Publicidad
Sergio Isabel: "Enola supone un antes y un después en nuestra carrera"

Sergio Isabel: "Enola supone un antes y un después en nuestra carrera"

CULTURAS IR

El trío repite este jueves en El Gran Café de León (22:00 horas) en la gira de presentación de ‘Enola’. | JAVIER BIOSCA Ampliar imagen El trío repite este jueves en El Gran Café de León (22:00 horas) en la gira de presentación de ‘Enola’. | JAVIER BIOSCA
Cristina Centeno | 21/11/2019 A A
Imprimir
Sergio Isabel: "Enola supone un antes y un después en nuestra carrera"
Música El trío vallisoletano vuelve este jueves a León para presentar su nuevo disco, un trabajo respaldado por primera vez por una discográfica y con el que están llenando importantes salas de conciertos de todo el país
Fuera de modas y con el rock oscuro por bandera, el trío vallisoletano The Levitants regresa este jueves a León (El Gran Café 22:00 horas) para presentar su último trabajo, ‘Enola’, con el que han iniciado una gira  con una treintena de fechas que les llevará a salas de todo el país. En su tercera vez en la ciudad, Sergio, Dani y Juan esperan repetir y volver a enganchar al público con los temas de su nuevo disco. Sergio Isabel, voz, guitarra y ‘alma’ de la banda, repasa la trayectoria de un grupo en plena ebullición que sigue tratando de hacerse un hueco en el panorama musical con una propuesta diferente.    

– ‘Enola’ salió a la luz el pasado mes de septiembre, aunque algunos de los temas fueron publicados antes ¿Cómo definiría este disco?
– ‘Enola’ es, por decirlo de alguna manera, un disco que supone para nosotros un antes y un después en nuestra carrera, porque es un disco que grabamos con sello discográfico y estamos muy contentos con la repercusión que está teniendo. Incluso antes de salir ya se había creado cierto ‘runrún’ con las canciones que habíamos sacado como adelanto y en cada sitio al que vamos nos encontramos con que hay gente nueva que conoce nuestros temas, nuestros nombres... Musicalmente es un disco que a quien no lo conociese le diría que suena a rock oscuro, con un poco de psicodelia, pero no entendida como la que se escucha ahora, si no con más aristas. Un disco con mucha energía, muy directo, con melodías muy marcadas...

– Están en plena gira y ya han recorrido salas como El Sol en Madrid con lleno. ¿Qué acogida está teniendo entre el público el nuevo disco?
– Estamos muy contentos porque todos los conciertos que hemos hecho en verano han sido una pasada, pero hemos empezado a comprobar que el disco estaba gustando mucho cuando, por ejemplo, el otro día llenamos la sala Sol de Madrid o  el concierto en Murcia. Estamos viendo que en casi todos los sitios está teniendo una acogida muy buena y estamos llenando o casi llenando y eso la verdad es que mola muchísimo. Estamos muy contentos.  

– Sello discográfico, llenos en muchos de los conciertos... ¿Qué significa para el grupo este ascenso?
– Es un subidón y algo nuevo, no voy a decir que no conocíamos lo que era llenar salas porque sí lo habíamos hecho en alguna ocasión, pero no es lo mismo llenar una de 100 personas como hicimos en Madrid hace tres años que llenar una de 400. Cambia mucho el juego, te da impulso para seguir y ves que todo el esfuerzo y el curro que le has metido está mereciendo la pena, que hay respuesta del público y que no solo hay cabida para los tipos de música que parece que son los únicos que suenan. Nosotros hacemos un tipo de música que está fuera de las modas, creamos nuestra propia ola, no hay grupos como nosotros realmente funcionando en España y la gente está claro que quiere verlo porque viene porque viene a nuestros conciertos, las canciones que hacemos gustan y a priori lo tenemos todo para ser el grupo ‘underground’ que somos. Cantamos en inglés, hacemos rock, que ahora mismo parece que no está de moda aunque yo creo que sigue estando porque si no no estaríamos aquí, y somos un grupo alternativo, con un formato distinto porque no llevamos bajo. Creo que es para estar muy contento y muy orgulloso, la verdad.  

– ¿Es ese estar apartado de la moda lo que acaba cautivando a su público?
– Hay un punto que si. Notamos que hay mucha gente que se acerca y que nos dice que lo vamos a petar y que que bien habernos visto en conciertos pequeños. Entonces estamos muy contentos con esa respuesta que tenemos por parte del público y esperamos que siga así durante todos los conciertos de la gira.    

– Además de recorrer salas de conciertos de todo el país, forman parte del cartel de festivales como el Sonorama, donde dieron un concierto el pasado verano. ¿En qué formato están más cómodos?
– Hay mucha diferencia pero disfrutamos de ambos formatos. Al principio como que estábamos más convencidos con el formato de sala, estábamos más acostumbrados y nos sentíamos más cómodos. Pero cada vez nos sentimos más cómodos en el rollo festival, porque le vas cogiendo el gusto. Tiene también su riesgo porque en un festival tocas delante de mucha gente y hay fans pero también hay quien no tiene ni idea de quién eres y estás tocando por primera vez delante suyo y están expectantes mientras tú estás esperando a ver cómo reaccionan, si les gusta o no, si se quedan o si se van... ese punto también es interesante y de cierto misterio, porque contactar por primera vez con un posible oyente me parece que es la bomba. En una sala es distinto porque el público te conoce, conoce tus temas y ha comprado una entrada por ti. Es mucho más cálido, pero los festivales a pesar de tener un puntito de frialdad y de tener que romper el hielo con gente nueva tienen ese punto de atractivo que es poder hacer nuevos fans.  

– Son uno de esos grupos independientes que ha conseguido hacerse un hueco en el panorama musical, incluso fichando por un sello discográfico para este último disco. ¿Es difícil alcanzar esa posición?
– Yo creo que estamos aún en el momento de seguir haciéndonos hueco, estamos aún buscando nuestro sitio. No estamos para nada asentados ni queremos, porque si te acomodas y te pones en un sitio ya te quedas ahí, acabas durmiéndote en los laureles. Desde que fichamos con el sello la gente nos dice que ahora será mucho más fácil y realmente curramos mucho más porque tenemos más alcance, estamos con mucho más curro, a los conciertos viene más gente y te los tienes que currar a tope, tienes que hacer muchas más entrevistas, muchos más kilómetros, dormir muchas más veces fuera de casa, no ver a tu familia... Es mucho más duro pero a la vez muy gratificante. Lo que nosotros estamos viviendo es una fábula, como un sueño, es lo que queremos y estamos ahí luchando por ello.  

– ¿Cuáles han sido los grandes momentos de la trayectoria de The Levitants?    
– El punto de inflexión llegó cuando las cosas se pusieron serias, allá por el 2016. Llevábamos algún año ya y el batería y yo nos quedamos un poco solos porque dejamos claro que era lo que queríamos hacer en nuestra vida. De repente nos quedamos dos y justo había entrado Juan, que sí se subió al carro, y empezamos a reformular un poco nuestra propia fórmula y experimentamos con el sonido, nos quedamos en ese formato de trío sin bajo y a partir de ahí grabamos ‘Coimbra’, una canción con la que giramos muchísimo por nuestra cuenta y de manera independiente y gracias a ello fichamos por un sello... y hasta ahora. Esperemos que esto sea el principio del principio.  

– No es la primera vez del grupo en León. ¿Qué esperan del concierto de este jueves?
– Hemos estado otras dos veces, hace mucho en una sala y otra vez en El Gran Café, en un concierto que estuvo muy guay y que esperamos repetir.
Volver arriba
Newsletter