Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Pili es la caña

CYLIR

Pilar García, subcampeona en el ‘VI Campeonato Nacional de Tiraje de Cerveza’,celebrado en Madrid. | ICAL Ampliar imagen Pilar García, subcampeona en el ‘VI Campeonato Nacional de Tiraje de Cerveza’,celebrado en Madrid. | ICAL
Ical | 06/05/2017 A A
Imprimir
Pili es la caña
Hostelería Una salmantina es subcampeona de tiraje de cerveza en el IV Campeonato de Nacional Estrella Galicia de España y campeona en el tercer certamen de Castilla y León
Pilar García Muñoz acude a trabajar cada día al 'Charlie Comedy Snack Bar' en la localidad salmantina de Béjar, que regenta junto a su marido David. Por cuestiones de la vida y de la crisis en el mundo de la construcción, esta pareja tuvo que replantearse la vida de otra manera. Ambos son delineantes y tenían su estudio en la localidad bejarana, que al principio lo compaginaron trabajando en un bar, pero “tras el bombazo”, cambiaron los planos por las cañas para dedicarse por completo a la hostelería. Y es que ¡hay que echarle arrojo a la vida para salir adelante! dice Pili, como cariñosamente es conocida entre los suyos.

Con el paso del tiempo y mucho esfuerzo, esta pareja tuvo la oportunidad de lanzarse al mercado y tener su propio establecimiento junto a uno de los parques más emblemáticos de Béjar, conocido por muchos como `La Merendera´. Con esa calma, serenidad y simpatía que le caracterizan, Pili comenzó a coger soltura en la barra, con las bandejas y también en la terraza. Asegura que nunca había servido en un comedor y comenta que “el primer día tuvimos 40 personas y había que salir adelante”. Pero con firmeza, asiente que “¡a mí no me amilana nadie!”.

Pilar es una mujer sencilla, que necesita pocas cosas para conformarse en esta vida, como ella dice. En el trabajo es “puntillosa” ya que le gusta hacer “las cosas bien”, porque asegura que “el éxito de un negocio está en hacerlo bien”.

Esta salmantina confiesa que nunca se había presentado a ningún concurso y la idea acudir al primer campeonato surgió el año pasado cuando viajó con sus compañeros a la Feria del Gourmet. Allí, “sin conocer nada del concurso nos encontramos con el certamen de Madrid” relata, y fue allí donde a su compañero Luis le picó la curiosidad. Al acercarse vieron que sólo podían participar los bares de la capital y en ese momento “se nos quedó la espinita de haber podido probar suerte”. Pero como este equipo no se rinde ante cualquier adversidad, buscaron las bases y comprobaron que era un concurso por comunidades, así que este año no se olvidaron y “decidimos apuntarnos”.

Probar suerte

Sin pensarlo mucho, Pilar se aventuró a enviar su solicitud y probar suerte. Sus más de diez años en el mundo de la hostelería y sus ganas de “demostrar que se puede tirar bien una caña”, le valieron para ser seleccionada y participar en el concurso regional, que se disputó en el hotel Doña Brígida de Salamanca y en el que participaron un total de 20 aspirantes procedentes de las nueve provincias de la Comunidad.

En este campeonato tuvo que demostrar su habilidad en el tiraje de cerveza, además de responder a varias preguntas de teoría sobre las cervezas que se servían, las materias primas, las maltas, grado de amargor, color, o graduación alcohólica. Pilar García señala que en esa ocasión “fue llegar y competir, sin saber muy bien a lo que me enfrentaba”. Aunque dice que iba con nervios, con su valentía y buen trabajo, demostró ser la mejor tiradora de cerveza de Castilla y León. Un primer premio que llegaba “por sorpresa, porque no me lo creía”, pero muy satisfecha como afirma a pesar de ser "muy complicado ya que había mucho nivel”. La clave para la victoria como explica Pilar, estuvo “en la tirada de cañas", donde ella ha demostrado ser "especialista”.


Rumbo a la gran final

El afán de superación de esta salmantina le hizo prepararse con ilusión para acudir al IV Campeonato Nacional Estrella Galicia que se celebró en el XXXI Salón de Gourmets de Madrid. Un reñido certamen con los 20 mejores tiradores de cerveza de todas las comunidades.

Pilar relata con una sonrisa cómo fue ese momento y cuenta que en el concurso “había que demostrar la habilidad en el tiraje de cerveza en dos rondas y una fase final”.

Durante la primera parte fueron tres cañas en un minuto y 30 segundos, mientras que en la segunda ronda fueron tres botellas de diferentes tipos, en ese tiempo también. Una vez terminadas estas partes, se hizo el cómputo general y si conseguía pasar a la final entre los cinco mejores, “había que hacer una ronda de dos cañas y una botella, servidas en mesa delante del jurado en tan sólo dos minutos”. Además de estas demostraciones prácticas, tuvo que responder a varias preguntas teóricas, esta vez como dice Pilar, “había más fichas y más cuestiones como las levaduras, el proceso de elaboración o los lúpulos”, entre otra información. Asimismo, “había que explicar cómo ejecutabas el servicio de caña o botella”. Así parece sencillo, pero Pilar dice que en esta ocasión “los nervios me traicionaron un poco”. A pesar de ello, sonriente afirma que “fue una experiencia muy divertida”.

Cuenta que “por causalidad”, en la cena previa al concurso celebrada en la capital madrileña, coincidió en la mesa, con el que sería su rival más fuerte, el asturiano Martín Galán, que se alzó como campeón nacional. El contacto con los compañeros y compartir esos momentos “de risas y complicidad con todos los participantes” hizo que el campeonato fuera “especial”. En ese sentido remarca que hubo mucho compañerismo y entre todos se animaban al ir superando las fases.

El secreto de una cerveza “bien tirada”

Para Pilar García, el secreto de este éxito está en “seguir la teoría y poner mucho empeño en los parámetros que se deben cumplir”. Y es que el proceso para tirar una buena cerveza no es para nada sencillo. Así, esta subcampeona explica los pasos para conseguir “tirar la mejor caña”.

Primero “hay que preparar la copa para aclararla y refrescarla” y crear así una película casi imperceptible de agua, que “hace que la cerveza resbale con suavidad”, como cuenta Pilar, y de este modo “que en el primer tiempo no cree espuma innecesaria”. Con la copa inclinada 45 grados, se abre el grifo “de golpe” y se hace un pequeño descarte de la primera espuma que sale, “esa que no vale”. Se mete la copa debajo y se va corrigiendo la inclinación “hasta que queda en vertical” y una vez llenadas tres cuartas partes de la copa, “se cierra de golpe el grifo” y se procede al segundo paso. Aquí se abre un cuarto de grifo y “se deja caer un hilo continuo de espuma cremosa hasta que se llena la copa”, y según explica esta experta salmantina, “tienen que quedar unos tres centímetros de giste”, como se denomina a esa espuma, “con una primera capa de espuma más gruesa”. La parte del medio “es una espuma más compacta” y como incide Pilar, debajo tiene que quedar una capa de nebulosa de carbónico “que es una especie de nublado que tiene quedar entre la cerveza y la espuma, que es lo que hace que no se oxide”.

Con estos pasos se conseguiría un “tiraje perfecto”, pero para nada fácil para los que no están acostumbrados. Entre risas, Pilar García reconoce que “parece fácil pero hay que practicar mucho y tirar unas cuantas para conseguirlo”. Además, hay que tener en cuenta el tipo de cerveza que se sirve, y es que “no es lo mismo servir una caña o servir una botellín, que no se suele hacer”.

Estos años de trabajo le han hecho darse cuenta que “hay que promover la cultura de la cerveza”, porque a su juicio, “quizá se está devaluando un poco, ya que parece que si no tienes dinero para copas, te queda la caña”, y ahora “se ha quedado como la bebida barata”. Ella recomienda “probar diferentes tipos y estilos” y sobre todo, disfrutarlo.

Una caña “bien tirada” cambia mucho visualmente y a la hora de probarla “el sabor cambia”, porque, como matiza esta campeona, una cerveza tirada sin tener en cuenta el proceso, “es más amarga, llena más porque tiene más gas y la espuma se va enseguida”.

“Sacar la espinita”

Más de diez años en el mundo de la hostelería, mucho empeño y dedicación, hicieron que Pilar García, la camarera del Charlie Comedy Snack Bar de Béjar, se alzara con los títulos de campeona en Castilla y León y subcampeona de España de tiraje de cerveza. Ambos galardones han supuesto para ella “una alegría enorme”, porque como afirma, “cuando ves que tiras bien las cañas, pero eres campeona de Castilla y León y subcampeona de España, no te lo puedes creer”. Es una “gran satisfacción personal” porque el esfuerzo “ha merecido la pena”. A nivel profesional, Pilar dice que “todavía estoy en la nube”, pero “hace mucha ilusión que la gente venga al bar, te sonría, se pare y te pida una caña”.

Asegura que le gusta este mundo tras la barra y la terraza, porque a pesar de ser “un trabajo duro, llega a ser muchas veces reconfortante”. Para amabilidad y sencillez la que desprende ella, que confiesa que se quiere “quitar la espinita de subcampeona” y por eso, no duda en seguir practicando para volver a presentarse, cuando las bases del campeonato se lo permitan, y conseguir ese ansiado primer puesto. “Una vez que lo has rozado, quieres ir a por ello”. Así, repite su lema, ¡hay que echarle arrojo a la vida!

Por el momento se queda con su grifo, su gente y todos los que han reconocido su trabajo y que con mucho cariño siguen animando al otro lado de la barra, ¡dale caña, Pili!. Con el dinero de los premios, quizá le compre unas botas de fútbol nuevas a su hijo y lo celebre con sus amigos, y con el peso en cerveza recibido, seguirá practicando para ser un día “la mejor tiradora de cerveza de España”.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle