Publicidad
Seis detenidos por explotación sexual de dos mujeres en el Bierzo

Seis detenidos por explotación sexual de dos mujeres en el Bierzo

EL BIERZO IR

Algunas de las armas incautadas en la operación. | GUARDIA CIVIL Ampliar imagen Algunas de las armas incautadas en la operación. | GUARDIA CIVIL
L.N.C. | 10/11/2021 A A
Imprimir
Seis detenidos por explotación sexual de dos mujeres en el Bierzo
Sucesos Se da por desarticulada una organización criminal que se dedicaba a lucrarse con tres puntos dedicados a la detención ilegal de mujeres y se han esclarecido cuatro robos
En el marco de la operación "DRAPICO", la Guardia Civil de León ha procedido a la detención de seis personas como presuntos autores de dos delitos de detención ilegal, dos de explotación sexual, cuatro de robo con fuerza en las cosas, uno de falsificación de moneda y otro de organización criminal.

Según detalla la Subdelegación de Gobierno, la investigación se inició a principios del mes de octubre por el Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Ponferrada al tener conocimiento de que una organización criminal estaba operando en la Comarca del Bierzo dedicándose a la detención ilegal de dos mujeres con el fin de explotarlas sexualmente. 

Los investigadores encargados del caso pudieron identificar a todos los integrantes de esa banda, los cuales cuentan con numerosos antecedentes policiales. Además, completaban sus actividades robando en viviendas de diversas localidades de la Comarca del Bierzo y haciendo circular billetes falsos.

Concretamente, los investigadores iniciales determinaron que la organización "captó a dos mujeres de nacionalidad española para explotarlas sexualmente, a las que retenían contra su voluntad, retirándoles su documentación personal y teléfono móvil". Posteriormente eran anunciadas en diferentes páginas web de contactos y eran obligadas "bajo amenazas" a ejercer la prostitución en tres pisos situados en el Bierzo. Además, se las desplazaba en una rulote, ofreciendo sus servicios sexuales en estaciones de servicio del norte de España.

La organización negaba presuntamente asistencia médica a las víctimas que tenía retenidas por las lesiones que ocasionaba su explotación sexual forzada, obligándoles a consumir estupefacientes para que continuaran trabajando sin descanso.

A la vista de la gravedad de los hechos, una vez recopilados los indicios necesarios durante la investigación, el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Ponferrada solicitó diligencias de entrada y registro para diversos domicilios utilizados por la organización.

Una vez autorizadas por el Juzgado de Instrucción nº 4 de Ponferrada, se llevaron a cabo tres registros domiciliarios - uno en la localidad de Toral de los Vados y dos en Ponferrada - donde se localizaron y decomisaron dos pistolas detonadoras, diversas armas blancas de grandes dimensiones, pequeñas cantidades de droga y moneda falsa, así como documentación personal de las dos víctimas.

Por estos hechos han sido detenidas seis personas de nacionalidad española que operaban en el norte de España, principalmente en las provincias de León y Galicia.

En el operativo establecido para llevar a cabo la fase de explotación de esta operación, han participado diversas unidades de la Comandancia de la Guardia Civil de León, así como el Grupo de Reserva y Seguridad nº 6 con base en La Virgen del Camino encargado de realizar las entradas.

Con esta operación, la Guardia Civil ha conseguido desarticular una organización criminal que se dedicaba a lucrarse con tres puntos dedicados a la detención ilegal de mujeres para su explotación sexual. Además se ha conseguido esclarecer cuatro robos en interior de vivienda en la Comarca del Bierzo.

Tras la intervención policial, la Guardia Civil ha gestionado en un primer momento la asistencia a las víctimas, facilitando un alojamiento y la ayuda necesaria.

La delegada de Gobierno, Virginia Barcones y el teniente coronel jefe de la comandancia de la Guardia Civil de León, Julio Andrés Gutiérrez, comparecieron para hablar de esas detenciones. Barcones felicitó a la Guardia Civil por estas detenciones y a la Policía Nacional "esta trata de seres humanos es uno de los más graves delitos contra los derechos humanos", apuntó, "es la esclavitud del siglo XXI".

Recordó que en enero, la Policía Nacional detuvo a cuatro personas en Burgos por el mismo delito por la explotación de cinco mujeres, en Valladolid también se detuvieron tres personas. Recordó que la colaboración ciudadana es fundamental para perseguir este tipo de delitos "es algo en lo que debemos implicarnos", dijo. En León, en septiembre se desarticuló otra banda con ocho detenidos y dos mujeres liberadas, por lo que se trata de un problema muy activo y frente al que los cuerpos de seguridad "están muy pendientes". "La protección de las personas más vulnerables es uno de mis principales objetivos" , dijo y ofreció todo a su apoyo a los cuerpos de seguridad.

El teniente coronel apuntó que la operación sigue activa "puede haber otras víctimas que hayan pasado por la misma situación y estamos pendientes de poder identificarlas o que ellas se pongan en contacto con la Guardia Civil". Reconoce que la operación era compleja "porque sabíamos de su peligrosidad" y requirió el trabajo de unos 40 guardia civiles en la fase de explotación. El grupo criminal "tenía numerosos antecedentes", explicó Gutiérrez, por lo que los agentes realizaba controles periódicos "y obtuvimos los indicios para iniciar la operación".

Gutiérrez anunció que la autoridad judicial había determinado que cinco de los seis detenidos entren en prisión.
Volver arriba
Newsletter