Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Se está armando la batalla

Se está armando la batalla

CULTURAS IR

Imagen de vídeo
Fulgencio Fernández | 07/06/2019 A A
Imprimir
Se está armando la batalla
Tradición El Natalicio del Águila, la celebración del origen romano de la ciudad de León, vive este sábado su jornada central pero ya viene viviendo conmemoraciones diversas desde el jueves. Ya está montado el Campamento, se preparan las patrullas...
La ciudad, sobre todo los alrededores del Jardín del Cid, ya vivía ayer un ambiente especial, ya se escuchaban expresiones de otro tiempo: «¡Esclava! qué me da el sol, protégeme!». Y la esclava cumple.

Otros soldados caminan, armados, muy serios. «¿Qué tal romanos?».

- Somos el enemigo, somos astures.

- ¡Pues vivan los astures!

Los niños trabajan en talleres de piedra. Graban la inicial de su nombre bajo la atenta mirada del profesor, corre el vino allí donde se celebra la gustatio... La gente habla latín como si hubiera viajado 21 siglos atrás: «Dis diabvsqve qvos ivs fasqve est precari in phanteo...». Y tendrá razón.

Son los preparativos, los primeros pasos, de la fiesta del Natalicio del Águila. Este sábado es el día grande y a las doce de la mañana ya está abierto en el propio Jardín del Cid el campamento romano; a esa misma hora ya están trabajando los artesanos, reconocidos en diversos campos, allí están Giovanni Pappi, el arte floral de Natalia Crespo, los artesanos de la Escuela de los Oficios, otros acuñarán en vivo monedas romanas...

Todo un mundo. Y a la  una de la tarde ya tomará las calles cercanas la Patrulla legiones, que caminará por la plaza de Botines hacia la Calle Ancha o la plaza de Regla, donde realizarán demostraciones de técnicas militares de aquellas legiones que conquistaron medio mundo.

Y una historia parecida se repetirá durante la tarde, después del descanso del guerrero para comer y la siesta. A las seis de la tarde reabren el campamento, siguen trabajando los artesanos, mucho más los esclavos...

Y se completa con explicaciones de la vida del legionario, nuevos desfiles, combates o una nueva gustatio, a las 21 horas, en Puerta Castillo.
Volver arriba
Newsletter