Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Una subida festiva al Cristo para inaugurar el restaurado castillo

Una subida festiva al Cristo para inaugurar el restaurado castillo

ACTUALIDAD IR

Un momento de la celebración de la fiesta de restauración del castillo. | IVÁN Ampliar imagen Un momento de la celebración de la fiesta de restauración del castillo. | IVÁN
Fulgencio Fernández | 16/09/2015 A A
Imprimir
Una subida festiva al Cristo para inaugurar el restaurado castillo
Truchas Más de 400 personas y 24 pendones subieron hasta el Castillo de Peña Ramiro para celebrar su nuevo aspecto y honrar al Cristo
El castillo de Peña Ramiro (siglo XIII), en Valdavida (Truchas), soporta sobre sus paredes la impresionante escultura del Sagrado Corazón, instalada en esta puerta de entrada a La Cabrera ahora hace exactamente 50 años, el 7 de septiembre de 1965. Los dos juntos componen lo que los lugareños llaman el Casticristo.

Las paredes del castillo presentaban un avanzado estado de deterioro, lo que hacía peligrar a su vez la estabilidad del famoso Cristo. Una cuidada restauración, acometida en los meses de la primavera e inicios del verano y dirigida por el arquitecto Javier Sastre, ha dejado al conjunto consolidado y con un nuevo y atractivo aspecto.

Los vecinos de la comarca lo quisieron celebrar el pasado fin de semana, cuando se cumplían los 50 años de la instalación del Cristo, y subieron al lugar más de 400 personas acompañadas de 24 pendones de la comarca(Villar, Quintanilla de Yuso, Cunas, La Cuesta, Valdavido, Truchillas y Baillo) y otros llegados de zonas vecinas (entre ellos los de Poza de la Vega, en Palencia, o Torneros de la Valdería junto a otros de León)salieron de la ermita de San Roque (a 1120 metros)para llegar a la cima (a 1367 metros); sin que la lluvia lograra persuadirles de celebrar esta fiesta.

Ya en el casticristo, la misma niña que hace 50 años leyó un poema en la inauguración del Sagrado Corazón, Gloria Teresa Miguélez Lobo, pronunció unas sentidas palabras arropada por el alcalde de Truchas, Francisco Simón, y su equipo de Gobierno. La fiesta continuó en la Llama de Truchas.

Esta escultura, el Cristo, fue esculpida en los talleres bilbaínos del escultor Larrea y se pagó entonces a base de colectas y donativos, para colocarla sobre el castillo medieval con gran despliegue de medios. Sin embargo, el calor histórico de este conjunto le corresponde al castillo que soporta el peso de la monumental escultura, el castillo de Peña Ramiro, que ya fue declarada Bien de Interés Cultural en el año 1949.

Tal es la diferencia de ‘valor histórico y cultural’ que algún experto planteó en su día como solución desmontar ‘el Cristo’. Parece que la consolidación de las paredes del castillo permite ahora que los dos elementos sigan conviviendo. «El Cristo es el que llama la atención para que vean el castillo», explican.
Volver arriba
Newsletter