Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Un inocente 'viaje en el tiempo'

Un inocente 'viaje en el tiempo'

ACTUALIDAD IR

En la fotografía, cinco de los seis niños que encontraron la cápsula del tiempo en Boca de Huérgano. | L.N.C. Ampliar imagen En la fotografía, cinco de los seis niños que encontraron la cápsula del tiempo en Boca de Huérgano. | L.N.C.
Estefanía Niño | 26/08/2018 A A
Imprimir
Un inocente 'viaje en el tiempo'
Sociedad Encuentran en la localidad de Boca de Huérgano una cápsula del tiempo enterrada por un grupo de niños en febrero de 1993
En la localidad montañesa de Boca de Huérgano acaban de vivir un viaje en el tiempo muy inocente. Un grupo de niños, jugando, ha encontrado una cápsula del tiempo guardada por otro grupo de niños en febrero de 1993. Ahora, con este curioso descubrimiento, acuden a las redes sociales para intentar encontrar a los autores, hoy ya adultos.

Todo comenzó cuando un grupo de niños, que desciende del pueblo y pasa allí sus vacaciones, estaba jugando. Se trata de Valeria y Claudia –hermanas-, Laura y Álvaro –hermanos-, y Javier y Claudia, que como en otras ocasiones estaban disfrutando de sus vacaciones en Boca. La casualidad quiso que recientemente se derribara un muro en la localidad, y en el desescombre del mismo, Valeria se hizo con el hallazgo. Un hallazgo que no dudó ni un instante en compartir con sus amigos. Se trata de un tarro de cristal –de la marca Nestle– en el que había cuatro papeles manuscritos por otro grupo de niños, solo que en febrero de 1993. 

Estos papeles son, para los pequeños descubridores, todo un tesoro del que se sienten muy orgullosos. En ellos se pueden leer, con inconfundible caligrafía infantil, los siguientes mensajes: «Me llamo Pedro, mi mejor amigo es Jose, me rompí la pierna esquiando, soy el mejor en el colegio pero me aburro. Tengo muchas faltas y 5 hermanos y 1 hermana», «Me llamo María, mis amigos y yo hemos enterrado una cápsula para que sepan cosas del futuro. La enterramos en el 1993 el día 14 de febrero», «Me llamo Jose. Mis amigos y yo hemos puesto una bandera al lado de la cápsula, si no está la han cambiado de sitio y no encontraréis 50 pesetas de 1993», y «Me llamo Leire, tengo 3 amigos que hemos decidido hacer una cápsula del tiempo. Son: Pedro, Jose y Maria». Este es el legado que estos cuatro niños –José, Pedro, María y Leire– enterraban en un tarro en febrero de 1993 con la esperanza de que alguien lo encontrara en el futuro, y así ha sido 25 años después. Un legado en el que, además, apuntan a una moneda de 50 pesetas enterrada bajo una bandera, que por el momento no ha aparecido.


Una divertida aventura que Susana de la Hera González, madre de dos de las niñas que han encontrado la cápsula, compartía en sus redes sociales el pasado 13 de agosto con varias fotos y el siguiente mensaje «Hemos encontrado una cápsula del tiempo en Boca de Huérgano del 14 de Febrero de 1993 en un tarro de cristal. ¿Nos ayudáis a encontrar a sus dueños? Son Leire, Pedro, José y María, y estos, son sus mensajes». Una publicación que, por el momento, se ha compartido más de 960 veces, aunque sin pistas de los autores de este divertido viaje en el tiempo. Todo parece ser, que eran niños que estaban de paso, ya que como explicaba Susana a La Nueva Crónica «no son del pueblo, porque aquí más o menos nos conocemos todos». 
Volver arriba
Newsletter