Publicidad
Primer año sin cuadro de honor en la Liga desde 1984

Primer año sin cuadro de honor en la Liga desde 1984

DEPORTES IR

En cinco ediciones de los años 90 se celebró un Gran Corro Final. Ampliar imagen En cinco ediciones de los años 90 se celebró un Gran Corro Final.
Fulgencio Fernández | 31/10/2020 A A
Imprimir
Primer año sin cuadro de honor en la Liga desde 1984
Lucha leonesa Por estas fechas llegaba cada año el final de la Liga de Verano, ininterrumpida desde 1984 cuando se celebró su Iª edición
Por estas fechas de octubre, desde el año 1984, la tarea de informar sobre lucha leonesa se centraba en el final de la Liga de Verano, los nombres de los campeones y campeonas, corros ganados... El corro del Pilar de Boñar ponía el cierre a la competición masculina, aunque no en todas las ediciones, ya que hubo años con citas, por ejemplo, en la Casa de León en Gijón y allí se jugaron la Liga de Ligeros.

Así fue hasta 2019, con victoria final para Víctor Llamazares, Moisés Vega, Tomasuco González y Abel Isaí Cabero; la liga femenina había finalizado una semana antes, en el corro de San Froilán de León, con el título para Isabel Justel, Beatriz Riaño y Cecilia García.

Era el rito de cada año. Y así como el Campeonato Provincial había tenido algunos años en blanco, dada su dilatada historia que incluye la guerra civil, la Liga de Verano o el Trofeo de la Regularidad será este el primer año que deja su palmarés en blanco, nadie ocupa el lugar de los campeones o repiten estos.

Y eso que el arranque de esta competición, en 1984, fue realmente tormentoso, a punto estuvo de no celebrarse y aunque logró salvarse la edición primera se produjo el boicot de muchos luchadores, algunos de ellos de primer nivel, tanto que eran los principales aspirantes al título, como fueron los casos de Francisco García, El Rápido, o Ernesto Díez, El Viejo profesor, por citar dos que en la segunda edición se llevaron la Liga en sus pesos. Los campeones de aquel 1984 fueron Serviliano González Antón, en ligeros, ganando 12 corros, frente a los 7 de Miguel Ángel Robles y los 6 de Marcos Sánchez, el padre de Ibán.

En medios ganó Jesús, El Rubio de Santa Olaja, con victoria en 14 corros frente a los 10 de Fernando Viñuela, que fue el subcampeón. Y el título de pesados fue para Óscar González, El Zorro de Ambasguas, vencedor en 7 corros. Ganó 9 Miguel el de Campohermoso, pero como no acudió a todos los corros le sirvió a Óscar la regularidad para ser campeón que, a fin de cuentas, de eso es el trofeo.

Iba tratando de superar la lucha sus aquellos enfrentamientos y en los años 90 Antonio Verduras establece un sistema para tratar de revitalizar la competición, el Gran Corro Final. Una cita a la que accedían los 4 primeros que se jugaban la Liga en este corro, bien es cierto que con alicientes, es decir, el primer clasificado llegaba con puntos de ventaja para esta cita final.

En lo deportivo funcionó y muchos aficionados recuerdan aquellas citas finales entre 1993 y 1997 en los que el Pabellón de los Deportes registró llenos históricos, como no se han vuelto a conocer en este deporte.

En la categoría femenina la Liga es mucho más joven ya que arrancó en el año 2007 y fueron sus primeras campeonas Tamara Gómez, Tamarina; Miriam Marcos, La Niña con Calle de Montejos y Laura Gutiérrez, de Casares.
Volver arriba
Newsletter