Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Que nos va la marcha

Que nos va la marcha

A LA CONTRA IR

Ampliar imagen
| 27/06/2019 A A
Imprimir
Que nos va la marcha
Nos va la marcha, os lo digo yo. Nos hemos instalado en estar en desacuerdo con una cosa y con la contraria. Somos fieles defensores de la vieja pancarta que ha quedado instalada en Matallana pueblo y que sólo dice «No».

- ¿No a qué?; le preguntas al Corujo, que siempre anda por allí.

-A lo que te dé la gana; ya tienes el no y tú decides a qué te opones, lo que no vale es que estés de acuerdo.

Son los restos de una vieja pancarta que comenzó diciendo «No a la central eléctrica en el río», que lógicamente acabaron haciendo. También sería.

Recuerda a aquella otra de cuando en Cataluña ya se veía la maturranga que llegó. La pintada original decía: «No queremos obispos que no sean catalanes». La pintura blanca dejó la cosa primero en «No queremos obispos», después en «No queremos» y también desembocó la sucesión de borrados en la quintaesencia con sede en Matallana pueblo: «No».

La vieja teoría popular: «Cuando no nos falta el pan, nos viene a faltar el hambre», que cantaban los aragoneses.

Lo mismo pasó con los toros en León. Después de años de frases cruzadas entre los que acudían a la plaza e iban a los toros y los antitaurinos, este año los segundos no acudieron y sus rivales se quejaban: «¿Pero no vienen a protestar?».

Y eso que habían colocado un gran toro reciclado, por RMD para reabrir también viejos melones ecologistas. Nos va la marcha. En bici.
Volver arriba
Newsletter