Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Tres campañas gafadas para la Marca de Garantía de la cereza del Bierzo

Tres campañas gafadas para la Marca de Garantía de la cereza del Bierzo

ACTUALIDAD IR

Imagen de producción de cerezas del Bierzo, que contará con mucha menos cantidad de los esperado. | Ical Ampliar imagen Imagen de producción de cerezas del Bierzo, que contará con mucha menos cantidad de los esperado. | Ical
D.M. | 19/06/2019 A A
Imprimir
Tres campañas gafadas para la Marca de Garantía de la cereza del Bierzo
Campo Desde que se concedió el distintivo en 2017, la comarca ha registrado las peores cosechas en muchos años / Este ejercicio saldrán sólo unos pocos miles de kilos
La Marca de Garantía de la Cereza del Bierzo parece no acabar con su ‘gafe’. La presente es la tercera campaña desde que la Junta de Castilla y León concediera en el ansiado marchamo de calidad, pero nuevamente volverá a ser una campaña «mala», según confirma el director técnico de los consejos reguladores de la frutas de calidad del Bierzo, el ingeniero Pablo Linares.

El sello fue concedido en 2017, pero ese año ya no se pudo sacar al mercado cereza del Bierzo con Marca de Garantía porque las heladas del mes de abril frustraron la práctica totalidad de la producción.

El pasado año 2018 fueron las lluvias que aguaron la cosecha, que si bien sacó algo de producto, la cantidad recogida fue menos de un 20% de lo que las parcelas de cerezos incluidas en la Marca de Garantía pueden producir en una campaña normal, es decir, unos dos millones de kilos. Sólo unos pocos miles de kilos fueron recogidos y comercializados para vender en fresco y para la industria de transformación de conservas el año pasado.

Y la misma posibilidad parece que va a repetirse en este 2019. «Hay poca y mucha de la que hay no es apta para recoger». Linares asegura que será «la tercera campaña mala, porque queda muy poco tiempo y aunque algunas variedades tardía puedan todavía recogerse, las cifras ya no se recuperarán» en el global de toda la producción.
Además, el frío nocturno de los pasados días, las lluvias de este martes 18 y las que se prevén para este miércoles 19 de junio, así como las que durante la floración hicieron caer mucho fruto potencial, no ayudan en nada.
«Las cerezas sufren con la lluvia, algunas variedades tienen más sensibilidad que otras, pero cogen mucha agua y se rajan porque la piel no aguanta tanta agua. Esas ya no sirven», apunta.

Así pues, este 2019 saldrán al mercado algunos pocos miles de kilos, «no podría precisar exactamente las cifras porque hablamos de muchas variedades», pero muy lejos de los dos millones de kilos o más para los que están preparados los cerezos bercianos.

La mayor parte de la cereza que pueda recogerse en esta última fase de la campaña hasta la primera semana de julio, a la que le quedan «como mucho tres semanas» recuerda Linares, es fruta que está destinada básicamente a la industria para la elaboración de conservas, como pueden ser cerezas en licor, almíbar o mermeladas.
Volver arriba
Newsletter