"Quiero demostrar que tienen razón en haberme dado otra oportunidad"

"Quiero demostrar que tienen razón en haberme dado otra oportunidad"

DEPORTES IR

Zubiaurre sigue bajo palos una jugada durante el choque en Oviedo. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen Zubiaurre sigue bajo palos una jugada durante el choque en Oviedo. | SAÚL ARÉN
Jesús Coca Aguilera | 17/02/2021 A A
Imprimir
"Quiero demostrar que tienen razón en haberme dado otra oportunidad"
Fútbol / Segunda División B El meta de la Cultural, Andoni Zubiaurre, reconoce que "le faltó regularidad", pero cree que supo "darle la vuelta" y se ve "más centrado, enfocado y tranquilo en las últimas semanas"
No está siendo un año fácil para Andoni Zubiaurre en la Cultural. Señalado en ciertos momentos de la temporada por los errores cometidos, la confianza primero de Cabello y luego de Idiakez estuvo siempre presente y es el único que ha disputado todos los minutos de liga con los leoneses. Del equipo, su rendimiento y cómo ha vivido esta situación hace análisis el guardameta vasco en una entrevista en La Nueva Crónica.

–Empezando por lo más reciente, ¿cómo ves ahora mismo al equipo y qué poso deja ya más en frío ese empate frente al Valladolid B?
–El equipo lleva una dinámica muy positiva aunque quizá los resultados no lo muestren así. Estamos trabajando muy bien, creamos buen juego y tenemos muchas ocasiones, pero nos está costando mucho rematar. En ese partido volvemos a tener el manejo, somos capaces de reaccionar al gol en contra y marcar y los últimos minutos insistimos mucho pero no conseguimos meter el segundo. Un puntito es mejor que nada aunque nos fuimos dolidos.

–Parece increíble haber sacado tres puntos en los tres últimos partidos en casa tal y como han sido...
–Es verdad que estamos dominando, pero llámalo fortuna o lo que sea, los balones no están entrando...

«Las críticas afectan, de inicio  te comes la cabeza, pero ves que el run run no ayuda y buscas olvidarlo y mejorar» –Cuando algo se repite varias veces, ¿realmente es cuestión de suerte?
–Quizá más que fortuna son rachas de juego, hay otras veces que no llegas tanto y eres tú el que te beneficias de la situación. En partidos de no jugar tan bien ni crear tanto metimos más goles, como quizá el del Oviedo B, que no fue tan claro en dominio pero sí estuvimos más acertados. Pero está claro que si generas mucho más que el rival estás más cerca de llevarte el triunfo.

–A nivel personal no está siendo una temporada fácil. ¿Cómo te encuentras?
–Sí que es verdad que ha habido algún momento en el que he estado un pelín regular, pero las últimas tres semanas estoy más centrado, enfocado y tranquilo. He estado hablando con gente del club y me han transmitido mucha confianza, después de aquellas situaciones le he sabido dar la vuelta y estoy mejor.

–¿Sientes que has estado lejos de tu mejor nivel en León?
–Creo que ha faltado regularidad y que tampoco ha habido un partido en el que digas ‘que a gusto me he quedado, qué buena sensación’, también por lo que comentamos en el juego, que como dominamos mucho tampoco tienes que hacer gran cosa, y una que llegan igual te termina en gol.

«Idiakez y Pozo me dijeron que me veían entrenar y que lo que se reflejaba en ciertos partidos no era mi nivel» –¿El que haya partidos en los que apenas tengas que intervenir puede acabar siendo incluso perjudicial o complicar más el coger esa confianza?
–Soy consciente de que un aficionado o un periodista puede quedarse sólo con esas llegadas, pero alguien más en el ámbito del portero valora ciertas cosas y nosotros más allá de lo que se pueda llegar a ver solemos interiorizar más el tema del posicionamiento, el juego aéreo, con el pie... En ese tipo de partidos en los que no intervenga tanto sí que damos importancia a este tipo de situaciones y de acciones, aunque no lleguen mucho.

–Con 24 años, primera salida de tu entorno, ¿cómo se maneja a nivel mental una situación como esta cuando llegan las críticas?
–Al principio, en el mismo día y así, no es muy fácil de llevar. Te paras a pensar en cómo ha sido todo y te comes la cabeza, pero luego ves que estar con el run run no te ayuda nada, así que intento olvidar eso, seguir mejorando y dar lo mejor de mí. Es verdad que siempre afectan las críticas, pero intento centrarme en lo que me dice la gente del club que me intentan ayudar y así.

–¿Crees que las críticas han sido excesivas en algún momento?
–Al final las críticas y todo lo que conlleva son lógicas en un club tan ambicioso como este. Los aficionados y todo el mundo quieren que estemos arriba y cuando las cosas no van medianamente bien eso lógicamente le molesta, sólo queda trabajar para mejorar.

«Si mentalmente no estás al 100% genera más dudas, la seguridad y confianza que me mostraron ayudó ahí» –La confianza del míster, manteniéndote siempre en el once pese a ello, ha estado siempre presente...
–Sí tras algún partido en el que las cosas no te hayan salido tan bien, al siguiente te cambian, te dejan con la sensación de no poder demostrar otra cosa, de que la última acción que queda es la mala. Nunca es fácil darle la vuelta si no tienes la ocasión de demostrarlo, así que estoy muy agradecido y queriendo dar lo mejor para demostrar que tiene razón en darme otra oportunidad.

–¿Ha habido algún partido en cuya previa pensaras que te iba a sentar?
–No lo he llegado a pensar, cada vez que voy a entrenar intento dar lo máximo y siempre busco pensar que voy a jugar, no le doy vueltas a lo contrario.

–¿Cómo ves a tu compañero de posición Samu Diarrá? ¿Cómo es vuestra relación?
–Desde el primer día la relación con Samu ha sido buenísima. Es un chico increíble, súper amable y el día a día se lleva muy bien con él. Es más difícil de llevar todo cuando no juegas, estará con ganas de hacerlo obviamente, pero él está entrenando muy bien y dando el 100% cada día.

«El equipo está capacitado para subir a Segunda, hay nivel para ello y es el objetivo aunque se vaya paso a paso» –¿Cuál es el mensaje interno en esas semanas en las que Idiakez o Ricard te dan un tirón de orejas público?
–Ellos me dijeron que me ven entrenar y que saben que lo que se refleja en ciertos partido no es mi nivel verdadero, que era capaz, que sabía hacerlo y que me transmitían tranquilidad. Sabes que estás dudando y si mentalmente no estás al 100% es como que genera más dudas, al demostrarte seguridad y confianza ayudaron en ese aspecto.

–Volviendo al tema colectivo, ¿las pocas ocasiones recibidas recientemente, salvo en el día del Oviedo B, son la mejor señal a nivel defensivo?
–Defensivamente estamos siendo muy sólidos, colectivamente además, no sólo la defensa en sí. Al ser tan dominadores al otro equipo le cuesta, los rivales no llegan con tanta inercia y los rivales no generan mucho daño al no ser que sea en una contra. Se ve que el equipo está unido desde la presión arriba de los delanteros, que es tremenda siempre.

–Llegan el Burgos y el Numancia, de forma consecutiva y a domicilio. ¿Va a marcar lo que pase el subgrupo?
–Son dos rivales directos y quizá los más potentes. Es importante sacar buenos resultados para fijarnos más arriba y pensar en lo que viene luego más adelante.

–Con la igualdad que hay, ¿dos empates se darían por buenos para rematarlos luego en las tres jornadas finales?
–Nosotros aspiramos a ganarlo todo, ese va a ser nuestro objetivo. Hay que tener en cuenta que los que están abajo no se pueden dejar ir este año por el formato de liga, así que cada rival se la va a jugar contra ti y todos los encuentros van a ser difíciles.

«La diferencia con Idiakez es que somos más ofensivos, con más agresividad a la hora de llegar y hambre» –Ahora mismo, ¿el vestuario se centra sólo entre los tres primeros o mira a los puntos pensando más allá?
–Está en la mente el ir más allá, el conseguir los máximos puntos posibles. Vamos a intentar ganar todo lo que nos queda porque eso supondrá entrar y hacerlo en buena posición.

–Con el objetivo previo centrando la atención, este año la palabra ascenso no está tan presente en el día a día. ¿Y en el vestuario? ¿Con lo visto hasta ahora ves alcanzable conseguirlo?
–Ese es nuestro objetivo, el equipo está capacitado para subir a Segunda. Hay nivel y estamos trabajando para ello, aunque vayamos paso a paso y lo primero sea quedar en los tres primeros puestos.

–¿Dónde notas la mayor diferencia entre el equipo con Cabello y con Idiakez?
–Quizá la diferencia se ha notado en que somos más ofensivos, con más hambre y tenemos más agresividad a la hora de llegar, aunque ahora nos está costando más meterla.

–¿Hay alguien que te haya sorprendido especialmente en la plantilla?
–Sí que teniendo a Dioni es difícil destacar algún otro, pero sobre todo que hay gente con mucho nivel, incluso alguno que al principio no tenía tanta continuidad y ahora lo está demostrando, o los nuevos fichajes que dejan claro que tienen mucha calidad. No podría destacar a alguien en concreto.

–A nivel personal, ¿cómo te encuentras en León? ¿Cómo estás llevando la primera temporada de alejarte de casa en un año tan especial?
–La verdad es que es un poco diferente, una situación como esta no te permite realizar prácticamente nada extraordinario, sólo salir a entrenar, algún café suelto... no hay gran cosa para hacer. Por esa parte te gustaría hacer algo más e ir a algún lado, pero aprovecho cuando viene mi novia para estar con ella y son los momentos que te dan más alegría. Pero más allá de ello, estoy muy a gusto aquí, la ciudad me ha encantado, es acogedora y está todo muy cerca, tienes todo a mano y a mí que me gusta pasear en poco tiempo llego a todos los lados, me ha gustado mucho.

–¿Qué mensaje le mandarías a la afición?
–Que sigan confiando en nosotros y que ojalá dé sus frutos el trabajo.
Volver arriba
Newsletter