Publicidad
Podemos defiende a la oposición en la falta de consenso en Ponferrada

Podemos defiende a la oposición en la falta de consenso en Ponferrada

ACTUALIDAD IR

Momentos al iniciar la sesión plenaria en el Ayuntamiento de Ponferrada con la concejala de Podemos y el alcalde de Ponferrada. | ICAL Ampliar imagen Momentos al iniciar la sesión plenaria en el Ayuntamiento de Ponferrada con la concejala de Podemos y el alcalde de Ponferrada. | ICAL
Mar Iglesias | 22/02/2021 A A
Imprimir
Podemos defiende a la oposición en la falta de consenso en Ponferrada
Municipal Pese a formar parte del tripartito, acusa de "absoluto desprecio" de las propuestas de los contrarios al PSOE en la confección de los presupuestos
Aunque con su voto a favor y reconociendo el esfuerzo realizado en materia social en las cuentas que se llevaban a aprobación a pleno en el Ayuntamiento de Ponferrada, la portavoz de Podemos, uno de los grupos que forman parte del tripartito gobernante, Lorena González criticó que no fuera un presupuesto de consenso con la oposición.

Considera González que se ha mostrado “un absoluto desprecio por la oposición que no compartimos”. Asegura que no hubo tiempo para estudiar las cuentas –el borrador se presentó el día 12 y el 22 ya se llevaron a aprobación- ni hubo un debate sobre ellos. Eso denota, a su entender, “miedo a los acuerdos”, algo que no comparte “porque todos y todas representamos a la ciudadanía”. “Nos hubiera gustado mayor predisposición para llegar a acuerdos porque no se puede criticar el rodillo del PP y hacer lo mismo”, dijo. A futuro pide otra forma de hacer las cosas dentro del tripartito del que forma parte, “más dados al debate y logrando el mayor consenso posible”.

“El grado de cumplimiento del pacto no es el que esperábamos”, dijo González, aunque anunciaba, al tiempo, su apoyo a los presupuestos “pero no son las cuentas que nuestro grupo hubiera elaborado”. En ese sentido, apuntó que sus miras estarían en redoblar esfuerzos en protección social. “Deberían haber sido unas cuentas más valientes y más sociales”. González justificó esa necesidad en que se triplicó el volumen de personas con necesidades atendidas. Si en 2019 fueron 20 los menores en situación de vulnerabilidad, en 2020 esa cifra pasó a 184. Además, augura una caída potente en la vulnerabilidad en 2021.

Del lado positivo, destaca la creación de un departamento de innovación y de los planes de rehabilitación para la montaña de carbón que se incluyen en el presupuesto. Aplaudió que se municipalice el servicio de parques y jardines y sobre todo que las escuelas de educación públicas y sus comedores sean gratuitas para todas las familias ponferradinas que no tengan ingresos al menos equivalentes al salario mínimo interprofesional. “Es un paso de gigante en protección social”, dijo. Además se prevén las medidas de excepciones y reducción de tasas para los autónomos y empresarios afectados por la pandemia, algo que también valoró positivamente.

González también reprochó a la oposición que no han cumplido con la responsabilidad moral de llevar su propuesta a las cuentas a debate “han hecho cero propuestas”, dijo.

Los presupuestos superan los 62 millones, al sumar la cuantía del Patronato de Turismo, del Imfe, mientras estuvo activo y de Pongesur, con 2,2 millones en este caso. Eso hace que las cuentas, con un global de 64,6 millones, cuenten con un superávit de unos 25.000 euros, gracias precisamente a la aportación de Pongesur, empresa gestora del suelo liquidada.

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, leyó la memoria del presupuesto, que se aprobó con los votos a favor del tripartito y el Partido Regionalista del Bierzo,  asegurando que con él se establece un control del gasto público y aporta eficiencia “sin renunciar a un aumento en gasto social e inversiones”. En ingresos reconoce que aparece un préstamo de 3 millones por 11 años para financiar el anexo de inversiones y transferencia de capital. Reconoce que es una necesidad vital para responder a la pandemia.

El ahorro neto es de más de 4 millones y el capital vivo de más de 25 millones (49,42% sobre los ingresos).
“Es un presupuesto consolidado que cumple el objetivo de deuda pública”, dijo Ramón. En él aparecen cuantías relevantes que van a liquidar problemas heredados: por un lado superar la situación de alegalidad del contrato de transporte urbano y por otro el contrato del servicio de la limpieza, a lo que se suma el aumento en el gasto de personal por la asunción del servicio de recaudación que es gestionado ahora por el Ayuntamiento. La oposición criticó la contratación de cuatro coordinadores, contra la que se ha opuesto el comité de empresa y que supone un gasto anual de 325.000 euros.

En el capítulo de gastos, Ramón reconoce que hay un notable incremento, algo que justifica en la protección social y reactivación económica por culpa de la pandemia. Las partidas sociales suben en 435.000 euros y hay nuevas medidas para aliviar a los autónomos y empresas.

Al igual que la concejala de Hacienda, Mabel Fernández, Ramón destacó la vena de modernidad en la que se incluye a Ponferrada, como “ciudad inteligente”, algo que toca a la inversión en nuevas tecnologías.

Fernández puntualizó la inclusión de un Programa de innovación Ponferrada City Lab, con colaboración público privada para sacar adelante proyectos novedosos no comerciales que satisfagan las necesidades de las ciudades inteligentes “nos posiciona a la vanguardia tecnológica y llega en el momento adecuado”, considera.

Fernández hizo hincapié también en que las inversiones alcanzan el 9% del presupuesto global “ningún presupuesto ha pasado de esa cifra”, dijo. Incluye un plan de asfaltado demandado por la ciudadanía, renovar las redes de fibrocemento, ayudas a los colectivos afectados por la crisis…En el capítulo de medio ambiente se crea un bosque urbano que asume los retos de defensa de medio ambiente y convierte las emisiones generadas en recursos, apostando por una economía circular. “Un proyecto de regeneración de un antiguo espacio minero para ponerlo en valor con nuevos usos vinculados a la sostenibilidad” con un presupuesto plurianual, anunció.

Reprochó a la oposición que no presentaran “propuestas de modernidad” pero volvió a solicitar el esfuerzo colectivo “para que salgamos adelante”.

Ramón reconoce que los recursos son escasos pero tienen en cuenta la participación ciudadana y la transparencia, algo en lo que no estuvo de acuerdo la oposición.

Desde el Partido Regionalista del Bierzo, Tarsicio Carballo lamentó que no se recogieran la mayor parte de sus propuestas pero sobre todo incidió de nuevo en la necesidad de controlar el censo, ya que considera que los vecinos no censados suponen una pérdida de ingresos de “entre 2 y 3 millones de euros”. También considera que no son unos presupuestos tan sociales como esperaba “a los comercios les va a afectar muy poco, algo más a los hosteleros”, reprochó.

El PRB votó a favor del presupuesto condicionado a que se aplicaran la mejoras que solicitaba y que fueron aceptadas. También del lado del sí se colocó Coalición por el Bierzo, satisfecho con la implicación presupuestaria en las mejoras de los pueblos.

“Con menos no se puede hacer más”, dijo el portavoz de CB, Iván Alonso, que aplaudió la reducción de la deuda en este mandato, que se inició con 41 millones y que ya está casi en la mitad de esa cifra. Todo ello dentro de un Plan de Ajuste y con las inversiones controladas por él. Por eso reconoce el esfuerzo presupuestario en asuntos sociales “para no dejar a nadie atrás”. La recaudación se queda en medio millón menos por las reducciones en tasas de licencias de apertura, de veladores, de basura... En el capítulo de inversiones asegura que son 5,4 millones con importancia al rural, incluyendo un plan de asfaltado y la eliminación de pozos negros. La puesta en valor del patrimonio rural se incluye en los presupuestos algo que estaba olvidado “nadie se preocupó de hacer esto”.
Sobre la rebaja de impuestos, asegura que con un Plan de Ajuste no se puede, pero abre las puertas a solicitar la rebaja del IBI cuando se desactive.

PP:  "Insuficientes en realismo e impulso de futuro"

“No son los presupuestos que necesita Ponferrada”, aseguró el portavoz del PP, Marco Morala que consideró que ni siquiera recogen la “receta” del PSOE de responder a la crisis con presupuestos expansivos. Considera Morala que los presupuestos no deberían haberse limitado a repetir la estructura de cuentas anteriores, por la vuelta que ha dado a todo la pandemia. Pero además se suma un gasto en personal contra el que asegura que se ha puesto incluso la parte sindical, por el desequilibrio que suponen nuevas plazas “para paliar necesidades que solo ustedes parecen detectar”. Son cuatro plazas de coordinadores que la concejala de Hacienda defendió en el momento actual en el que se están pidiendo proyectos europeos. Pero Morala considera que no es el momento “son un cuerpo de comisarios políticos” para el equipo de Gobierno, dijo.

“Tienen una enmienda a la totalidad de estos presupuestos en la calle. Entre lo que exigían en oposición y lo que dan en el gobierno”, dijo Morala.

Lamenta que el equipo de Gobierno esté instalado en la apatía y mientras conculquen derechos fundamentales como la sentencia para dotar a la oposición de personal.

“Son presupuestos insuficientes en realismo e impulso de futuro, pero sobre todo en solidaridad. Quieren imponer cargas insostenibles. Son injustos porque hacen recaer en los de siempre un esfuerzo insostenible”, resumió Morala.

Sobre todo reprocha que se diga que el PP no ha presentado propuestas, algo que achaca a la falta de coordinación en el equipo de Gobierno pero lo ha hecho con tres bases: reforzar gasto social, mejora de infraestructuras y animar a la economía local. Lamenta que nada de ello se ha recogido “porque lo único que quieren es mantener los 13 votos que les hacen seguir en el cargo y en el sueldo”, criticó con dureza.

Morala asegura que su grupo abrió las manos a acuerdos pero no se han conseguido con “desprecio a las propuestas que les hacemos llegar”.

Para conseguir su apoyo apunta que se debería poner sobre la mesa un análisis realista, capacidad de consenso y sensibilidad con las asociaciones. Recuerda que sí llegaron a un acuerdo para redactar el plan de recuperación del Covid, pero la situación es peor ahora “y unos presupuestos participativos requiere sentarse con los demás”. Pero considera que la tranquilidad que le da al tripartito tener los votos para sacar adelante esta “chapuza” no les obliga a abrirse a propuestas.

“El criterio adecuado para el reparto debería responder a las necesidades de los pueblos, pero han plasmado todo lo contrario”, dijo Morala que expresamente criticó la bajada en un 70% de la subvención a la Ponferradina. La concejala de Hacienda explicó que se ha pasado a un sistema de patrocinio en estudio, por lo que esa merma no es tal.

Morala criticó a Podemos que vote un presupuesto “que no comparte” y en el que se “resucitan” como “en una nueva temporada del walking dead” empresas como Pongesur o Imfe.

USE: “Son unos presupuestos de escasa altura”

El portavoz de Unidad Social de Electores, USE, Samuel Folgueral considera que en una situación extrema como la actual son “presupuestos cortos, de escasa altura”. Criticó al equipo de Gobierno por usar el “metalenguaje” para intentar explicar que son unas cuentas más sociales, inversoras y más generadoras de empleo “y no somos capaces de encontrar eso”. Lamenta que no se les solicitara propuestas hasta el final del recorrido y no se recogieron las transformadoras.

Considera que Pongesur “el muerto del que ustedes hablaban, ha resucitado” para conseguir la estabilidad presupuestaria con sus tres millones de euros.

Folgueral criticó la carga impositiva con la subida de tasas en cuestiones de primera necesidad, el agua y la nueva tasa de basuras. Y en inversiones, asegura que solo un millón de los 5,4 son propios pero además se pide un segundo préstamo de tres millones, con el que sube a cinco el pasivo, y se vuelve a la línea del endeudamiento a un año de salir de un Plan de Ajuste duro. Por eso Folgueral presentó sus dudas de que si esta deuda podría enviar de nuevo al municipio a un plan de ajuste.

Ciudadanos: “Falta sensibilidad”

Desde Ciudadanos, su portavoz, Ruth Morales lamentó la “falta de sensibilidad con los sectores afectados por la crisis” del equipo de Gobierno, que no aceptó las medidas fiscales que solicitaban como ayuda (rebaja del IBI al 50% a inmuebles destinados a negocios, descuento del 90% en las tasas de basura para hostelería y comercio local, rebaja del 100% de tasas de veladores, y moratoria de pago de impuestos para nuevas empresas). Pero sobre todo considera que “se debería eliminar el “tasazo” de la basura”.

Considera Morales que la solidaridad “no se manifiesta solo con ayudas asistenciales a las familias que lo necesitan, que también”, pero pide apoyos a quienes ahora tienen dificultades. Critica la postura del alcalde ante sus propuestas que “se ha mostrado inflexible, tal vez porque no ve rédito electoral” en ese colectivo, dijo. Critica el gasto en personal “difícilmente justificables”, porque en administración general se suman 4 puestos de funcionarios de coordinadores, lo que supondrá un montante de 325.000 euros al año para este personal, casi la mitad para ayudas a los más vulnerables.

Morales considera discutible la legalidad de estas plazas, que asegura que ha criticado el comité de empresa, porque ya existen cargos de coordinación “capacitados para realizar esas labores que quieren atribuir a esas nuevas plazas”. Para Cs eso quiere decir que “sobran cargos políticos” que gastan solo en proyectos que considera “cortinas de humo”, como la recuperación del espacio de la montaña de carbón. “Si sumamos los créditos, sobrecostes de servicios públicos y gasto de personal, en 2023 dejarán una herencia que la de 2014 parecerá una broma”, dijo Morales al equipo de Gobierno. Morales considera que son unos presupuestos sin imaginación, continuistas, con una deuda que crece con un nuevo préstamo al tiempo que se eleva el gasto en personal.

Ramón a la oposición: “No han estado a la altura”

Ramón cerró el debate asegurando que el presupuesto está gobernado por “pocos recursos y necesidades infinitas”, a lo que se suman las normas financieras “y el margen de maniobra es escaso”, aseguró. Pero sí reconoce que “hemos tenido la voluntad de consensuar estos presupuestos” y considera que USE, PP y Ciudadanos “no han estado a la altura”. Asegura que primero han decidido no apoyar las cuentas y después han buscado la justificación para no hacerlo. Pide a Cs y al PP que intercedan con la Junta “y sean exigentes porque tienen un músculo que nosotros no tenemos”.

En cuanto a las críticas de gasto de personal, se preguntó en voz alta si la oposición renunciaría a su propio personal de confianza que ha conseguido por sentencia judicial.

Ramón echó la vista atrás separándose de lo que considera que han sido las políticas del PP anteriores, en materia de personal, con un cuaderno azul que aseguró que se había dejado olvidado un exalcalde anterior, con 60 nombres, presuntamente protagonistas de "dedazos" y en cuanto a oposición, utilizando un medio de comunicación con el que se contribuía económicamente.
Volver arriba
Newsletter