Publicidad
Rivalidad prohibida

Rivalidad prohibida

| 18/06/2022 A A
Imprimir
Rivalidad prohibida
El bien común de todos los ciudadanos debe ser el objetivo de todas las administraciones, las gobierne quien las gobierne, que deben aunar esfuerzos por nuestro futuro
Que el beneficio común debería ser el objetivo de todos los dirigentes políticos resulta algo tan evidente como inalcanzable. Sobran los ejemplos a todos los niveles, empezando por el nacional y terminando por el más rural. Así debe ser aunque a veces no ocurra, y aunque no se molesten en disimularlo. El bien común, se alcance a través de quien se alcance, es el objetivo final y lo que queremos todos los contribuyentes, por eso no se podría entender que desde una administración se intente promover un polígono industrial y desde otra institución (gobernada por otro partido) se intente promover otro polígono distinto, entrando en una especie de competición en la que no quedan demasiadas dudas porque uno de los polígonos está ya construido y en pleno funcionamiento y el otro, de momento, como tantos y tantos proyecto, sólo forma parte de las promesas. La suma de esfuerzos tan repetida como olvidada debe centrar todos los caminos, puesto que siempre hará falta que las administraciones complementen sus recursos para que el beneficio sea verdaderamente común y León salga de su actual situación.
Volver arriba

Newsletter