Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Supervivientes

Supervivientes

OPINIóN IR

12/07/2019 A A
Imprimir
Supervivientes
De vez en vez , nunca en su totalidad, como similarmente refería un personaje, si no recuerdo mal, de Carlos Arniches en su obra ‘Es mi hombre’ puesta exitosamente en escena en mi adolescencia con un grupo de alumnos del instituto faberense, dirigidos por el profesor no hace mucho fallecido Álvaro Alba Ávarez en el cine Veraluz, el edificio estilizado más elegante entonces de Fabero en tanto hoy se halla en un abandono propendente a la ruina. Pues bien, en ocasiones veo sobre todo fragmentariamente el ‘reality’ ‘Supervivientes’ para observar como marcha esta aparente demostración de la realidad. Su antecedente, el ‘reality’ más famoso mundial Gran hermano, estudiado por el eminente filósofo Gustavo Bueno quien llegó a atacarlo según reflejan sus palabras un ‘programa de primates’ y en cuyas clases se abarrotaban las aulas habiendo de sentarse por el suelo tanta e insólita concurrencia.

Los ‘realitys’, sobre todo ‘Superviviente’s, son los programas más visualizados de la tele. Sin duda ‘Supervivientes’ es el más sacrificado, pues hay que vivir a la intemperie, pescar, coger los escasos frutos existentes, hacer algún palafito, fuego, someterse a variadas y complejas pruebas que este año han originado varios accidentes. El presentador principal que no el mejor, por cierto, porque todo su bagaje lingüístico desemboca en follar arriba, abajo, a la izquierda, a la derecha y a todas horas además de echar, en broma o no, los tejos a los concursantes atractivos es el badalonés Jorge Javier Vázquez. Otro de los presentadores en la presente edición es Carlos Sobera, para mi gusto con más clase e igual cercanía lo mismo que el dominical Jordi González y la atractiva, simpática, valiente, decidida asturiana Lara González, la cual entra en contacto desde el maravilloso lugar hondureño de Cayos Cochinos.

En fin, esto en cuanto a los presentadores, pues relativo a los participantes, famosos unos como la tonadillera Isabel Pantoja a quien la rumorología daba como ganadora, algo inviable pues por prescripción médica debe abandonar el programa, aunque se lleva una pasta gansa (se habla de 800.000 €, sin practicar los descuentos), Carlos Lozano, a mi entender el ganador moral, Mónica Hoyos, ahí peleando, Chelo García que acaba de arribar a casa para ver a Marta, su amada, Nicolás Vallejo-Nájera, Colate, él y su hombro fuera de concurso, la dulce Mahi Masegosa, simpática, colaboradora, empleada en una gasolinera, granadina, qué bien me gustaría a mí que ganase, por el contrario me ha producido un gran alivio la expulsión de la tronista de Mujeres y hombres y viceversa, Violeta y la de Dakota procedente de Hermano mayor, qué vergüenza estas dos muchachas, maleducadas, insultantes, irrespetuosas, provocadoras, violentas, histéricas… Jamás, salvo si recuerdo al actor porno Nacho Vidal, he visto nada por el estilo en el formato. No comprendo porqué no se las castigó debidamente incluso expulsó. Su actuar nada modélico es reprobable. Menudo ejemplo para nuestros jóvenes, máxime cuando el público estando nominadas llegó a salvarlas. Señores responsables de los castings no todo vale en esta vida con tal de obtener audiencia y la consiguiente pasta. No. No vale buscar intencionadamente la pelea, la amenaza, las traiciones, el desprecio, el histerismo. No vale. No.
Volver arriba
Newsletter