Publicidad
Subida a Pantivalles

Subida a Pantivalles

LNC CULTURAS IR

El camino sube convertido en sendero. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen El camino sube convertido en sendero. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 08/10/2021 A A
Imprimir
Subida a Pantivalles
La ruta de la semana Un lugar que puede servir de base a ascensiones al macizo occidental de los Picos de Europa y un excelente balcón al macizo central
Caminar por los Picos de Europa es siempre entretenido debido a su fuerte orografía, ya que tiene desniveles pronunciados en cualquiera de los caminos que se deseen seguir. Las pendientes son mucho más pronunciadas en el interior de los macizos, que además están compuestos en su mayor parte por la roca caliza con grandes paredes verticales. En cambio la zona exterior, es de praderas con mucha inclinación, pero no verticales y la poca roca que hay no resulta comprometida. La zona que se va a transitar se dedicaba en otros tiempos al pastoreo, pero ahora es más utilizada para la conquista de las montañas y el turismo de rutas, y a veces los antiguos caminos se han perdido o se encuentran con más maleza, por lo que se debe caminar con cuidado, ya que una equivocación puede llevar a lugares no recomendables.

El ayuntamiento de Posada de Valdeón se caracteriza por acoger a los montañeros que desean realizar las numerosas rutas existentes en el valle, aunque la más visitada es la del Cares, que va desde Posada a Caín y desde esta última localidad a Puente Poncebos.

En su página web hay un apartado dedicado a las majadas y al pastoreo, esta ruta puede incluirse en dicho apartado. Para el turismo de montaña se ha preparado la vía ferrata y se han acondicionado el chorco de los lobos y la ermita de Corona, lugares interesantes de visitar y por los que pasan algunas de las rutas que aquí se han mencionado.

El recorrido que ahora se propone es circular y pudiera hacerse en los dos sentidos, aunque se considera que el mejor es la propuesta que se hace.

Desarrollo de la ruta  


Parte del Hotel Rural Picos de Europa desde donde se ha realizado el recorrido, llegando a Posada y dirigiéndose hacia el camino del Bustio, para lo que se debe cruzar el puente sobre el Cares, y nada más cruzarlo seguir recto hacia arriba paralelos a la riega de Rijolles. El camino sube, cruza la riega y bordea la loma para enfilar hacia una loma cuesta arriba para encontrar las primeras cabañas que antaño eran de pastoreo y ahora se dedican a otros menesteres.

Continúa la subida y poco después se encuentran nuevas casetas de piedra y el camino amplio al dar una vuelta sigue, pero se debe tomar un sendero a la derecha que asciende directamente con algo más de desnivel, pasando por varios vallejos situados en la parte alta de la riega del Pombero, cerca de Hoyobladas, hasta que al final, tras varias subidas más, se llega a la caseta de Pantivalles, una de esas majadas de montaña, situada entre la Peña y el valle y desde donde se pueden contemplar varias localidades, así como la horcada de Pambuches y sus torres aledañas, mientras que al frente se ve el Macizo Central, dominado por las Peñas del Friero y con las cumbres del Llambrión y la Palanca dejan ver el verdor de la zona donde se asienta el Collado Jermoso.

Desde este lugar se domina perfectamente los alrededores y era un espacio muy agradable para el pastoreo, pues en las cercanías hay praderas de fresca hierba y el ganado pastaba apaciblemente en estos lugares. Sin embargo mucho de ese pastoreo se ha perdido y ahora son los andarines quienes visitan estos lugares.

Tras reposar un poco en Pantivalles se continúa por el camino que sigue manteniendo la cota de 1.250 metros, hasta que en una revuelta el sendero se divide en dos: por la izquierda sube hacia la Traviesa de Hurden y el horcado de Pambuches, el de la izquierda, un sendero casi imperceptible continúa hacia el Este en la misma cota y comienza poco a poco a bajar. Es importante no perder ese sendero del que apenas se ven las trazas pero que se sigue muy bien, sin casi descender más que un poco y según discurre la senda va aumentando la bajada, no demasiado pronunciada porque en un kilómetro se van a bajar solamente 50 metros hasta la cota de 1.200.

Tras ese kilómetro se llega a la vega de Arestas y hay un cruce con dos caminos, el de la izquierda sube, también hacia Pambuches y el de la derecha da un giro total en dirección suroeste, casi opuesta a la que se traía, para comenzar una bajada mucho más acusada.

El camino va entre rocas sueltas y matorral, pasa por el Hoyo de Prienda y tras una buena bajada, en un largo tramo, pasando varios vallejos, se llega a un camino más amplio, por debajo de Pantivalles entrando en una zona con escobas más elevadas que van a dar a un robledal cerca del collado del Pando. Sin entrar en el robledal se gira a la derecha con fuerte descenso y camino marcado hasta llegar cerca de un abrevadero sin uso. Antes de llegar al abrevadero, el camino gira a la izquierda y tras cruzar la riega del Pombero, sale al lugar del mismo nombre donde hay una casa restaurada y el amplio camino del Bustio que hay que seguir hacia la derecha, entrando en la localidad de Posada para continuar, camino de Soto hasta el Hotel de Turismo Rural Picos de Europa donde finaliza la ruta.
Volver arriba
Newsletter