Publicidad
Sevilla Atlético 1-2 Cultural: 'Machada leonesa en Nervión'

Sevilla Atlético 1-2 Cultural: 'Machada leonesa en Nervión'

DEPORTES IR

Julen Colinas celebra con Yeray el gol de la victoria. | DAVID DE LA ROSA (LOF) Ampliar imagen Julen Colinas celebra con Yeray el gol de la victoria. | DAVID DE LA ROSA (LOF)
Jorge Alonso | 03/09/2017 A A
Imprimir
Sevilla Atlético 1-2 Cultural: 'Machada leonesa en Nervión'
Segunda División La Cultural se abona a la épica para volver a ganar un partido que perdía en el minuto 87 con tantos de Bastos y un Colinas que por fin sonrió en el campo que le vio llorar
Se la tenía guardada. Nombrar al Viejo Nervión en una conversación con Julen Colinas era sinónimo de recordarle al vasco uno de sus peores momentos como futbolista. En el estadio principal de la ciudad deportiva del Sevilla el extremo, entonces en las filas del Lleida, se quedaba sin ascenso a Segunda División en una tanda de penaltis de doloroso recuerda para el equipo ilerdense. Con lo vivido este pasado verano con la Cultural Julen decía haberse sacado media espina de lo ocurrido entonces. Este domingo se sacó la otra media.

Porque ahora juega en un equipo que no cree en imposibles. Que cayendo a falta de cinco minutos a final seguramente de forma merecida no baja los brazos en ningún momento y siguiendo el mismo guión de la pasada semana ante Osasuna pero apurando incluso un poco más el tiempo, le da la vuelta al partido en la última jugada.

Colinas se quedaba a las puertas del ascenso en ese mismo campo hace dos años en una fatídica tanda de penaltis
Fue Julen, no podía ser otro, el que certificaba una nueva noche épica para la Cultural en un delirio colectivo que comenzaba en el centenar de aficionados leoneses de la esquina de Nervión y llegaba por la Ruta de la Plata hasta una ciudad que volvió a gritar. El donostiarra le pegó con el alma en el segundo palo a la salida de un córner con el tiempo cumplido para poner un 1-2 que en el 87 era un 1-0.

Cinco minutos antes había sido Bastos el que había puesto el empate en el marcador tras una sensacional jugada del que a buen seguro fue el gran artífice de la victoria, Emi Buendía. El argentino, que había salido tras el descanso, revolucionó al equipo y se lo echó a las espaldas. En esa ocasión, tras una gran combinación con Iza pisó línea de fondo y la puso atrás para que Bastos, que había salido junto a Julen al campo instantes antes, la pusiera en el fondo de la red.

Curro adelantó al Sevilla Atlético con un golazo en los mejores minutos de la Cultural hasta ese momento
Era el final feliz a una historia que en su desarrollo ni mucho menos lo apuntaba, porque si de un combate de boxeo se tratara, el Sevilla Atlético se hubiera llevado el combate a los puntos.

Esta vez no hubo sorepresas en el once. Con Mario Ortiz sano, el cántabro parece indiscutible junto a Yeray en la medular, apostando De la Barrera por los mismos que en la segunda mitad le dieron la vuelta al partido ante Osasuna hacía una semana.

Un once que se puede considerar ‘tipo’ en la Cultural y que trató de mantener la filosofía de juego del equipo, dando en esta ocasión un pequeño paso atrás frente a un Sevilla Atlético que estaba llamado a imitar esa idea de tratar de tener el balón en su poder el mayor tiempo posible.

Bajo ese guión transcurrió la práctica totalidad de la primera parte, siendo superior el filial hispalense, quien protagonizó las prinicipales ocasiones de gol de los primeros 45 minutos. La Cultural, tremendamente imprecisa en el pase y ahogada en la creación por la presión alta sevillista, no se encontró cómoda en ningún momento y apenas se dedicó a resistir lo que por momentos pareció un asedio del conjunto local, mucho más metido en el encuentro.

La salida de Emi Buendía tras el tiempo de descanso revolucionó el partido y le dio otro aire al equipo leonés
El mejor resumen de ello es que Palatsí fue seguramente el jugador que más tocó la pelota tanto evitando las ocasiones del filial como con los pies al tener que recurrir una y otra vez el equipo a él en la salida.
Carlos Fernández se convertía en una pesadilla para Iván González y un Curro muy activo tenía la más clara tras un pase interior que resolvía bien Palatsí en su salida. La inoperancia en ataque de la Cultural se resumía en los cero tiros a puerta con los que se iba el equipo al descanso con Aridai y Rodri especialmente desaparecidos.

El canario dejó su sitio en el descanso al citado Emi y eso sin duda le dio un vuelco al partido.Eléctrico, participativo, el argentino respondió al jugador que se espera tanto en León como en Getafe y eso llevó a la Cultural a disfrutar de los mejores minutos del partido hasta ese momento.

Como si de un macabro cuento se tratara fue precisamente ahí cuando llegó el gol del Sevilla Atlético. Un tanto de esos en los que no queda mucha más opción que mirar y aplaudir al rival. Carlos Fernández volvía a ganar un balón largo por alto que Curro recogía a cinco metros de la frontal. El capitán sevillista se sacaba desde ahí un disparo que pillaba un poco adelantado a Palatsí, que nada pudo hacer ante el sensacional tiro.
Un premio seguramente merecido para el filial que además le llegaba en su peor momento o lo que es lo mismo, un tremendo mazazo para la Cultural que amenazaba con decidir el partido.

Sin embargo, los leoneses no dejaron de intentarlo si bien el primer tiro a puerta no llegó hasta cerca de la hora de juego, cuando Guarrotxena lanzaba una falta directa que Caro atrapaba sin problema en su primera intervención.

Iza, Emi, Señé y Yeray avisaron de nuevo, especialmente el centrocampista canario con un disparo lejano que pegaba en un rival y se estrellaba en el larguero.

La puerta a la esperanza parecía cerrarse definitivamente para la Cultural, con Rubén de la Barrera dando ya el todo por el todo dando entrada a Bastos y Julen Colinas.

El resto ya es historia. La Cultural suma su segundo triunfo consecutivo en tres partidos de liga y mira ya hacia el derbi del próximo fin de semana con la confianza por las nubes.
Volver arriba
Newsletter