Publicidad
Un plan dirigido a "salvar" los talleres ferroviarios de La Sal

Un plan dirigido a "salvar" los talleres ferroviarios de La Sal

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
L.N.C. | 06/05/2022 A A
Imprimir
Un plan dirigido a "salvar" los talleres ferroviarios de La Sal
Infraestructuras La Plataforma por el Soterramiento y la Asociación Ferroviaria Reino de León plantean una solución para evitar su demolición
La Plataforma por el Soterramiento del Ferrocarril en San Andrés y la Asociación Ferroviaria Cultural Reino de León han trabajado en buscar una solución para salvar de la demolición los talleres ferroviarios de Renfe. Ambos colectivos han analizado los planos de la planificación actual que prevé la demolición de este gran edificio. Tras estudiar los viales y los espacios dotacionales se puede comprobar como modificando y reorientando los mismos es perfectamente posible dar una solución y evitar el desastre patrimonial que actualmente se permite.

En el caso de los viales, los colectivos proponen variar la calle que se traza justo por la mitad del edificio condenándolo a la desaparición. Es una calle que no se le ocurre trazar "ni al que asó la manteca", consideran los colectivos. Trazándola por la zona por dónde irían soterradas las vías se lograría salvar todo el edificio que tendría calles por sus cuatro fachadas. Las calles se pueden y deben trazar por los lugares razonables que permitan la comunicación entre La Sal y Paraíso; en la propuesta planteada se demuestra que es perfectamente posible.

Mientras, en cuanto a la propuesta de centralizar las dotaciones en los talleres, los promotores de esta idea también demuestran que se pueden construir viviendas sin que sea excusa para destruir el edificio. Las dotaciones que se plantearon en la antigua planificación son incomprensibles por su dispersión en el sector al estar en lugares sin interés. Hasta en 5 puntos diferentes, mientras que la propuesta pide que se unifiquen en el gran edificio de los talleres permitiendo tener una edificación inmediatamente, preservar la historia ferroviaria y disponer los vecinos de un edificio de forma directa siendo solamente necesaria su adaptación. Las dotaciones planteadas en la planificación antigua habrían de realizarse de nueva planta, lo que dilataría mucho en el tiempo las inversiones si es que llegan y el coste sería elevadísimo. Ambos colectivos piden que se centralicen las dotaciones en los talleres y se trabaje ya en la modificación de la planificación para estar preparados si un día se trasladan los talleres a Torneros.

Todos los grupos políticos del Ayuntamiento de San Andrés aprobaron una moción para la salvación de este edificio singular, el más grande de la provincia, con una arquitectura única y un potencial para alojar servicios y dotaciones inmenso, pero se desconoce si ya ha abierto expediente para proteger el edificio.

El municipio de León ofrece muestras, de que es posible la protección de edificios compatibilizándolo con la actividad ferroviaria y empleos. Las estaciones de Renfe y Feve, fueron protegidas en el PGOU de 1982. El nivel de protección elegido no fue de Bien de Interés Cultural por sus grandes restricciones y problemas, sino que se optó por niveles 1 y 2 respectivamente en el catálogo, asegurando hasta nuestros días los edificios históricos en la capital leonesa, mientras funcionaban como estaciones. Hoy estos edificios históricos han sido restaurados y puestos en valor siendo admirados por los ciudadanos, formando parte de la historia ferroviaria e industrial de León. El acuerdo de San Andrés para iniciar la tramitación de catalogación y protección de los talleres ferroviarios de material motor de Renfe de momento parece no haberse iniciado. El edificio serviría de gran puente de instalaciones para una zona densamente urbanizada como Paraíso Cantinas y otra como el Barrio de la Sal, que tienen en común una carencia de servicios, que el edificio podría compensar de forma sobresaliente.

Los talleres de material motor de Renfe fueron construidos en el año 1958 para alojar a las nuevas locomotoras que entonces prestarían servicio en las nuevas líneas férreas electrificadas de la provincia de León. Su arquitectura dota al edificio de una fachada racionalista de interés, y lo hace especialmente interesante por estar construido con un sistema de bóvedas aligeradas y diáfanas que hacen de esta estructura ferroviaria, la más grande y relevante de la provincia con 10.000 metros cuadrados de edificación.
Volver arriba
Newsletter