Publicidad
Presente para hacer futuro en Vallecillo

Presente para hacer futuro en Vallecillo

CULTURAS IR

Javier Martínez (derecha) junto a uno de los vecinos mayores de Vallecillo en una de las visitas a casas que han documentado estos días. |CANDELA MORENO GARCÍA Ampliar imagen Javier Martínez (derecha) junto a uno de los vecinos mayores de Vallecillo en una de las visitas a casas que han documentado estos días. |CANDELA MORENO GARCÍA
Cristina Centeno | 04/08/2018 A A
Imprimir
Presente para hacer futuro en Vallecillo
Pueblos El festival ‘Playa 220’ vuelve a la localidad con una vuelta de tuerca y la intención de trabajar durante todo el año en torno a las ideas que han recogido de los vecinos estos días
El futuro de los pueblos es, cada vez más, toda una incógnita que en los últimos tiempos invita al pesimismo, y no faltan los motivos. El envejecimiento de la población y la falta de oportunidades para asentar a gente joven en el medio rural hace que muchos hayan puesto ‘fecha de caducidad’ a no pocas localidades. Pero siempre hay personas dispuestas a trabajar para cambiar un rumbo que parece estar establecido.

Una de estas personas es Javier Martínez, un arquitecto alicantino que lleva tres años empeñado en que en Vallecillo se pueda hablar de futuro. Fue en verano de 2016 cuando puso en marcha junto a una compañera, Aida Mas, el festival ‘Playa 220’, un nombre que se refiere a la distancia que hay desde esta localidad de Tierra de Campos al arenal más cercano, en Asturias. Desde entonces, Taller Topotesia –el nombre del proyecto impulsor de esta iniciativa– ha entrado a formar parte de la vida de Vallecillo.

Este año, el festival ha vuelto al pueblo, donde llevan dos agostos realizando diferentes intervenciones artísticas y un buen número de actuaciones de todo tipo con el fin de reactivar a la población. Eso sí, ha habido una vuelta de tuerca. En lugar de organizar los días de festival en torno a varias intervenciones artísticas, en esta edición han querido adentrarse aún más en la vida del pueblo, conocer a sus gentes y saber por qué están allí y a qué dedican su presente, con el objetivo de, todos juntos, poner en marcha proyectos que aseguren el futuro.

Por ello, hasta este sábado –el festival comenzó el pasado 1 de agosto– los organizadores, encabezados por Javier, se han dedicado a realizar diferentes concejos con gente del pueblo, visitar las casas de los vecinos que no han participado en los primeros para que no se queden fuera de este proyecto y hacer, todos juntos, una tormenta de ideas sobre la que se empezará a trabajar "a partir de este mismo lunes y durante todo el año", explica Martínez. Porque ‘Playa 220’ dejará de ser un festival de días para convertirse en un proyecto en el que trabajar a diario.

Todas las conversaciones, reuniones y visitas de estos días quedarán documentadas y, sobre ellas, se empezará a construir el futuro de Vallecillo. Será posible gracias a un equipo formado en esta edición por el propio Javier Martínez (arquitecto y director de Taller Topotesia y Proyecto Playa), David Melendro (arquitecto), José L. M. Rozalén (artista); María Jaraíz, Miryam Martínez, Paula Sánchez y Sara Martínez en apoyo y logística; Candela Moreno en fotografía y José A. Larrosa en vídeo, para registro y documentación. El Ayuntamiento, como el año pasado, les ha dejado las escuelas del pueblo para que se alojen durante estos días de trabajo.

El pasado jueves, por ejemplo, tuvieron el segundo concejo abierto a todos los vecinos, en el que hablaron de bodegas y reactivación local. También el viernes, junto a un grupo de personas del pueblo estuvieron en las bodegas. "Queremos implicar a los vecinos aún más en crear un futuro para el pueblo", explica Javier. Pero él ha visto que no únicamente en Vallecillo existe el problema de la despoblación, un mal extendido por buena parte de la geografía nacional. Por ello, de este festival saldrán dos resultados. Uno de ellos, proyectos para reactivar Vallecillo a través de las tormentas de ideas de sus vecinos que se han venido realizando todos estos días. El otro, un manifiesto global por el futuro del medio rural que buscará acaparar apoyos para dar vida a los pueblos. A partir de ahí, todo está «abierto», incluso el cartel, asegura Javier, una ilustración creada por Aida Mas, su compañera en el primer ‘Playa 220’.

Nuevas playas en busca de futuro

No solo Vallecillo tiene cada vez menos vecinos. Muchos pueblos del interior de la Península se encuentran en la misma situación y la despoblación campa a sus anchas por León y otras muchas provincias. Por eso, Javier ha querido llevar su Proyecto Playa que nació en esta localidad de Tierra de Campos a otros puntos del país. Con un formato similar al de la primera edición en Vallecillo (estructurado en torno a cinco intervenciones artísticas y de carácter regenerador para empezar a tomar contacto con los vecinos) ‘Playa 268’ llegará a la localidad de Puebla de Almenara, en Cuenca, del 22 al 26 de agosto. Ya el año que viene, se extenderán a Extremadura, aunque todavía no han fijado cuál será el pueblo y lo han bautizado como ‘Playa XYZ’

Por el momento, Vallecillo ha sido el germen de un proyecto que también es de los vecinos y que tratará de hacerse mucho más grande y contribuir a dar un futuro al pueblo. Contra la despoblación, cualquier iniciativa es bienvenida.
Volver arriba
Newsletter