Publicidad
Preciosona

Preciosona

A LA CONTRA IR

Ampliar imagen
| 13/04/2021 A A
Imprimir
Preciosona
Preciosona. Podría ser lo que dices al ver la foto; podría ser lo que sientes al entrar en el lugar de la imagen; podría ser cómo calificas la historia y las historias del viejo comercio cuando te lo cuentan; podría ser el nombre de los viejos mostradores que guardan el aroma de un siglo de compra y venta, trato y oferta; podría ser lo que exclamas cuando encuentras aquellos que creías que ya no existía en ningún comercio...

Seguro que es lo que piensas cuando María Dolores, arrastrando los pies, te cuenta que sus casi ochenta años no le impiden acudir cada mañana y cada tarde, todos los días, a ponerse al frente del comercio y te hablará de su hermano Pepe, fallecido hace unos meses y que antes también fue el alma de este viejo negocio en la histórica plaza de Boñar.

Podría ser todas esas cosas, la tienda y la tendera lo merecen, pero la realidad es que el nombre de Preciosona nació en la dirección contraria, es lo que el primer tendero le decía a las clientas sobre cualquier pieza que quería vender.

Y así fue cómo este comercio sin cartel en la puerta fue para todos los vecinos de la llamada villa del Negrillón ‘La Preciosona’, y el llorado Pepe era Pepe Preciosona...

Y lo curioso de la historia es que la tienda se llama, contra todo pronóstico, Casa Guerrero. Es decir, La Preciosona.
Volver arriba
Newsletter