Publicidad
Un repaso a la gestión de la pesca continental en España

Un repaso a la gestión de la pesca continental en España

DEPORTES IR

Muestreo de la fauna macroinvertebrada en el río Porma. | R.P.N. Ampliar imagen Muestreo de la fauna macroinvertebrada en el río Porma. | R.P.N.
Rodrigo Prado Núñez | 05/03/2021 A A
Imprimir
Un repaso a la gestión de la pesca continental en España
Pesca El jefe de Pesca de Medio Ambiente de León, César Gómez, y la catedrática Ana Almodóvar analizan con estudios científicos la evolución de los ríos y peces
La catedrática de la Complutense de Madrid, departamento de Biodiversidad, Ecología y Evolución, Ana Almodóvar y el jefe de la sección de Pesca del servicio Territorial de Medio Ambiente de León, César Gómez Cáceres, versaron sobre la pesca continental, la evolución de nuestros ríos y sus peces por medio de estudios científicos y técnicos.

El COVID-19 ha obligado a reformular aquellos eventos que las asociaciones efectuaban, periódicamente, para los amantes de los ríos, la pesca y la naturaleza. Así es que, esta charla coloquio patrocinada por AEMS ‘Ríos con Vida’, fue virtual, en Zoom, una plataforma para videoconferencias.

El moderador, después de las correspondientes presentaciones, dio paso a la Catedrática Ana Almodóvar que centro de la conferencia en los salmónidos, especialmente en la trucha común, a la que lleva gran parte de su vida profesional dedicada a estudiar su comportamiento y la gestión sostenible de sus poblaciones, que también es extensible al salmón en muchos de sus aspectos.

El deterioro de algunos ríos y la gran demanda hacen que el gran auge de la trucha no siempre sea sostenible Exaltó el elevado valor en conservación de sus poblaciones producidas por su aislamiento geográfico y por encontrarse dentro del limite meridional de la distribución geográfica de la especie. Habló de las amenazas para la conservación de la trucha y las bases científicas para su gestión de sostenibilidad; nivel genómico, poblacional y eco-sistémico. De la regresión debido a la destrucción del hábitat, contaminación, cambio climático, sobrepesca e introducción de especies exóticas en algunos ríos.

Explicó que la trucha, como un recurso económico y social en la pesca deportiva, esta cogiendo un gran auge. Pero el deterioro de algunos ríos y la gran demanda hacen que esto en muchos ríos no sea sostenible. Y que se repobló indebidamente por el descenso de las capturas y estas actuaciones, en la mayoría de los casos, se realizaron sin control ni análisis de la eficacia y efecto negativo que podría tener. Procedían de piscifactorías del centro de Europa y tenían una gran diferenciación genética con las truchas nativas. Eso llego a producir una reducción notable de las poblaciones naturales, incluso la reducción genética única debido a esa intrusión de ese material genético alóctono. En los años 80 y 90 se hicieron estudios que dieron como resultado el efecto negativo de estas repoblaciones. Las Comunidades Autonómicas pararon esas repoblaciones para conseguir recuperar la genética original, empezaron a repoblar menos y con reproductores seleccionados del mismo río donde se iban a destinar. La pesca extractiva influye negativamente sobre la fecundidad, es necesario poner unas tallas que como mínimo permitan que al menos una vez se puedan reproducir.

El cambio climático, que traerá altas temperaturas, influirá negativamente sobre todo en los salmónidos ya que son peces de agua fría. El hábitat térmico disponible descendió un siete por cien cuando se comparan las condiciones climáticas entre los periodos 1975-1986 y 1986–2004. Si este progreso se mantiene en el tiempo, la trucha común en nuestro territorio, en el año 2070 perdería la mitad de su hábitat.
Llegando a la conclusión de que, la realización de una gestión sostenible de la Trucha común requiere un conocimiento profundo de su diversidad  genética, de la regulación de la dinámica poblacional y de la presión de explotación.

Para una buena gestión se requiere una regulación de la dinámica poblacional y de la presión de explotación Luego, le llegó el turno a Cesar Gómez Cáceres, que explicó la gestión de la pesca en la provincia de León y el beneficio de la Ley 9/2013, de 3 de diciembre, de Pesca de Castilla y León. Comentó las muchas actuaciones que se han realizado a lo largo de la provincia de León, como una base de datos de los azudes, que son numerosos y muchos no son remontables, lo que condiciona la movilidad de los peces. También se han cartografiado los frezaderos, las zonas donde aun reside el desmán ibérico, las nutrias y el mirlo acuático, que son en su conjunto un indicador de la calidad del hábitat.

Estos últimos años se han efectuado trabajos para recuperar los senderos de pescadores para facilitar el traslado por sus riberas y aproximaciones al río. Se realizaron la reposición de las señalizaciones victimas del vandalismo y la recogida de basuras y enseres abandonados en las inmediaciones del cauce. Una nueva aplicación, con la simple descarga en el móvil, para poder obtener la información que precisas desde la orilla del río. Trabajos de oficina con un promedio de unos 1000 informes anuales sobre centrales eléctricas, plantaciones, cortas, obras, vertidos, denuncias y otros. Que llegaron a un acuerdo con las Confederaciones Hidrográficas para que las escolleras solo se dispongan para proteger infraestructuras de carácter esencial. También comentó la alarma que produjo el moco de roca (didymo) en su momento y las actuaciones contra las especies invasoras, como el cormorán o el visón americano. Y para finalizar comento las actuaciones sobre los ríos en la época estival, que unas veces por sequia natural y otras por abuso de regadío se quedan secos. A sí como los rescates de truchas que se quedan atrapadas en los canales de riego y de las centrales eléctricas. La conferencia finalizó con con ruegos y preguntas.
Volver arriba
Newsletter