Publicidad
¿Qué fue de los protagonistas del ascenso?

¿Qué fue de los protagonistas del ascenso?

DEPORTES IR

Urko corta las redes del Palacio de Deportes, mientras Peterson y Quinteros celebran el ascenso entre la gente. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Urko corta las redes del Palacio de Deportes, mientras Peterson y Quinteros celebran el ascenso entre la gente. | MAURICIO PEÑA
Jesús Coca Aguilera | 26/05/2022 A A
Imprimir
¿Qué fue de los protagonistas del ascenso?
Baloncesto 4 de los integrantes siguen 15 años después en activo, 4 continúan vinculados con el basket de agente, técnico o director deportivo, hay gerentes de empresas y tutores de instituto
15 años dan para mucho. Década y media en la que las cosas, más cuando se trata de deportistas cuyo tiempo de carrera siempre es más reducido, pueden haber cambiado mucho. Sin embargo, más de la mitad de aquel equipo que logró el último ascenso de Baloncesto León sigue vinculado con el mundo de la canasta, bien en sus mismos puestos o bien habiéndose cambiado de parcela, aunque también hay gerentes de empresas, miembros de ONG, ingenieros... Así les ha ido la vida a los protagonistas de aquel éxito.

Juanjo Bernabé

Era el capitán y el alma del equipo, tanto dentro de la pista como fuera de ella. Se quedó en Baloncesto León hasta que desapareció el club, en 2012, cumpliendo un total de nueve campañas en tierras leonesas y retirándose del baloncesto en ese momento. Sin embargo siguió vinculado a ese mundo, puesto que se convirtió en agente de jugadores, función que ejerce ahora.

Stephané Dumas

El jugador francés, clave especialmente en los dos últimos partidos del ascenso, pasó después de León por el Lucentum Alicante, el Valladolid y el Bourg Basket de su país, donde se retiró en 2013. Después se pasó a los banquillos y ha sido segundo entrenador, con Porfirio Fisach de primero, en la selección de Senegal y esta temporada en el Gran Canaria de ACB.

Paolo Quinteros

El héroe de aquella temporada, donde fue el mejor jugador de la categoría, aunque pasó apenas un mes después a villano para la afición al dejar el club e irse a jugar en LEB al Zaragoza al que habían ganado. Con los maños subió dos veces a ACB y jugó un total de cuatro temporadas, tras las cuales regresó a su país, a Argentina, al Club de Regatas Corrientes, en el que a sus 43 años continúa en activo y jugando, a la vez que está a punto de terminar la carrera de ‘martillero público nacional’, que permite vender tierras o bienes de otras personas en subasta pública.

Javier Bulfoni

Es el otro jugador que todavía continúa en activo, en su caso con 45 años. Estuvo tres años en León, quedándose en el de ACB y siendo uno de los ídolos de la grada. Después jugó en Manresa y Obradoiro, regresando tras ello en 2012 a Argentina, donde militó en cinco equipos distintos: Atenas, La Unión de Formosa, Sport Club Cañadense, Campaña de Cacaraña y Alumni de Casilda. En 2020 volvió a España para jugar en la liga EBA con el Pinta Es Castell, siendo el máximo anotador con más de 15 puntos por partido pero sin lograr el ascenso.

Lucho Fernández

El ‘pegamento’ y la consistencia del equipo del ascenso. Su gran año le sirvió para fichar el año siguiente por el Tau (el actual Baskonia), con quien logró el título de la ACB. Jugó también en Breogán y Ourense antes de afrontar una segunda etapa en León, en la última temporada de vida del club, tras la cual se fue a retirarse al Marín Peixegalego. No se apartó del basket tras retirarse, sino que ahora es agente de jugadores.

Francisco Baquer

El jugador navarro llevaba dos años en el filial y tenía un papel secundario, siendo uno más de la primera plantilla pero jugando apenas 64 minutos en aquella temporada. Después jugó en Leb Plata con Navarra, en Bronce con Badajoz y Alaior; y en EBA con Gandía y Torrelodones, retirándose en 2012. En la actualidad trabaja como gerente de una empresa de alarmas.

Rick Hughes

Llegó a mitad de temporada, cuando Jaime Peterson consiguió el pasaporte y se pudo fichar otro americano, y fue fundamental para lograr subir, quedándose para el año de ACB. Había jugado en la NBA en Dallas Mavericks y Golden State Warriors antes de llegar a León, a donde regresó en 2009, tras un año en el Toulon francés, para vivir una segunda etapa en Leb Oro. Tras ella se fue al Apoel Nicosia chipriota y de nuevo al Toulon francés, donde se retiró en 2012. En la actualidad vive en Ohio, donde ejerce como jefe de ventas de productos cardiovasculares.

Terrence Leather

Pasó de estar a punto de ser ‘cortado’ o decidir marcharse él tras perder casi todo el protagonismo, especialmente tras la llegada de Hughes, a ser el gran héroe del ascenso con sus increíbles cuarto y quinto partido de la final. Alargó mucho su carrera hasta el 2021, convirtiéndose en un ‘trotamundos’ que pasó por múltiples equipos y liga. Estuvo en el el Giessen 46ers de la liga alemana, en tres equipos del Líbano (Homenetmen Beirut, Sagesse Al Hekmeh y Champville), en los Mets de Guaynabo de Puerto Rico, en el Sionista argentino y en cuatro equipos distintos de la liga de Corea: Ulsan Phoebus, Goyang Orions, Korea Gas y Samsung Thunders. Está licenciado en medios de comunicación de masas y estudio de medios, encontrándose buscando ahora trabajo en esa rama.

Jaime Peterson

El dominicano fue un jugador diferente y muy particular que se metió en el bolsillo a la afición por su intensidad y garra, liderando al equipo en defensa y siendo su máximo reboteador en ese ascenso. Baloncesto León era ya su 23º club, viviendo después en Leb otra segunda etapa en tierras leonesas. Después pasó también por Gandía y con 44 años regresó a León para jugar en Primera Nacional con el Onzonilla. Ya retirado, vive en Nueva York donde trabaja en un instituto como tutor de jóvenes con problemas, en una ONG que ayuda a niños en riesgo de exclusión social y hace entrenamientos privados de baloncesto.

Urko Otegi

El de León era ya su segundo ascenso a ACB, pero es que después conseguiría otros tres más. Se quedó en el conjunto leonés para jugar en ACB y después desarrolló su carrera entre Menorca y Palencia, con seis temporadas en los baleares y siete en los palentinos. Se retiró el año pasado, convertido en el jugador con más partidos disputados en Leb Oro, y seguirá ligado al basket pues hace apenas diez días se confirmó su fichaje por el Palencia en el que tantos años había jugado, pero ahora como director deportivo y adjunto a la gerencia.

Dani García

Capitán junto a Bernabé del equipo, al que había llegado en 2004 en la recta final de una carrera que le había llevado a ser campeón de Europa con el Joventut y pasar también entre otros por Tau, Manresa, Alicante o Fuenlabrada. Siguió el año de ACB, pero fue cortado a mitad de campaña y dejó el basket. Catalán de nacimiento, hace unos años ha regresado a vivir a León, donde su intención en próximas fechas es montar un negocio.

Jorge Calvo y Fernández Riol

Los canteranos de aquel equipo, entrenaban con la primera plantilla y llegaron a debutar jugando algún partido. Acabaron siendo importantes en los años siguientes de vuelta a Leb Oro y tras su desaparición los dos se fueron a jugar a la liga inglesa, haciéndolo Calvo en el Leicester Riders y Riol en el Worcester Wolves. En el caso del primero, es ingeniero y ha trabajado como tal en diferentes empresas de Burgos y A Coruña, ejerciendo ahora en esa localidad gallega como técnico en compensación y beneficios de Inditex. Por lo que respecta a Fernández Riol, trabaja en Nike desde hace casi una década, estando concretamente en estos momentos en una filial de esa empresa: Hurley.

Gustavo Aranzana

Después de una etapa de ocho años con León en ACB, volvió en Leb en 2005 para intentar conseguir el ascenso y lo logró, aunque también vivió luego el descenso en la máxima categoría. Después entrenó cuatro años a Cáceres, hizo carrera en Venezuela donde dirigió al Guaiqueríes de Margarita en dos etapas y al Trotamundos de Carabobo, se fue al a Marruecos al Ittihad Tanger, y volvió a España para tomar los mandos del Lleida y el Coruña en Leb Oro. A sus 64 años sigue en activo y esta última campaña entrenó al Cartagena en Leb Plata, metiéndose en el ‘playoff’ de ascenso pero no logrando subir ahí.

Joaquín Rodríguez

El ‘arquitecto’ que hizo posible el ascenso a ACB, lo fue todo en el club: delegado, director deportivo, presidente... se quedó hasta el final, hasta la desaparición, intentando tirar como fuera de un barco que hacía aguas. Esta temporada volvió al basket profesional para convertirse en gerente del Almansa, que logró su objetivo de la permanencia en la Leb Oro.
Volver arriba
Newsletter