Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Rodrigo Valle: "La estrategia era que Cuentas fiscalizara Navatejera"

Rodrigo Valle: "La estrategia era que Cuentas fiscalizara Navatejera"

ACTUALIDAD IR

El expedáneo de Navatejera y actual concejal en Villaquilambre. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen El expedáneo de Navatejera y actual concejal en Villaquilambre. | MAURICIO PEÑA
Sergio Jorge | 23/10/2019 A A
Imprimir
Rodrigo Valle: "La estrategia era que Cuentas fiscalizara Navatejera"
Área metropolitana El expedáneo de la Junta Vecinal asegura que los presupuestos estaban hechos pero no se presentaron ante el Tribunal de Cuentas con este fin
El exalcalde pedáneo de la Junta Vecinal de Navatejera, Rodrigo Valle, asegura que si los presupuestos y liquidaciones no se presentaron durante los cuatro años que tuvo esta responsabilidad en la entidad menor perteneciente al Ayuntamiento de Villaquilambre era para seguir «la estrategia de que el Tribunal de Cuentas las fiscalizara». «No es por dejadez», garantiza, puesto que «estaban hechas».

Según explica a este periódico, la enorme deuda que soportaba la pedanía, unido a la dificultad para aumentar ingresos, determinó que se tomara la decisión de no presentar las cuentas, aunque estaban hechas. «Con un pleno se pueden aprobar todas», apunta el ahora concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Villaquilambre y durante el mandato pasado pedáneo del PSOE.

Valle responde así a las críticas de la actual pedánea de la Junta Vecinal, la socialista Berta Llamazares, quien había denunciado que las cuentas no se habían presentado en ninguno de los cuatro ejercicios en los que gobernó el ahora edil naranja. También puso sobre la mesa una cifra sobre la deuda de esta entidad menor, que asciende actualmente a 1,8 millones. «No es tanto, los intereses no pueden ser 1 millón», argumenta Rodrigo Valle, quien destaca que durante su mandato se elaboró un exhaustivo plan de austeridad así como de aumento de ingresos, como la venta de un terreno al grupo Chemo, que supuso una importante merma de la cantidad adeudada.

También explica que se abonaron algunas de las cifras que se debían desde hace varios años, como una deuda con unos abogados. «Negociamos con ellos los intereses», apunta Valle, que según destaca, se logró que se destinaran 120.000 euros para el pago de la deuda durante esos cuatro años.

Otro aspecto a destacar es que durante el mandato anterior «se acabó con la deuda que había con los trabajadores desde 2011, que ascendía a casi 50.000 euros. Además, se tomaron otro tipo de medidas, como suprimir los sueldos de los políticos en la Junta Vecinal, incluido el del pedáneo, además de iniciar conversaciones para renegociar la deuda con las empresas a las que aún hay que abonar ciertas cantidades.
Volver arriba
Newsletter