Publicidad
Turisteo

Turisteo

OPINIóN IR

21/06/2021 A A
Imprimir
Turisteo
Después de tanto tiempo de restricciones y prohibiciones que no sé si algún día sabremos si realmente sirvieron para algo más que para obligar a cerrar negocios y mandar gente al paro, gente que en algunos casos se ha hecho cómoda y prefiere la paguita a madrugar cada mañana para ir a trabajar, de la misma manera que estamos conociendo que algunas medidas no eran tan eficaces como nos vendieron, daba la sensación que turisteo no iba a volver nunca a la provincia.

Antes de nada le apunto que en América Latina llaman turistear a la inclinación a viajar por placer, visitando varios lugares en poco tiempo. Ir a un sitio a pasar el fin de semana, tres días como mucho, disfrutar de ciudades, paisajes o playa, de la gastronomía del lugar, y volver para casa. Generalmente, el destino no está muy lejos de casa por no pasarse el fin de semana en el coche y aunque a uno le parezca un lugar con poco atractivo, no falta quien lo elige como opción.

Este tipo de turismo es para la provincia leonesa una fuente de ingresos tremenda, aunque no se quiera ver o no se reconozca. Sobre todo para la capital pero también para Ponferrada y El Bierzo, Astorga y La Bañeza y otros pueblos o zonas donde es fácil viajar en familia y tener a los niños entretenidos, también en menor medida. Y si no se lo cree eche un vistazo a su alrededor cada fin de semana y verá que una cuanta gente con la que se encuentra en bares, restaurantes, tiendas o simplemente por la calle ha venido desde otra provincia.

No prestar atención a la fuente de ingresos que supone para pueblos y ciudades en León el turisteo es de necios. Sobre todo cuando más que grandes viajes lejos de casa de muchos días lo que más se va a dar es este tipo de escapadas de dos o tres días, de un fin de semana, para conocer –o volver a visitar– un lugar, comer, quedarse a dormir, ir de compras y salir de copas.

Al fin y al cabo, y a pesar de las incomodidades, el turisteo es venir a dejar dinero y a demostrarnos que muchas veces se valoran más algunos sitios desde fuera que cuando estamos viviendo en ellos. Otra costumbre muy leonesa que nos va a costar trabajo quitar.
Volver arriba
Newsletter