Publicidad
Victoria Prada: "He sido pionera en una prenda que ahora es tendencia"

Victoria Prada: "He sido pionera en una prenda que ahora es tendencia"

CULTURAS IR

La diseñadora leonesa Victoria Prada empieza a hacerse un nombre en el mundo de la moda sostenible. Ampliar imagen La diseñadora leonesa Victoria Prada empieza a hacerse un nombre en el mundo de la moda sostenible.
Joaquín Revuelta | 14/11/2020 A A
Imprimir
Victoria Prada: "He sido pionera en una prenda que ahora es tendencia"
Moda La diseñadora leonesa Victoria Prada ha puesto de moda el chaleco ‘oversize’ de pico realizado con lana merina y respaldado por personalidades como Ana Botín
La diseñadora leonesa Victoria Prada reconoce que no está acostumbrada a que personalidades tan influyentes como Ana Patricia Botín hablen bien de sus diseños en las redes sociales. «No, qué va. Yo llevo muy poquito en esto, he salido en alguna revista de moda pero que una personalidad como Ana Patricia Botín se ponga un diseño mío nunca me había pasado», confiesa la leonesa, que relata con naturalidad cómo el chaleco ‘oversize’ de pico y color fucsia fue a parar a manos de la presidenta del Banco de Santander. «Su sobrina, que es conocida mía, quería hacer un regalo a su tía Ana por su cumpleaños. Como suelo hacer con mis clientes le escribí una nota explicándole que era una marca sostenible. Días después me dijo su sobrina que le había encantado y que se lo pondría para una rueda de prensa y lo compartiría en redes sociales», recuerda Prada, a la que la noticia no pilló por sorpresa, pero sí la repercusión que el hecho ha tenido tanto en los medios como en las redes sociales.

Sobre la prenda en cuestión, la hija del político leonés Alfredo Prada argumenta que es la prenda de la colección que es más tendencia ahora mismo en el mundo de la moda. «Cuando yo diseñé el chaleco estaba en pleno confinamiento y la verdad es que no se me había pasado por la cabeza que iba a haber tanto boom con los chalecos. Describiría esta prenda como lo más copiado. De hecho tengo una clienta que me escribió diciendo: ‘sé que eres la pionera de los chalecos, ahora están por todos lados’. Yo ignoraba entonces que iban a causar tanto furor», confiesa Prada, que también incluye como hecho diferencial de su trabajo su colaboración con artesanos del gremio. «Todo es ecológico, todo es artesanal, son materias primas naturales, no hay nada sintético, pero claro tenemos la competencia y más en España del grupo Inditex, toda la moda ‘rápida’, que lo hacen todo sintético, sin diseño alguno, y lo sacan a un precio mucho más bajo del que yo puedo ofrecer», sostiene la diseñadora leonesa, para quien el mayor problema de ser una marca sostenible radica en que aún la sociedad no está mentalizada a la hora de comprar menos y de más calidad.

Victoria Prada reconoce que a raíz del comentario de Ana Patricia Botín en las redes sociales, el chaleco ‘oversize’ de pico se ha vendido más, pero sobre todo la ha dado a conocer como profesional de la moda. «Te diré que he recibido más felicitaciones que por mi cumpleaños», bromea la leonesa, cuyas prendas, no solo el cheleco en cuestión, se han puesto de moda y están más demandadas en el mercado.

Sobre su trayectoria dentro del sector de la moda, la diseñadora recuerda que con 18 años se fue a trabajar a Londres, pero ya desde que era una niña le apasionaba todo lo relacionado con el textil. «He trabajado en revistas y productoras, donde he sido feliz y por lo que me dicen y la relación que sigo teniendo con todos creo que ellos también han sido felices conmigo, pero reconozco que siempre he querido montar mi propia empresa, mi propio negocio, y tener la oportunidad de poder ser líder en lo mío», reconoce Prada, que con 22 años ya quería independizarse en el difícil mundo de la moda. «En España ahora mismo existe un boom de emprendimiento, pero yo quería destacar de otra manera y es en lo que sigo luchando hoy en día, tratando de ser diferente. Siempre me ha encantado viajar y cuando lo hago perderme por los mercados locales, ver a la gente creando y vendiendo cosas por las calles, por lo que decidí dedicarme al aspecto más artesanal del mundo de la moda, mezclar un poco mis dos pasiones, que son el producto local, el hecho a mano, la artesanía, y llevar todo eso al mundo del diseño».

Esa pasión por viajar y conocer nuevos territorios ha llevado a Victoria Prada a producir en países latinoamericanos como Colombia y Perú, si bien la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 la ha llevado a crear su nueva colección en España. «La artesanía en Latinoamérica está por todos lados y en España apenas quedan artesanos. Me puse a investigar y como yo soy de León me enteré que había un pueblecito al lado que es Val de San Lorenzo que es famoso por la lana merina desde hace muchísimos años», comenta la diseñadora, cuyo estrecho vínculo con todo lo que tiene que ver con el ecologismo y la sostenibilidad le viene de su interés por crear un negocio «que no añadiera un problema más a todos los que ya tenemos en el planeta, sobre todo en el mundo de la moda, que es uno de los sectores que más contamina, que más se produce, con todo el sector de moda ‘rápida’ que fabrica y fabrica, y la gente compra y compra, todo como muy vacío. Yo quería hacerlo de otra manera, como todo más lento, todo más limpio y sobre todo ofreciendo calidad».

A la pregunta de si le resulta más estimulante desde el punto de vista creativo la moda primavera-verano o la otoño-invierno, Victoria Prada se decanta por la primera. «Me gusta más crear verano, pero sí que es verdad que esta última colección, pese a la situación que tenemos ahora en España, la estoy disfrutando de verdad y estoy viendo cómo estoy creciendo, cómo estoy apreciando mucho más todo y ya no solo de crear la prenda hasta que llega al cliente sino toda la historia que hay detrás, también ves gente que me está dando la oportunidad de contarlo y yo esto es al punto al que quería llegar porque realmente tiene una historia detrás, pero no es tan fácil contarla cuando sales de la nada. Yo ahora mismo tengo 25 años, no tengo mucha experiencia ni me conocía mucha gente con anterioridad. Sin embargo, ahora estoy disfrutando un montón por el simple hecho de poder contarlo y decir hay esto detrás, me dedico a esto y no es una marca cualquiera como puedes ver millones en el mercado», sostiene Prada.

Victoria Prada vende su colección a través de su página web y desde el portal de ‘slow fashion’ Es Fascinante. Preguntada si le gustaría llegar a tener su propia tienda física, la diseñadora leonesa reconoce que sí, pero matiza que «también me gustaría que tuviera un concepto detrás, como que quiero a un artesano y vamos a fabricar esto, pero estamos hablando de un futuro que todavía se presenta algo lejano. Ahora tengo una multimarca en España que se llama Es Fascinante, que es el primer ‘market play’ en el que ayudan y promocionan la moda lenta y el talento español y ellos tienen tienda aquí en Madrid, un espacio precioso, y la verdad es que estoy muy contenta. Este jueves y el viernes hacemos una venta privada y comparto también con más marcas que se dedican un poco a lo mismo, completamente diferente de diseño pero que comparte en cierto modo la misma filosofía. Con ellas estoy feliz igualmente y ahora también empiezo con un proyecto en Inglaterra, que también consiste en promover toda la moda ‘lenta’, moda sostenible, moda artesanal. También estoy como viviendo el momento de que otros vendan mis diseños aparte de venderlos yo a través de mi web. La respuesta es sí, me encantaría tener una tienda el día de mañana. Pero por internet estoy contenta».

León sigue estando presente en la vida de Victoria Prada, aunque reconoce que lleva muchos años viviendo en Madrid y se siente muy madrileña. «Llevo ya 20 años viviendo en Madrid, soy muy madrileña pero me encanta ir a León, disfruto un montón, sobre todo de la tranquilidad en mi casa de León. Voy poco pero voy».
Volver arriba
Newsletter