Publicidad
Vender a pérdidas

Vender a pérdidas

OPINIóN IR

17/01/2022 A A
Imprimir
Vender a pérdidas
Que mientras unos están perdiendo dinero o incluso arruinándose por completo hay gente, mucha gente, que está haciendo negocio con todo este lío de la pandemia y lo que la rodea no es ningún secreto. Desde las primeras medidas allá por marzo del 2020 hasta los tejemanejes de consumir en barra no, pero en mesa sí, para llevar puede ser pero para tomar en el restaurante no, la cafetería abre pero si es local de copas no, hasta aquella majadería de tener que pedir cita para ir a comprar un tornillo a la ferretería, por poner algunos ejemplos, esta situación ha sido el hachazo para unos y el agosto permanente para otros.

Al final va a ser verdad aquello de aprovechar la coyuntura para eliminar la clase media y que unos estén más empobrecidos y sean más dependientes y otros se beneficien de la situación para prosperar, y no son las teorías peregrinas de cuatro conspiranoicos de esos que abundan por las redes sociales.

De todos modos, tampoco voy yo a criticar a nadie que aproveche cualquier tanto para que a su negocio le vaya mejor, solo faltaba. Para eso están los del triangulito rojo hacia abajo en su identidad digital y los que creen que el capitalismo es el enemigo a combatir.

El mercado y el sistema que hemos creado es así, para bien o para mal, y el tío que tiene un negocio con las puertas abiertas sabe que a final de mes va a tener unos gastos y que el mero hecho de levantar la persiana cada día supone unos costes que tienen que salir de la caja. Y pagar nóminas, seguros sociales, impuestos, tasas y demás para que luego la mercancía comprada a cuatro haya que venderla a tres.

Tener que vender a veces a pérdidas es el pan nuestro de cada día en muchos negocios. Y si no que se lo pregunten a los que tienen que ver con la agricultura, la ganadería o la pesca. Pero ahora está el foco en los célebres test de antígenos, que si costaban doce euros, que si no hay suficientes, que si en Portugal los venden en los supermercados a precio de saldo, que si unos fallan, que si ahora el Gobierno pone un precio máximo y los farmacéuticos le pierden dinero… Y usted se preocupa más de lo necesario. Por eso, desconecte.
Volver arriba

Newsletter