Publicidad
Posa el arma cabo Gutiérrez

Posa el arma cabo Gutiérrez

A LA CONTRA IR

Ampliar imagen
| 07/12/2021 A A
Imprimir
Posa el arma cabo Gutiérrez
Me río yo del cabo Gutiérrez y su desesperación en aquellas primeras luces de ‘Amanece que no es poco’ cuando grita mientras dispara al sol: «Me cagüen el Misterio ¡Yo no aguanto este sindiós!».

Y es que el sol había salido por el lado contrario, aparecía por los montes en los que se debía esconder al oscurecer cuando irradiaban las primeras luces del amanecer. No niego que sea motivo para que mi cabo proteste por el sindiós, dispare al sol y tiemble el Misterio; pero ni el visionario Cuerda se podría haber imaginado entonces el sindiós que se nos venía encima con la disculpa de la pandemia. De repente, las calles de La Bañeza se visten de Carnaval en pleno mes de noviembre; los pasos y cornetas de Semana Santa toman las calles cuando nadie quiere crucificar a su Cristo; una improvisada romería dicen que no es que no acuda a sus fechas es que la recuperan del año pasado...

«Yo no aguanto este sindiós» repito con mi cabo, el pitoniso Cabo Gutiérrez, que se adelantó a los tiempos de la desazón.

Por eso, ya no puedes ir de listo y cuando ves una fotografía dices convencido aquello de «es la romería del Riosol en Maraña, la de las carreras de caballos montados a pelo», porque corres el riesgo de que sea la procesión de Año Nuevo en Jerusalén, pero celebrada cuando florecen las caléndulas en primavera.

Pero sigue habiendo gente de palabra, pueblos fieles a sus costumbres, días señalados en rojo en el calendario, citas ineludibles y sí, la imagen sí es de la romería de Riosol en Maraña.

Posa el arma Gutiérrez, que no es un sindiós.
Volver arriba

Newsletter