Publicidad
Valladolid B 1 - Cultural 1: 'Con merecerlo tampoco es suficiente'

Valladolid B 1 - Cultural 1: 'Con merecerlo tampoco es suficiente'

DEPORTES IR

Ampliar imagen
Jorge Alonso | 21/11/2020 A A
Imprimir
Valladolid B 1 - Cultural 1: 'Con merecerlo tampoco es suficiente'
Fútbol / Segunda División B La Cultural no pudo refrendar su buen partido en Valladolid con un triunfo, víctima de su falta de acierto ofensivo y del tanto de un ‘ex’, Benito, en el único tiro a puerta del rival
En el fútbol hay leyes no escritas que terminan cumpliéndose casi siempre. Una de ellas es que el que perdona, normalmente termina pagándolo, Otra, la ‘ley del ex’, deja claro que si un jugador del rival tiene pasado en tu equipo, puedes esperarte que te amargue la tarde.

Las dos las sufrió una Cultural que realizó un buen partido en los Anexos de Zorrilla, al que no se le pueden poner demasiados peros, más allá de la falta de acierto de cara a la portería rival de un equipo que precisamente se presumía goleador y de que el único tiro entre los tres palos del rival se convirtió en un gol, el del para siempre héroe copero Sergio Benito, que terminó por amargarle la tarde a una Cultural que incapaz de llevarse el partido, a punto estuvo incluso de perderlo en la última jugada.

Porque le faltó a la Cultural gol a pesar de que, al contrario de lo que ocurrió en la salida a Villaviciosa, no esperó a que el rival empezase a jugar para buscar el partido. Dominó el equipo leonés desde el inicio, circulando muy bien el balón en un anexo que poco tiene que ver con el campo césped artificial en el que tantas veces penó el equipo leonés. Eso sí, el peligro llegaba únicamente desde centros laterales, brillando en los primeros minutos un gran Julián Luque, que arrancó de inicio por detrás de Dioni junto a Pipo y Fuentes dejando en esta ocasión Cabello a Héctor en el banquillo, aún sin estar al 100% tras su lesión.

Más balones al área que peligro real, apenas un remate desviado de Dioni y una chilena de Pipo que se fue lejos de la portería ante un Valladolid replegado y que quiso buscar el peligro desde la presión, el robo y el contraataque. Ahí Sergio Benito, conocedor de que Héctor Rodas no es el central que más cómodo está sacando el balón jugado, buscó la presión al zaguero y a punto estuvo de encontrar réditos en una acción que le costó a la Cultural la amarilla a Galas antes de cumplir la media hora (otro baluarte en tareas defensivas como Montes la vio a los 30 segundos) y una falta peligrosa que por suerte Zalazar, el más activo del filial, mandó fuera por poco.

Sin embargo, era la Cultural superior y eso se reflejaría en el marcador antes del descanso. La tuvo muy clara el equipo leonés en una nueva gran acción de Luque, que dejaba el balón para que Dioni primero y Fuentes después intentarán rematar un balón que no lograron conectar por una presunta mano y un derribo en el área sobre el malagueño que el colegiado no decretó como penalti. Pese a ello, en una acción similar, el balón le caería a Pipo para con un sutil remate raso pegado al palo, pusiera el gol que adelantaba a los leoneses en el marcador.

Llegaba la primera parte a su final con un par de acercamientos del Promesas, pero la ventaja de una Cultural que debía evitar dar el paso atrás que se le pudo ver ante el Vetusta tras la primera media hora con el partido controlado. Porque sin duda lo tenía el equipo leonés, pero todo hacía indicar que con eso no bastaba.

Y pronto se lo demostró el Promesas a la Cultural, que vio también como el colegiado le perdonaba una clamorosa segunda tarjeta amarilla a Oriol Rey que hubiera dejado a los locales con uno menos más de media hora. Precisamente el centrocampista era el encargado de iniciar la acción de la que saldría el empate, tras combinar con Sergio Nieto y poner éste un centro duro entre los centrales que Sergio Benito aprovecharía para desviar lo justo con la punta del pie y hacer el 1-1. Era el primer tiro a puerta del Valladolid en todo el partido y la primera vez que Rodas y Galas se veían superados por el ataque castellano más allá del desliz en la salida de balón del valenciano. Le volvían a hacer gol con muy poco a la Cultural, pero el dominio se mantenía e invitaba a pensar en que los leoneses se podían llevar aún el partido.

De hecho, poco después dispuso de una doble ocasión para hacerlo. Un disparo de Luque que se colaba pegaba en un compañero y en el rechace, Bravo – que había entrado por Fuentes – disparaba alto. No sería la única de una Cultural a la que tampoco se le pudo achacar el no intentarlo, porque los propios Luque, Bravo, Pipo y un inconmensurable Julen Castañeda que dejó claro por qué es el jugador más en forma del equipo en este inicio de temporada no terminaron de encontrar pases o tiros claros que o bien despejaba la zaga local in extremis o no encontraban quién diera el último toque a gol.

No encontraba el gol la Cultural y en la última jugada a punto estuvo de pagarlo de la forma más cruel posible, tras caerle con fortuna un balón dentro del área a Castri que el delantero, aún en edad juvenil, cruzaba demasiado.

Un final que desde luego hubiera sido más que injusto para un equipo que a pesar de la buena imagen no pudo terminar de dar un golpe sobre la mesa. Porque esta vez sí lo mereció, pero con eso tampoco vale.
Volver arriba
Newsletter