Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Una realidad distorsionada

Una realidad distorsionada

LNC VERANO IR

El arquitecto y pintor Jesus M. del Cerro posa junto a una de sus obras expuesta en el Coal. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen El arquitecto y pintor Jesus M. del Cerro posa junto a una de sus obras expuesta en el Coal. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 11/04/2019 A A
Imprimir
Una realidad distorsionada
Arte Jesús M. del Cerro propone después de cuatro años en la sede del Coal una secuela de su exposición 'Aguantamos' en la que ya mostraba su peculiar estilo de descomponer la realidad
Hace ya cuatro años que en el mismo lugar, el Colegio de Arquitectos (COAL), Jesús Martínez del Cerro presentó su exposición 'Aguantamos' en la que mostraba ya su peculiar estilo de descomponer la realidad que encontraba en la descomposición social y económica provocada por los malos gobiernos que recortaban derechos, libertades y sueldos. Aguantar sigue siendo necesario pero no están tan claros los objetivos, como él mismo dice. "La realidad que yo observo está un poco descompuesta, son momentos un tanto caóticos, que aunque siempre son momentos caóticos, siempre hay problemas y momentos críticos, pero ahora yo creo que no tenemos muy claros los objetivos y la realidad está muy distorsionada", y por ello la exposición que presenta hasta el día 26 de abril es una continuación de la de 2015 y la ha llamado 'Seguimos aguantando'.

Su trabajo como diseñador y arquitecto es construir, aunque en su labor pictórica presenta una realidad descompuesta y fraccionada, fracturada por muchos lugares como nos comenta. "Me gusta cuando pinto descomponer los objetos y las personas porque el que lo observa también reconstruye su propia realidad. Me gusta romper todo para que luego cada uno lo monte a su manera".

Sin embargo hay determinados cuadros, como un autorretrato o marinas que no están distorsionados y él mismo explica su razón de ser. "Lo que yo hago al descomponer es exactamente lo mismo que hace la naturaleza. Si tu abandonas una casa y vuelves al cabo de 60 a 100 años está totalmente distorsionada, arruinada, las montañas también son producto de la erosión. Lo que yo hago es acelerar la descomposición de los objetos. Sin embargo las cosas que ha modelado el tiempo como las caras o el mar no las puedo distorsionar y no aparecen distorsionadas en mi obra".

Su pintura tiene una base hiperrealista basada en autores como Richard Estes, también del arte pop que se ve reflejado en muchas de sus obras coloristas y su forma de actuar sobre ella e intervenirla se acerca a los postulados futuristas, así como al paisaje apocalíptico de Ludwig Meidner, sin embargo su pintura es esencialmente suya, continuamente se propone a sí mismo retos, como descomponer una moto, o un cuadro abstracto, "no me gusta repetirme", la parafernalia de la policía en sus escenas de manifestaciones le parece muy atractiva para descomponer. Las marinas ocupan gran parte de los cuadros que presenta, especialmente de Formentera e Ibiza, así como Santander.

Tiene piezas muy llamativas, como paisajes urbanos madrileños y londinenses que va llenando con personas conocidas, o bien pintando sus noches llenas de neones luminosos, lugares reconocibles de la ciudad de León, como el Musac o San Marcos, y un bodegón, la cocina de su casa, la cena de personajes tan dispares como Mick Jagger, Rajoy, Marilyn Monroe, Esperanza Aguirre, Messi, Trump y alguno más en un ambiente pop muy colorista y hortera, tipo años 60 donde los americanos hacían ostentación de ese modo de vida suyo tan peculiar.

Hay una pieza dándole la vuelta a un cuadro de Antonio López, pintando el mismo lugar, pero lleno de gente mientras que el de Antonio estaba vacío, de noche y el original era de día… una forma irónica de representar una obra icónica del panorama artístico español.

No faltan imágenes que miran a la actualidad de nuestro país, como la patera de migrantes, el campanazo de Bankia, las manifestaciones, en fin un recorrido por las múltiples realidades de este pintor que refleja una sociedad que se va encontrando en sus recorridos por la geografía española, ya que ha expuesto en Madrid, Formentera, Santander y Salamanca últimamente y que estará en la sala del Coal hasta el próximo 26 de abril. Conviene no perdérsela ya que no defraudará.
Volver arriba
Newsletter