Publicidad
Realidad emboscada

Realidad emboscada

A LA CONTRA IR

Ampliar imagen
| 18/03/2021 A A
Imprimir
Realidad emboscada
Ahí emboscado, como no queriendo avisar de lo que se puede esconder detrás, se asoma la escultura en la entrada de una de esas casas que decimos de forma genérica que pertenecen al mundo rural, incluso a la España profunda o caemos seducidos por el embrujo de la literatura y saltamos a la España vacía, a la vaciada o la variante que te apetezca somos víctimas de tantos tópicos como injusticias. Pero si nos gusta la expresión... adelante con los faroles.

Hace unos años uno de nuestros dirigentes eligió como nombre para un espacio natural uno que no se correspondía con el lugar donde estaba ubicado. No dio marcha atrás, todo lo contrario, dijo orgulloso que le gustaba más aquel nombre aunque no fuera el suyo ¿y qué?

Sólo recurrimos a la España profunda cuando sacan las escopetas en Puerto Hurraco o Herreros de Rueda; como si no hubiera otra, ¿y qué?

Emboscado detrás de las ramas, con el único indicio de la escultura, puede vivir y vive un creador que empeñó su vida en regresar a su pueblo y a su casa;que empeñó su vida en poder ser aquello que siempre soñó ser, artista, y meterse en una iglesia hasta pintar el último rincón para sorpresa de quien allí llega sin imaginarse lo que va a encontrar.

No llegues a ningún lugar con prejuicios. Igual quieres sentar cátedra de las bondades urbanas y te abre la puerta Marín de la Red.
Volver arriba
Newsletter