Publicidad
Ponferradina 3 - Rayo Vallecano 0: 'Una exhibición que invita a soñar'

Ponferradina 3 - Rayo Vallecano 0: 'Una exhibición que invita a soñar'

DEPORTES IR

Ampliar imagen
J. A. | 27/09/2020 A A
Imprimir
Ponferradina 3 - Rayo Vallecano 0: 'Una exhibición que invita a soñar'
Fútbol / Segunda División La Deportiva frena en seco al Rayo con una goleada forjada en una gran primera parte en la que los bercianos ahogaron a su rival y se gustaron de cara a puerta
Ni el más optimista en la Sociedad Deportiva Ponferradina hubiera imaginado una sensación como la que todo el que siente dentro al club berciano tenía este domingo un poco más tarde de las ocho de la tarde. Y es que el conjunto berciano firmó uno de esos partidos que hacen disfrutar a todo el mundo salvo al rival, una exhibición ante un equipo que llegaba a El Toralín como líder y al que los bercianos anularon primero para después golear y mantener el resultado llevándose tres puntos relativamente cómodos que invitan cuanto menos a soñar.

Porque la Ponferradina superó con claridad a todo un Rayo Vallecano, que no encontró la manera de hacerle daño a un equipo blanquiazul tremendamente serio atrás, dominando el centro del campo y además aprovechando las oportunidades de las que dispuso a lo grande.

No se guardaron nada ni Jon Pérez Bolo ni Andoni Iraola, poniendo sobre el césped de El Toralín (ya presididos por los esperados videomarcadores) dos onces que apuntan a repetirse bastante a lo largo de la temporada.

Sielva, de falta directa, Valcarce en una transición y Paris por la escuadra, le dieron el triunfo al equipoEl gol obligó a reacionar al Rayo, pero nada más lejos de la realidad. Ganaron el propio Sielva y Larrea el centro del campo obligando a los visitantes a jugar más directos ganando Manu Hernando y Pascanu los duelos sin demasiados problemas. El plan de Bolo salía a la perfección y solo un pequeño susto de Caro, al que se le escapaba el balón tras un córner, inquietaba a la Deportiva.

Pasaban los minutos y se desquiciaba el Rayo hasta el punto de que en los cinco minutos previos al descanso la Ponferradina dejaría el partido visto para sentencia. Lo hizo aprovechando las circunstancias y sus puntos fuertes. Una buena transición de los bercianos en la que el balón fue de lado a lado permitió a Yuri poner un balón a Valcarce en la banda derecha para que éste controlara y disparara de primeras provocando el error de Morro y haciendo el 2-0 en su segundo tanto en dos partidos.

Pero faltaba la guinda a una primera parte de ensueño y el encargado de hacerlo sobre la bocina fue Paris Adot. El lateral hizo pagar la pasividad defensiva del Rayo, que permitió a la Deportiva circular el balón por el balcón del área para que le cayera finalmente al navarro, que no dudó en pegarle con el alma y colarla por la escuadra de la portería madrileña.

El Rayo no encontró la manera de crear peligro a una Deportiva muy seria en defensa y en la medularEl 3-0 con el que ambos equipos se marchaban a vestuarios dejaban el partido más que encarrilado para la Ponferradina y obligaban al Rayo a reaccionar de alguna forma buscando al menos un gol rápido que les permitiera meterse en el partido. Iraola hizo tres cambios en el tiempo de descanso y lo cierto es que apretaron en el reinicio. Pero era el día de la Ponferradina y en esta ocasión hasta el VAR estuvo de su lado.

Porque la jugada clave para evitar cualquier posible reacción visitante estuvo en el área de la Deportiva con 10 minutos transcurridos de la segunda mitad. Isi, igual de gris que el resto de su equipo, caía derribado por un Yac que había entrado en el lateral zurdo al no poder aguantar más un Iván Rodríguez al que ya había forzado Bolo ante la ausencia de Ríos Reina y Adri Castellano. Sin embargo, el colegiado acudió a revisar la acción al vídeo y determinó que el nigerino le quitaba el balón al murciano limpiamente.

A partir de ahí no es que el Rayo bajara los brazos, pero lo cierto es que apenas tuvo ninguna ocasión el equipo de Iraola para inquietar a la Deportiva, muy seria atrás, junta y esperando una opción que terminase por lucir más aún el marcador. Un buen Caro no dio opción alguna a la delantera vallecana, mientras que los blanquiazules no pudieron redondear el marcador aunque sí tuvieron alguna opción para ello. La más clara, una de Yuri a la carrera que el brasileño quiso adornar picándosela a Morro, si bien no falló el joven portero en esta ocasión adivinando las intenciones del ariete.

Fue todo lo destacable de una segunda parte cómoda para la Ponferradina, que suma su primer triunfo de la temporada en casa ante uno de los ‘cocos’ de la categoría, la segunda consecutiva que permite a los bercianos dormir en los puestos de privilegio de la clasificación tras una actuación que, cuanto menos, invita a ilusionarse al aficionado blanquiazul.
Volver arriba
Newsletter