Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Se enfrenta a 8 años de cárcel por asaltar la residencia de Valderas y agredir a la dueña

Se enfrenta a 8 años de cárcel por asaltar la residencia de Valderas y agredir a la dueña

ACTUALIDAD IR

El juicio está previsto para el próximo 25 de junio en el Juzgado de lo Penal 2 de los de León. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen El juicio está previsto para el próximo 25 de junio en el Juzgado de lo Penal 2 de los de León. | MAURICIO PEÑA
I. Herrera | 22/05/2019 A A
Imprimir
Se enfrenta a 8 años de cárcel por asaltar la residencia de Valderas y agredir a la dueña
Tribunales Al ser sorprendido por la propietaria la golpeó con las botas, la arrastró sujetándola por los pelos y huyó por el almacén
El Juzgado de lo Penal número 2 de los de León sentará en el banquillo de los acusados el próximo 25 de junio al hombre acusado de asaltar, dos veces la misma noche, una residencia geriátrica en Valderas siendo sorprendido, la segunda vez, por la propietaria del centro. Ésta habría tratado de retenerlo, a lo que él respondió golpeándola con las botas camperas que llevaba bajo el brazo para no hacer ruido.

Según el escrito de conclusiones provisionales del Ministerio Público al que ha tenido acceso este periódico, los hechos se remontan a la madrugada del 17 de noviembre del pasado año. Según el relato del fiscal, sobre las tres de la mañana el acusado, guiado por el ánimo de mantener un beneficio patrimonial ilícito, manipuló las ventanas de la residencia logrando acceder al interior de la misma. Tras deambular por su interior en busca de objetos de valor, se introdujo en la habitación de la segunda planta donde estaba durmiendo la propietaria en compañía de su hijo menor de edad. Sin que estos se despertasen, se habría apoderado de una caja que contenía varias llaves de la residencia, su bolso con 150 euros en metálico, un móvil, un mp4 y efectos valorados en 210 euros para, posteriormente, volver a salir por una ventana de la planta baja.

Al poco, la dueña del centro se habría despertado descubriendo la sustracción de los citados objetos, por lo que alertó a la Guardia Civil, cerró con llave su habitación y continuó durmiendo.

El fiscal expone que solo unas horas después, sobre las seis horas, el acusado habría vuelto a entrar en la residencia y se dirigió de nuevo a la habitación de la dueña la cual, desvelada, notó moverse el picaporte y abrió la puerta sorprendiendo al acusado y con la intención de retenerle. Así las cosas, el procesado, que llevaba de la mano las botas para no hacer ruido, las usó para golpear a la mujer en la cabeza y en el cuello y la tiró al suelo arrastrándola por los pelos. Relata el fiscal que, acto seguido, la estampó contra una pared para seguir dándole golpes y patadas antes de huir por la puerta del almacén pues la llave del mismo era una de las que había cogido.

La víctima sufrió diversas lesiones y el acusado fue detenido al día siguiente en Salamanca, fecha desde la cual permanece en prisión provisional.

Entiende el Ministerio Público que los hechos relatados constituyen un delito de robo con fuerza en casa habitada, por el que pide tres años y medio de cárcel, y otro de robo con violencia en casa habitada, solicitando otros cuatro años y medio más de prisión. Asimismo, considera que existe un delito leve de lesiones para el que pide multa de 900 euros, además de la indemnización a la víctima por las lesiones y los efectos sustraídos y no recuperados.

La defensa niega que el acusado haya cometido tales hechos. No obstante, por si el juez le encontrase culpable, pide que se le aplique la eximente de intoxicación plena o, al menos, la atenuante de adicción a las drogas.
Volver arriba
Newsletter