Publicidad
Villarroel: "León puede llegar a 66 camas de UCI, pero lo importante es que no hagan falta"

Villarroel: "León puede llegar a 66 camas de UCI, pero lo importante es que no hagan falta"

ACTUALIDAD IR

David Rubio / Alfonso Martínez | 26/10/2020 A A
Imprimir
Villarroel: "León puede llegar a 66 camas de UCI, pero lo importante es que no hagan falta"
Política Entrevista a la portavoz de Ciudadanos en Castilla y León
Acaba de convertirse en la portavoz de Ciudadanos en Castilla y León y analiza la situación actual del partido y la gestión que se está llevado a cabo en la Junta y también en las dos instituciones en las que actualmente representa a su formación. Se trata del Ayuntamiento de León y de la Diputación.

– ¿Cómo afronta su nueva responsabilidad como portavoz de Ciudadanos en Castilla y León?
– Estoy muy agradecida. El partido e Inés Arrimadas han pensado en mí para un cometido que afronto con responsabilidad y desde la satisfacción de ver que se valora el trabajo que realizamos en León. Tengo un gran equipo detrás. No estoy sola. Hay mucho por hacer, debemos comenzar una nueva etapa y aportar aire fresco haciendo el trabajo lo mejor posible.

– ¿Cómo ve la situación del partido en el ámbito autonómico?
– Hay un grupo muy cohesionado de procuradores y unos consejeros de los que nos sentimos muy orgullosos, porque están haciendo una gran labor en la Junta. La llegada de profesionales se nota mucho en las consejerías que llevamos desde Ciudadanos y también en una perfecta coordinación con los procuradores, que también hacen su parte desde las Cortes.

– Da la sensación de que Ciudadanos está asumiendo las tareas de mayor responsabilidad en lo que se refiere a la gestión de la Junta…
– Eso es bueno. Si se percibe eso en la calle, que estamos asumiendo las tareas de mayor responsabilidad y que contamos con profesionales adecuados que saben de la materia que gestionan, creo que es algo positivo. Aun así, todas las áreas en la Junta son importantes. Evidentemente, con la pandemia a la que nos enfrentamos, la sanidad es una cuestión prioritaria sobre la que más se pone la lupa, pero todas son importantes. El empleo, la cultura, el turismo, la industria, la ganadería las infraestructuras…

– ¿Cómo valora este año y medio de gobierno conjunto con el PP en la Junta? En su primera comparecencia como portavoz autonómica del partido habló de corregir ciertos aspectos…
– Quiero poner en valor la gran diferencia que ha supuesto la llegada de profesionales a la política. Eso se nota en las consejerías que encabezamos. Somos un referente nacional en transparencia, cuestión que no había ocurrido en toda la etapa democrática en la Junta. Estamos haciendo una gran labor en sanidad. Tenemos una consejera que, además de ser médico y conocer el terreno, también ha sido gestora sanitaria. Aunque es muy difícil acertar en todas las decisiones en medio de una pandemia, estamos en las manos adecuadas. En cuanto a cultura y turismo, se ha dado un vuelco de innovación con medidas adaptadas a los tiempos que vivimos, mientras que en empleo también se están empezando también a hacer cosas diferentes para avanzar dentro de los recursos que tenemos. No hay que olvidar que los recursos públicos se están destinando principalmente, como no podía ser de otra manera, a hacer frente a la pandemia con cuestiones sanitarias y sociales de apoyo a los más vulnerables. Lo poco que queda va para ayudar a mantener el empleo. Además de esa evolución y de hacer las cosas de manera diferente, la llegada de Ciudadanos ha supuesto sinceridad, transparencia y contar la realidad a los castellanos y leoneses.

– Pero usted habló de corregir algunas cuestiones…
– Quizá no me expresé bien. Estuve en el comité de pactos de la Junta cuando hicimos la coalición con el PP y hay cien medidas que son nuestra hoja de ruta. El 75% están iniciadas y bastante avanzadas, mientras que solo el 5% no se han impulsado todavía. Lo que quería decir con aquellas declaraciones es que, si en determinado momento se tomase alguna decisión por parte del PP o de cualquier miembro del Consejo de Gobierno que no fuese acorde a nuestra manera de actuar en Ciudadanos, nos reuniríamos para reconducirla, pero de momento no hay nada que cambiar, porque ya tenemos una guía de cien medidas. Es lo que tenemos que lograr y lo que anunciamos a los ciudadanos que íbamos a hacer. Son medidas de gran calado y llevan tiempo, por eso nos damos el margen de la legislatura. Y más en una administración tan lenta como es la española en general.

– En la Diputación también hay una hoja de ruta, aunque en este caso está pactada entre PSOE y UPL. ¿Cómo valora su nivel de ejecución?
– PSOE y UPL están haciendo una gestión diaria, sin mayores cuestiones de relevancia. Ese pacto era una simple excusa para justificar el apoyo al PSOE, porque vemos que por ahora prácticamente nada se ha llevado a cabo y no creo hasta el final del mandato consigan todo lo que ese pacto contenía. Son ellos los que tienen que rendir cuentas el día de mañana. Nosotros se lo vamos a exigir. No es justo prometer cosas que luego no vas a cumplir. Hay que ser responsables y honestos. Y quizá no tan ambiciosos. No lo sé, pero lo que ya no vale es estar engañando constantemente a los leoneses. Ciudadanos no incluyó en su programa nada que no fuera a depender de nosotros. Se puede estar dispuesto a reivindicar proyectos, es lo menos que hay que hacer, pero no prometerlos. Es un grave error cometido por UPL con el PSOE como excusa para llegar a un pacto. Una buena excusa podría haber sido simplemente dar estabilidad y luchar por la provincia, pero prefirieron fijar en un documento unas peticiones a los Reyes Magos que no van a cumplir. No lo están haciendo aún y vamos para dos años de mandato.

– Defiende entonces que el pacto de PSOE y UPL en la Diputación es una carta a los Reyes Magos, pero el de PP y Ciudadanos en la Junta sí se cumple…
– Son hechos constatables. Si cogemos el documento de PSOE y UPL vemos que sigue sin llegar el tren de Feve y que hay un proyecto de Torneros que no se va a conocer hasta 2023. Es ridículo. Todos los temas nacionales siguen paralizados, no se ha hecho absolutamente nada. Ni siquiera se han iniciado esos puntos del acuerdo en que llegaron. En cambio, los ciudadanos pueden ver que en nuestro caso sí se va cumpliendo. En transparencia ahí están los datos. No lo decimos nosotros, lo dice una agencia neutral independiente. En sanidad estamos llevando a cabo el proyecto piloto de Aliste para la reestructuración del sistema en el medio rural, estamos empezando con la ordenación del territorio… Pero es verdad que son medidas que necesitan tiempo. Nos marcamos la legislatura, que es el mismo tiempo que tienen UPL y PSOE. Yo de momento no he visto esos pasos iniciales que sí veo en la Junta. Puede ser que los veamos, pero de momento no.

– ¿Cree que UPL va a tensar la cuerda con el PSOE a lo largo del mandato?
– Por desgracia creo que les apretarán las tuercas, pero solo cuando se acerquen las próximas elecciones y tengan que desmarcarse del PSOE y nuevamente volver a engañar a todos los leoneses. Antes creo que no lo harán. Ojalá me equivoque, porque me gustaría que la política fuese cambiando en ese aspecto.

– ¿Qué valoración hace de la gestión del alcalde de León?
– La gestión está marcada por la pandemia y han actuado bien en cuanto al refuerzo en desinfección de espacios públicos y atención a los más vulnerables. El Ayuntamiento de León ha estado ahí. Pero creo que han mirado para otro lado en el tema de la protección del empleo y la lealtad a otras instituciones. No se puede estar constantemente arremetiendo contra la Junta, sino que hay que arrimar el hombro como nosotros hacemos con el Gobierno. Ese discurso solo pretende ganar votos y me parece desleal y deshonesto. El alcalde no se ha centrado en intentar reducir los contagios en la ciudad dentro de sus competencias. Tenemos unos de los peores datos de la comunidad. Ha habido dejación de funciones en cuanto al control de las medidas. La mayoría de los leoneses somos responsables y estamos haciendo las cosas bien, pero hay personas que son más egoístas e irresponsables y eso hay que controlarlo. El Ayuntamiento debe vigilar los aforos, las entradas y salidas en la ciudad, el exceso personas de reuniones, el uso de la mascarilla… Hay que evitar los contagios para que las personas no lleguen a las UCI.

El pacto entre PSOE y UPL en Diputación es una carta a los Reyes Magos, porque no se ha iniciado nada aún– Ha habido críticas durísimas contra usted por votar en contra de una moción en la que se incluía un punto para solicitar la ampliación de las UCI…
– Ha sido muy injusto. Era una moción de diez puntos que expliqué en el pleno con datos, porque era pedir por pedir y criticar por criticar, porque la mayoría de las cuestiones ya se estaban haciendo o se habían incluido en los planes para el refuerzo de la sanidad. En ningún momento nuestras UCI colapsaron durante la primera ola de la pandemia. Tenemos una capacidad en el Hospital de León de 16 camas y se amplió hasta 45. Ahora estamos preparados para llegar hasta 66 si fuese necesario. No se puede aplicar la demagogia como han hecho PSOE y UPL y pedir 69 camas de UCI fijas para siempre, porque eso en un sistema sanitario no es sostenible. Lo que tenemos es correcto y ante una pandemia mundial lo que hay que hacer es tener la capacidad de ampliar y dar ese servicio. Pero no se pueden tener 69 fijas con el personal que ello conlleva. En toco caso, lo realmente importante es no llegar a las UCI, que los leoneses no se contagien y no lo necesiten. Y en eso el alcalde está echando balones fuera, porque no hace su parte y al mismo tiempo culpa a los demás de no hacer bien lo suyo. No le vendría mal un poco de autocrítica y debería trabajar para que los leoneses no nos contagiemos, porque los positivos están pasando de los bares a las casas. Hay conocimiento de fiestas en pisos, de aglomeraciones, de botellones… Y esto no se está controlando pese a ser competencia del Ayuntamiento. Lo primero que tiene que darse es la prevención. Esa moción era una gran mentira y se aprovechó de esta manera. Quiero tranquilizar a los leoneses, porque me parece muy injusto y muy duro estar jugando con el miento en este tema para ganar votos. Las UCI las vamos a tener, se van a ampliar lo necesario, pero ojalá no haga falta utilizarlas, porque lo que hay que hacer es que las personas no tengan que llegar a esas camas de críticos. Y ahí el Ayuntamiento de León no está haciendo bien su labor. Los partidos políticos debemos aparcar nuestros programas electorales, porque en ninguno ponía que íbamos a atender correctamente una pandemia mundial. Eso nos ha venido de sopetón a todos y que el alcalde esté obsesionado con cumplir su programa electoral me parece un grave daño a León y a los leoneses. Hay que adaptarse a las circunstancias. No es culpa de nadie. Nos estamos desangrando en empleo y no nos lo podemos permitir. Ni ha buscado nuevas inversiones, porque es difícil, ni ha protegido los empleos que ya había. Ha ido por la vía de cuestiones que ahora mismo no tienen sentido, como la obra de Ordoño, destinar 1,7 millones a expropiaciones y todo lo que tiene pensado ejecutar de su programa como si aquí no hubiera pasado nada. Nosotros pensamos que hay que proteger los pocos empleos que ya tiene de por sí León, porque una vez que se destruyen es muy difícil volverlos a recuperar. Queremos ayudas a pymes ya autónomos que son solventes y a los que estamos obligando a cerrar por salud. Hay que echarles una mano.

– Otra de las apuestas del alcalde ha sido la autonomía leonesa. ¿Ha sido la Mesa por León una herramienta para frenar ese debate?
– Yo soy leonesa de corazón. Me metí en política para luchas por mi tierra y voy a hacer todo que esté en mi mano para mejorar esta ciudad y esta provincia, porque soy una convencida de ello, porque lo necesita y porque no se ha hecho nada en 40 años. Jamás escuchamos al alcalde defender la autonomía leonesa hasta ahora. Es un tema mediático y genera controversia. Por eso lo utiliza como arma electoral. Ese discurso casi nos está perjudicando, porque consigue que a León vengan menos cosas aún. PSOE, PP y UPL llevan en las instituciones 40 años y la culpa no es de Ciudadanos, que lleva cinco. Son lo que nos han llevado hasta aquí y lo que queremos nosotros es revertir esa situación. Y lo queremos con el mismo discurso que tenemos en toda España, la igualdad de los territorios. Y si León está en desigualdad, tendrá que equipararse al resto. Hay que buscar la igualdad de oportunidades y potenciar en cada provincia lo que tiene bueno para sacarle mayor rendimiento. Eso nos hará competitivos. Que todos tengamos lo mismo, un aeropuerto o una línea de AVE, no nos hace un país competitivo. Que me diga UPL qué ha hecho la legislatura pasada, cuando al PP solo le faltaba un procurador para la mayoría absoluta. Si yo hubiera sido de UPL, habría cogido mi hoja y habría dicho: «Esto es lo que necesita León. Si tú me lo das, yo te aseguro estabilidad durante cuatro años». Pero no hizo nada, lo mismo que desde hace tantos años. Estando a la sopa boba, reivindicando y echando la culpa a los demás en vez de hacer autocrítica. Hay que luchar por León desde León y no mirando a los demás ni culpando a los demás, sino a nosotros mismos. Eso es lo que voy a hacer. La Mesa por León empieza coja, porque no hay profesionales independientes, porque no tiene fondos... Me da miedo que vaya a ser un nuevo brindis al sol. Muchos ponen el ejemplo de las Tierras Altas de Escocia. Aquello era un órgano independiente, apolítico y con profesionales externos que cobraban su sueldo, no había funcionarios y con unos estudios técnicos sobre diferentes sectores. Eso consiguió resultados una o dos décadas después.

– ¿Se ve compitiendo en 2023 en unas primarias con Francisco Igea para encabezar la candidatura a presidir la Junta?
– Hay que valorarlo entonces. Cuando llegue 2023, veremos quiénes estamos y quiénes no. Espero que estemos todos sanos y, una vez superado esto, tomaremos decisiones tanto a nivel profesional como personal. La vida nos cambia mucho a todos, también a los políticos, aunque parezca que no. Falta mucho y la política es un mundillo que quema y frustra bastante. Una de las ventajas que tenemos en Ciudadanos es que tenemos una vida laboral a la que volver y no estamos atados a la política. Pero mientras siga motivada y crea en este proyecto de Ciudadanos e Inés Arrimadas, continuaré donde el partido crea que puedo ser útil, pero porque siempre lo he hecho así.
Volver arriba
Newsletter