Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
San Ikea

San Ikea

OPINIóN IR

22/10/2019 A A
Imprimir
San Ikea
Hoy me viene a la memoria recuerdos de cuando era un ‘nenu’, jugando con la espada y protegiéndome detrás de un escudo con un León fuerte y aguerrido, al igual que me viene el cómic que presentó la Fundación de Villalar sobre la Historia de Castilla y León y sus erróneas interpretaciones, como la viñeta donde está pintada la bandera de castillos y leones en una cueva de la prehistoria, o y cito textualmente: «La curia extraordinaria convocada en León por Alfonso IX en 1188 es considerada el germen de las Cortes de Castilla y León». Estos ejemplos no son las únicas manipulaciones, pero sí el fruto del despilfarro de dinero público en manos de una Fundación, que su única pretensión es adoctrinar, formando bajo una identidad artificial, para creer que esta comunidad es tan vieja como la Prehistoria y así sentirse castellanoleoneses sin ningún remordimiento y sin necesidad de convertirse a la causa. Me pregunto, ¿qué diríamos si eso lo hicieran otras regiones negando la historia de este Estado?, acaso les llamaríamos manipuladores, nacionalistas, independentistas… quien sabe, pero aquí, en el interior no nada pasa, entre otras cuestiones porque nuestro nacionalismo es el auténtico.

Que el Señor Fuentes quiera hacer desaparecer esta Fundación es una grata noticia para que no siga manipulando. En Castilla y León, todos debemos saber que está formada por dos pueblos diferentes, con una lengua en común como el castellano y otra como el Llionés que debe ser objeto de protección por parte de las instituciones como lo expresa el artículo 5 del estatuto de autonomía. Repito, ya sabemos que estamos en una comunidad que se llama Castilla y León, no nos hace falta ninguna Fundación (en su caso aquella abierta hasta el amanecer) que nos quiera hacer olvidar nuestra identidad, lo mejor es recomenzar a desarrollar el Instituto Leones de Cultura, cambiando su nombre por el de ‘Instituto de Cultura Llionesa’ más acorde a lo que representa la Región y no solo acotarlo al ámbito provincial. Que venga San Ikea y lo vea.
Volver arriba
Newsletter