativa que se desarrollará al mismo tiempo que otras como podrán ser concentraciones o manifestaciones en diferentes puntos del país. Con ello, desde la Coordinadora pretenden poner de manifiesto que los habitantes que padecen las consecuencias del reto demográfico al que se enfrenta el país siguen clamando por la materialización de soluciones, más allá de las palabras.

Primero fue la campaña electoral, que transcurrió con la despoblación de fondo y ahora, la falta de un Gobierno que pueda poner en marcha medidas que reclaman desde la España Vaciada como «inmediatas». Como consecuencia de la situación política, la Coordinadora de estos movimientos, entre los que se encuentran las conocidas plataformas de ¡Soria ya! y Teruel Existe, quiere dar de nuevo un toque de atención a las administraciones y dirigentes encargados de tomar las decisiones pertinentes que hagan frente a la pérdida de población en algunas zonas de España cuya sangría población es incesante.

El pasado mes de marzo la Coordinadora estimó que fueron 100.000 las personas que llegaron a recorrer el centro de Madrid desde diferentes puntos del país para poner voz a la España Vaciada. En esa y en otras muchas ocasiones, incluida la reunión mantenida por representantes de la Coordinadora con Pedro Sánchez, han manifestado la necesidad de un pacto de Estado que ayuda a aminorar el efecto de la despoblación.

Bases para el pacto de Estado

Para ayudar en esa labor, los colectivos de la plataforma han elaborado un documento con el que buscan asentar las bases de ese pacto que reclaman y a través del que piden la puesta en marcha de una serie de medidas concretas basadas en las distintas necesidades de las zonas más afectadas por el reto demográfico. Infraestructuras, telecomunicaciones, políticas de equilibrio y cohesión territorial, el impulso de la actividad económica, los servicios, la vivienda o el cambio de imagen del medio rural son algunos de los ámbitos en los que ven preciso trabajar.

En el citado documento proponen además «un mecanismo estable de financiación por el que el Estado, adicionalmente a los fondos que puedan provenir de la Unión Europea, y al objeto de acabar con las desigualdades territoriales internas entre las ‘dos Españas’, generadas por él mismo, destinará cada año de forma finalista y temporal» un porcentaje determinado de los impuestos generales del Estado al modo que Alemania hace desde 1991 para sufragar la reconstrucción del Este tras la reunificación sin que ello suponga un aumento de la carga impositiva de los contribuyentes. «Se saldaría así en parte la tremenda deuda histórica existente con estos territorios», contemplan en el documento.

Para conseguir todo esto, la Coordinadora de la España Vaciada contempla en el citado documento que llegarán «hasta donde haga falta para cambiar el actual estado de las cosas». «Seremos capaces, que no quepa la menor duda de que lo seremos, de articular una respuesta firma, estable y permanente», concluyen. Mientras las posibles soluciones llegan y no, quieren seguir alzando la voz, esta vez con un paro general. ¿Y si los pueblos se paran? Intentarán que las consecuencias de ello sean visibles el próximo día 4 de octubre.
Volver arriba
Newsletter