Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Una cumbre en Vegarada

Una cumbre en Vegarada

LNC VERANO IR

La Quemaona y el Mediodía desde el Pico Lastres. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen La Quemaona y el Mediodía desde el Pico Lastres. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 07/06/2019 A A
Imprimir
Una cumbre en Vegarada
La ruta de la semana La Fitona es una cumbre en el límite de las comunidades asturiana y leonesa
El puerto de Vegarada es inicio de muchas ascensiones a las hermosas cumbres que lo rodean, tanto leonesas como asturianas y muchas de ellas se encuentran en el límite de ambas provincias.

Estando en esta época en el ecuador de la primavera, aún se pueden encontrar algunos neveros, especialmente en las parte más altas como lo es la cumbre de la Fitona. Sin embargo la nieve no causa problemas para subir estas sencillas cumbres.

Comienza a ruta en el Puerto de Vegarada, pasada la construcción recientemente remozada del Mesón y aún sin utilidad propia. Desde el camino que va a Asturias se enfila hacia el suroeste por trochas y sendas de ganado tratando de evitar subidas y bajadas, yendo más hacia el sur que hacia el oeste. La orografía del puerto de Vegarada es muy irregular, sin vegas claras y una referencia válida puede ser la cerca de alambre de espino que separa las comunidades. Siguiendo los caminos se va en dirección al Paso de la Muezca que es el punto más bajo en los farallones que se ven hacia el sur, se puede divisar hacia la izquierda, al este, muy marcada la Portilla del Faro bajo las peñas del pico del mismo nombre. Para llegar al paso se ve el camino al acercarse y poco después se enfila la cuesta hacia el paso. En la base, al lado del camino se puede encontrar una magnífica fuente de agua fresca que en estos momentos todavía está cercada por un pequeño nevero.

Desde allí el camino comienza a hacerse cuesta arriba, aunque se hace cómodamente debido a que zigzaguea y no toma la pendiente a derecho. Este tramo es el que más desnivel tiene, ya que son casi doscientos metros de subida en menos de medio kilómetro.

Al final se llega a la collada por un paso entre las peñas y desde allí se sigue por la cresta hacia el oeste y en poco menos de otro medio kilómetro con no tanto desnivel como el que había para llegar a la collada se alcanza el pico Lastres de 2.017 metros, desde donde se contempla perfectamente el recorrido para alcanzar la Fitona que es el objetivo de la ruta.

Puede decirse que la vista es excelente ya desde esta cumbre, pues si por el norte se ve la montaña asturiana, al suroeste se ve a los pies de la cumbre el valle de Canseco y todas las cumbres de la cordillera Cantábrica, con el Cueto Millaró o Brañacaballo como referente.

Solamente se debe descender unos metros y subir el desnivel de 50 metros hasta la Fitona (2041 m) desde donde la vista es más amplia debido a su altitud. Se ve hacia el Este las Peñas del Faro, el Pico Huevo, la Portilla del Faro, la Quemaona y el Mediodía. Al norte el Jeje y el Nogales, el Retriñón, el Oso, Fuentes de Invierno y algo más alejado con su forma característica el Pico Torres. Al fondo los Picos de Europa destacan entre las nieblas. Al oeste se ve la Valerona, el Majao, las Llanonas, el Morgao y el Laguna. Más allá el Bolero, el Estorbín, Aguazones y el citado anteriormente Cueto Millaró o Brañacaballo.

Para descender se puede seguir hacia el Huevo y las Peñas del Faro y bajar por la Portilla del Faro o bien volver por el mismo camino que se ha utilizado para la subida, regresando al puerto de Vegarada donde finaliza la ruta. Es interesante al regresar parar en Redipuertas a contemplar su cascada en este época primaveral y reponer fuerzas en el restaurante el Aprisco que a buen seguro encantará a todos.
Volver arriba
Newsletter