Publicidad
Sepárese, señor Casado

Sepárese, señor Casado

OPINIóN IR

24/11/2021 A A
Imprimir
Sepárese, señor Casado
Si esperaba que hoy no hablase de alguna misa perdida y el general superlativo de más que triste memoria, siento defraudarle, mas no me culpe. Claro que vino a mi memoria todo lo vivido antes, durante y después de mi servicio militar en fecha tan, en su día, celebrable y festejada y hoy más bien simplemente recordada, pues más bien la tengo ya como parte de nuestra más lamentable historia, no como esos inconsolables viudos que aún arrastran su deplorable pena.

El pasado lunes, no obstante, fue un día apasionante alrededor de este deleznable asunto que hizo que el mismo se me impusiese.

De una parte, me imaginé, al ver la foto de Fernando Rubio que a su pie decía «actos religiosos en León por la muerte de Franco» el escalofrío de más de uno –obviamente no los inocentes y miméticos niños que aparecen en primer plano– al poder ser identificado saludando brazo en alto, al estilo fascista, que ilustraba el artículo de Fulgencio Fernández ‘No he de callar más que con el dedo…’. Igual a alguno se le decaía el título de ‘demócrata de toda la vida’.

De otra, me bastó con el titular que el diario que, en versión papel, acompaña a este, publicaba, alrededor de las tres de la tarde del mismo lunes, para explicar el asunto que ‘Casado asiste sin saberlo a una misa por Francisco Franco en Granada’. Yo, de este hombre y adláteres, no lo dudo, puede ser verdad, al fin y al cabo, como bien vi comentado en otro diario «¿a quién no le ha pasado de ir a misa un 20N y meterse casualmente en una de las once celebradas en España en honor a Franco?» y añado yo: ¿en honor?, sería en memoria ¿histórica? –mira por donde– para quienes aún echen de menos a tales sátrapa, tiempos y tropelías.

Sepárese, don Pablo, de la extrema derecha, deje de jugar a dos bandas y vuelva a su tranquilizador y efímero discurso en la moción de censura al gobierno presentada por la extrema derecha celebrada los días veinte y veintiuno de octubre del año pasado. Algún militante, que seguro tendrá, habría de señalarle aquello de Escrivá de Balaguer de: «…no eres una moneda de cinco duros que a todos gusta...». Sea de derechas, nada que objetar, faltaría más, pero de la derecha europea claramente demócrata y antifascista. Además, bien sabe, de la opinión que de usted mantienen los socios que tanto pretende.

Nada comento de los desaguisados internos que tiene su partido, es asunto interno y, además, cuál de ellos no los tiene.

En fin, le dejo, que he de ir a ordeñar la alfalfa y arar la vaca.

¡Salud!, y buena semana hagamos y tengamos.
Volver arriba

Newsletter