Publicidad
Sensaciones, belleza y color

Sensaciones, belleza y color

CULTURAS IR

Las bicicletas son para Masa símbolos de libertad. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Las bicicletas son para Masa símbolos de libertad. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 20/11/2020 A A
Imprimir
Sensaciones, belleza y color
Arte Cristina Masa es una artista y docente que presenta desde este sábado en la galería Alemi una obra basada en la Naturaleza para dar luz y color en este tiempo triste de pandemia
Cristina Masa Solís es el ejemplo de una artista hecha a sí misma y que además sabe transmitir su ingenio y creatividad a todos aquellos alumnos que acuden a sus clases y a sus talleres, bien en su estudio particular, bien en los centros culturales de Villaquilambre. Y esta últimos días de noviembre presenta su exposición ‘Sensaciones, belleza y color en época de pandemia’.

La pintura de Cristina sale de la realidad y refleja con total fidelidad esa realidad de connotaciones puramente naturalistas, porque refleja fielmente esa Naturaleza que tanto quiere. Porque Cristina ha traído con sus pinceles esa Naturaleza a sus cuadros durante los días del confinamiento, como ella misma dice. «No podía trabajar, no podía impartir clases a mis alumnos, entonces me dedicaba exclusivamente a pintar y preparé con mucha ilusión esta exposición para alegrar la vida de la gente alegrándoles este tiempo que estamos pasando tan duro». Es, pues, un ejercicio de presentar imágenes de la belleza que existe en la Naturaleza para que el mundo y sobre todo las personas, que solamente reciben malas noticias, tenga algo más de ilusión contemplando esta obra tan hermosa.

Y continúa remarcando ese deseo suyo de llegar a la gente. «Necesitamos color, necesitamos recobrar los paseos por la Naturaleza, el olor de las flores y del bosque, que no lo tuvimos durante esos largos meses de confinamiento en el que no se podía salir a ningún sitio y estamos con ansias de respirar y de ir al contacto con la Naturaleza. Tampoco el otoño ha sido muy favorable porque no hemos podido ver los hayedos ni los bosques. Esto es una inyección de esperanza de que esto se va a pasar y volveremos al contacto con los demás, recuperando todo lo que hemos perdido».

Sus temas son variados, la Naturaleza en sus distintas facetas: flores, árboles, bosques, paisajes hermosos llenos de color, de vida y de fuerza. Y los cuadros de bicicletas de colores de las que Cristina dice: «El tema de las bicicletas me parece muy bonito porque para mí es el símbolo de la libertad. Tú estás en un pueblo y tienes una bicicleta y puedes ir con ella donde quieras. A mi me parece que la bicicleta es algo que te da libertad». Tal vez sean recuerdos infantiles, tal vez sea actualidad y una mirada nostálgica al verano donde el color, la luz el bullicio y la alegría se mezclan en esos paseos en bicicleta a través de campos floridos y coloristas con las únicas figuras humanas que aparecen en la exposición y que muestran la pericia de la autora en la resolución de los retratos, aparte de esas maravillosas bicicletas, esos paisajes llenos de luz y de vida y esas personas que son el alma de todo el cuadro. Y las vendimias, otro momento de luz de colorido,  de vivencias y recuerdos cuando todo el mundo se dedica a recoger esos racimos cargados de uvas jugosas y que pronto se convertirán en vino.  Al hablar de los paisajes de la vendimia cuenta su modo de pintar. «Pinto directamente del natural, pateo mucho el terreno hasta encontrar el lugar que me gusta y entonces monto mi lienzo y lo que hago es preparar un buen dibujo y una muy buena mancha, a lo largo del día o de la mañana, porque madrugo para encontrar buena luz. Después, si no puedo volver a la misma hora, termino con fotografías, y también recuerdo, porque tengo esa facultad y termino los cuadros de memoria porque soy capaz de acordarme de lo que había en el lugar».

Hablando de pandemia, Cristina presenta un cuadro de unas ramas de madroños con sus frutos muy bien realizados, que dice que le regaló una alumna. Y una vez más, hablando de pandemia dice que este fruto, el madroño, le recuerda al Covid por su forma y colorido. Otro cuadro por el que tiene especial aprecio es el último que ha realizado en estos tiempos de pandemia y que muestra unos vilanos muy bien plasmados con una excelente composición y delicados colores. Y piensa en sus clientes diciendo: «Cuando alguien compra un cuadro mío es como si tuviera una ventana a la Naturaleza, y me lo dicen: ‘estoy sentado en el sofá viendo tu cuadro y es como si estuviera allí’. Y es lo que yo quiero».

Entre sus proyectos desea cambiar un poco la Naturaleza por la defensa del entorno y presentar los plásticos, las basuras y el mar que se está degradando; todo ese medio natural que tan bien dibuja y que tal vez estemos perdiendo por la invasión de deshechos.

La exposición de Cristina Masa se inaugura este sábado y estará en la galería Alemi hasta el próximo 2 de diciembre. Quienes amen la Naturaleza no quedarán defraudados.
Volver arriba
Newsletter